Cultura 18/03/2019 - 12:03 a.m. lunes 18 de marzo de 2019

Volver al pasado de Clayton y entender el ahora

El Centro de Interpretación de Ciudad del Saber remarca, a través de una muestra, el significado histórico de la zona y su transformación


Anterior Siguiente

Ivette Leonardi
ivette.leonardi@laestrella.com.pa

Panamá es una ciudad que consume, una ciudad donde uno va de prisa. Todo el día gastando el tiempo en el auto, pegado a un celular que no para de sonar. Pero podemos escapar: aún tenemos lugares por los que caminar despacio y repasar nuestra historia. El Centro de Interpretación de Ciudad del Saber es uno de ellos. Un museo que, al adentrarnos en su sala, nos permite conocer cómo fue el lugar que sirvió de enclave de Washington en America Latina y el Caribe y cómo fue su proceso de transformación a un sitio de aprendizaje, cultura, investigación, deporte e innovación.

La residencia 173, que era la casa del comandante (el oficial de más alto rango), hoy es la pinacoteca que permite al espectador regresar al Fuerte Clayton y comprender la hoy Ciudad del Saber, a través de una exhibición permanente, inaugurada el año pasado. ‘Existen muy pocos lugares en el país que te cuenten esta historia dentro de lo que antes era la base militar, donde Estados Unidos operó en el siglo XX', describe Manuel Rivera, administrador del museo.

Prepara tu visita

PARA TENER EN CUENTA

Por ser un edificio pequeño, solo tiene capacidad para 30 personas a la vez.

La exhibición está planteada para un público mayor de 16 años.

El Centro cierra los martes y abre un sábado al mes, al que llaman ‘Sábados de puertas abiertas', porque ese día es gratuito.

Lunes, miércoles, jueves y viernes, abierto de 10:00 a.m. a 5:30 p.m.

Tarifas : 3$ general; 2$ tercera edad y estudiantes; $5 no residentes.

‘Al entrar al sitio, el visitante se topa en el medio con una sala y comedor de los domicilios originales de 1920, una recreación que permite evidenciar cómo sería una residencia zoneíta de la época. ‘No existían muchas fotografías cuando se realizó la investigación para replicar los interiores de la casa del comandante, pero nos orientamos por algunas imágenes del barrio Quarry Heights, ubicado en el Cerro Ancón', explica Rivera.

A la derecha del sitio ambientado, está la exhibición que cuenta con imágenes, videos, piezas antiguas, carteles y audioguías. ‘Aquí ofrecemos al público una narrativa panameña sobre el significado histórico de Clayton', destaca el responsable de la iniciativa.

La exposición hace énfasis en las distintas etapas de planificación y evolución arquitectónica del lugar. Por ello, el visitante arranca con ‘la historia de que un área crucial de nuestro pasado: el valle de Río Grande antes de su intervención, primero por el ferrocarril, luego el canal francés, y finalmente por el canal de Estados Unidos, hizo que muchos pueblos perdieran su comunidad, para dar paso a construir los primeros centros de defensa' , reseña Rivera.

Mientras el espectador observa, interpreta y lee sobre la construcción de la base militar, también se encuentra objetos históricos y videos que evidencian lo que fue Clayton y lo que dejó atrás.

‘Sensibilizar al visitante, tanto nacional como internacional, sobre el valor del patrimonio histórico, arquitectónico, urbanístico y paisajístico es uno de nuestros objetivos',

MANUEL RIVERA

ADMINISTRADOR DEL MUSEO

El último espacio de la muestra repasa el momento en que Estados Unidos entrega las bases, durante una ceremonia. Allí se entrega una llave simbólica a la Fundación Ciudad del Saber, una pieza que está expuesta en el lugar. ‘Lo que vemos hoy es un nuevo sitio de preparación humana', subraya.

El edificio, que fue rehabilitado por la Fundación Ciudad del Saber, con la asesoría del historiador de la arquitectura Eduardo Tejeira Davis, también acoge una biblioteca y salas multiculurales, donde se desarrollan charlas y talleres de diferentes temas actuales.

Para Rivera, el concepto de museo ‘va más allá de un lugar cerrado con objetos viejos y un papel que cuenta la historia bastante aburrida'; ese concepto ha cambiado bastante', apunta, ‘por ello invito a que descubran lo que tenemos aquí'.

El museo es pequeño, apenas unos 60 metros cuadrados que se recorre rápido y se ‘interpreta' lo suficiente. ‘Sensibilizar al visitante, tanto nacional como internacional, sobre el valor del patrimonio histórico, arquitectónico, urbanístico y paisajístico es uno de nuestros objetivos', indica.

comments powered by Disqus