Curiosidades 22/08/2018 - 8:16 p.m. miércoles 22 de agosto de 2018

Reino Unido prohibirá venta de cachorros y gatitos en tiendas de mascotas

La medida se produce después de la prominente campaña de la Ley de Lucy que pide el fin inmediato de la venta de jóvenes mascotas por parte de terceros que las comercializan.

. / PIxabay
PIxabay

.

Xinhua
online@laestrella.com.pa

 Cachorros y gatitos ya no podrán ser vendidos en las tiendas de mascotas de Reino Unido como parte de un enérgico plan del gobierno británico para frenar el comercio de la cría ilegal de cachorros, informaron hoy medios británicos.

De acuerdo con la medida propuesta, quien compre o adopte una mascota de menos de seis meses de edad tendrá que tratar directamente con el criador o con el centro de rescate de animales.

La propuesta fue sometida a consulta y busca reducir los graves problemas de salud y de socialización que afectan a las mascotas que son mantenidas en malas condiciones por criadores con escrúpulos motivados por las ganancias que obtienen.

La medida se produce después de la prominente campaña de la Ley de Lucy que pide el fin inmediato de la venta de jóvenes mascotas por parte de terceros que las comercializan.

Lucy fue rescatada en 2013 a los cinco años de edad de un criadero de cachorros en Gales. Lucy tenía serios problemas de salud, incluyendo la columna curvada, como resultado de haber vivido en una jaula estrecha y también tenía epilepsia. Murió en 2016.

El secretario británico de Medio Ambiente, Michael Gove, elogió la campaña y dijo que "prohibir la venta por parte de terceros asegurará que las tan amadas mascotas del país inicien bien su vida".

"La gente que menosprecia completamente el bienestar de las mascotas ya no podrá lucrar con este miserable comercio", dijo.

La primera ministra británica Theresa May prometió el año pasado tomar medidas enérgicas contra los crueles criaderos ilegales para poner fin a las horripilantes condiciones en las que viven los animales y también para librar a los animales jóvenes de problemas psicológicos y de salud.

La prohibición a la venta por parte de terceros se produce después de otras reformas dentro de la campaña del gobierno británico por reforzar el bienestar animal.

La petición que apoya la Ley de Lucy fue firmada por cerca de 150.000 personas y debatida en mayo en el Parlamento británico.

El 1 de octubre entrarán en vigor nuevas leyes que prohíben a vendedores autorizados comerciar con cachorros y gatitos de menos de ocho semanas de edad. 

comments powered by Disqus