Cultura 09/09/2018 - 12:01 a.m. domingo 9 de septiembre de 2018

Hay que tenerse una gran humildad

Priscilla Delgado ofrece sus opiniones sobre la Feria del Libro, la promoción de publicaciones de escritores nacionales y el panorama de la escena literaria en Panamá

  / Cedida
Cedida

Anterior Siguiente

Luis Pulido Ritter
luispulidoritter@gmx.net

Conocí a Priscilla Delgado, quien ha sido Presidenta fundadora de la Cámara Panameña del Libro y organizadora de las cuatro primeras Ferias del Libro en Panamá, hace ya un buen tiempo en un evento literario. Cada vez que retornaba de Alemania era un paso obligado pasar por su oficina para informarme del ambiente literario y cultural en el país. Entre un café y el teléfono sonando constantemente, la escuchaba con atención y he admirado siempre su energía y voluntad para mover cosas. Ella, que ha sido declarada mujer del año y ha sido Presidenta fundadora de la Fundación Leer con el cual se han creado bibliotecas en las cárceles, no termina de emprender cultura en el país desde el Instituto Nacional de Cultura (INAC). Al hacerle esta entrevista quiero manifestarle mi reconocimiento a esta gestora cultural que ha llevado libros de panameños a múltiples ferias del libro internacionalmente.

A PARTIR DE TU LARGA EXPERIENCIA COMO GESTORA CULTURAL, ¿CÓMO HAS VISTO LA FERIA DEL LIBRO ESTE AÑO?

En esta ocasión vi menos casas editoriales, menos libros, menos contenidos. Hay que hacer una reingeniería en la Feria y revisar los contenidos. Traer editoriales extranjeras es un aporte al evento. De nada sirve que sean las casas editoriales y distribuidores panameñas las que representen a los extranjeros. Editoriales de fuera significa mayor oferta y precios más bajos en los libros. Dejar de vender espacios a quien no vendan libros. Una feria de libros es eso, libros y contenidos tanto en el pabellón infantil como en la parte de venta y eventos culturales y educativos.

BAJO TU GESTIÓN COMO DIRECTORA DE LETRAS DEL INAC, ¿EN QUÉ HA MEJORADO EL DEPARTAMENTO QUE DIRIGES EN LOS ÚLTIMOS AÑOS?

‘Siento que los Premios Ricardo Miró siguen siendo un tema pendiente en la lectura de los panameños, no solo estudiantes sino profesores que los incluyan en sus materias como material complementario
 

No es un Departamento. Es La Dirección Nacional de Publicaciones que llevo como directora desde que me designó la nueva directora, Ing. Janelle Davidson. Se han emprendido varias tareas donde se me dio la oportunidad y el apoyo para gestionarlas. Ejemplo: Cumplimos con todos los libros ganadores que tenían un atraso. Solo se le entregaban al escritor la cantidad estipulada en el premio en donde se establece una cantidad determinada como edición. Hicimos un convenio con el Tribunal Electoral y la Impresora del Tribunal nos ha sacado en un año 6 libros que eran una deuda establecida en la Ley. Además abrimos la primera librería en Panamá, de solo escritores nacionales. Un bello lugar dentro del Arco Chato, se llama ‘La casa del Escritor', es un espacio para que los escritores nacionales puedan expresarse y vender sus obras. El Programa de Formación de Escritores (PROFE) ha sido otro gran acierto porque estamos preparando mejor a los escritores para que escriban mejores ensayos, novela, cuento, dramaturgia y poesía. Este programa es todo un éxito y ya nos salió el premio Miró de Teatro de estos talleres, además en novela se escribió y se presentó en la Feria la primera antología de egresados de Novela.

¿QUÉ MÁS SE PODRÍA HACER PARA PROMOVER LAS LECTURA DE AUTORES NACIONALES? ¿INSERTAR CADA PREMIO MIRÓ EN LAS ESCUELAS SECUNDARIAS COMO LECTURAS OBLIGATORIAS? ¿QUÉ PODRÍA IMPEDIRLO?

Estamos en vías de revisar la posibilidad de llevar los libros a plataformas digitales. El año pasado no se pudo hacer por temas presupuestarios. En cuanto a llevar los libros a las Escuelas como texto complementario ha sido presentado ya al MEDUCA, pero hasta la fecha ha sido en vano. Yo siento que los Premios Ricardo Miró siguen siendo un tema pendiente en la lectura de los panameños, no solo estudiantes sino profesores que los incluyan en sus materias como material complementario.

¿CÓMO OBSERVAS LA ESCENA LITERARIA EN PANAMÁ?

Bastante gris, aunque se trabaja mucho en la escritura y cada año salen nuevos escritores, nos faltan trabajos con más peso que puedan ser competitivos en otros mercados. No es escribir un libro, es escribir una buena obra que hace una gran diferencia. Además, falta quien arriesgue por los escritores con la figura de distribuidores para que nuestras letras estén en mercados internacionales. Pocos conocen nuestras letras porque no son promovidas por quienes pudieran hacerlo. Cada escritor o pequeña editorial hace las veces de editor-escritor y así es muy difícil. Otro tema es el ego de los escritores. El hecho de escribir un libro no te hace escritor, hay que tener una gran humildad para saberse escritor. Para mí, ser escritor es ser vendido y leído de manera voluntaria, que la gente busque mis libros, que se comenten las obras porque son buenas, que se promuevan solas.

Es difícil articular un gremio de escritores. Ya hay varios gremios que evidencian no tener nada en común cuando la literatura es una sola. Este tema fue abordado desde que fui presidenta de la Cámara Panameña del Libro y jamás se pudo conciliar. Por este camino de fisuras y egos dentro de los escritores, Panamá nunca llegará a tener su letras en sitios en donde deberían estar muchos.

¿QUÉ LIBROS HA LEÍDO PRISCILLA DELGADO QUE LE HAN MOVIDO EL PISO?

El arte de la guerra sería el primero de Sun Tzu, La llama Doble Octavio Paz, Cien Años de Soledad de Gabo, La divina Comedia de Dante y La Guerra y la Paz de Leon Tolstoi. Cada uno tiene un momento para ser releído.

comments powered by Disqus