Cultura 12/07/2019 - 12:00 a.m. viernes 12 de julio de 2019

Sucre, la otra capital boliviana

Visite esta ciudad cuyos edificios coloniales —siglos XVIII y XIX— están pintados de blanco. La mejor forma de recorrerla es sin mapas y atento para atisbar las huellas que remontan al pasado

  /

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

Ursula Kiener Ford
ursula@panamatravelgroup.com

Bolivia es un país con dos capitales: La Paz, ubicada a 3,640 metros de altura; y Sucre, a 2,790 metros.

En la actualidad, existen cuatro formas de nombrar a esta ciudad colonial: Sucre, La Plata, Charcas y Ciudad Blanca.

Historia de dos capitales

El 30 de noviembre de 1538 fue fundada la Ciudad de la Plata de la Nueva Toledo, nombre original con el que fue fundada Sucre. En 1609 se estableció la archidiócesis, que sigue siendo la sede de la Iglesia Católica Romana en Bolivia.

En 1809, el movimiento de independencia de Bolivia tocó la campana de la Basílica de San Francisco hasta que se quebró. Aún se conserva en sitio. A pesar de que fue la primera colonia en dar su ‘Grito de Independencia', fue la última en conseguirla en 1825. Este lugar, que fue proclamado como capital provisional de Alto Perú, cambió su nombre a Bolivia en honor al libertador, Simón Bolívar. En 1839, el presidente de Bolivia la declaró oficialmente la capital, cambiándola a Sucre en honor del líder revolucionario, Antonio José de Sucre.

Después de que Potosí, una ciudad minera famosa por sus minas de plata, atravesó por un bajón económico, se tomó la decisión de mudar la capital a La Paz en 1898. Esto desató una guerra civil en Bolivia. Uno de los compromisos para restaurar la paz fue establecer dos capitales: La Paz, capital legislativa y administrativa; y Sucre, la capital constitucional y hogar de la Corte Suprema. Desde 1991 es reconocida como parte del Patrimonio de la Humanidad.

Sucre y las plazas

Desde La Recoleta se puede apreciar la mejor vista panorámica de Sucre. Al otro lado de la plaza se encuentra el Monasterio de La Recoleta, que fue fundada por los Franciscanos en 1601 y ahora es un museo. Además hay varias tiendas y puestos que venden souvenirs. En las tardes la plaza se llena de vida y es común ver niños jugando o músicos tocando.

Mi lugar favorito en Sucre es el mercado central. Es un sitio sumamente económico donde puedes conseguir flores, frutas, vegetales, carnes, panes y demás.

En la parte de arriba venden comida, pero no teníamos hambre y desconfiábamos de la higiene, así que decidimos no probar nuestra suerte. Lo que sí compramos fue frutas: durazno, uchuva, fresas y cerezas.

El corazón de Sucre es la Plaza 25 de Mayo, ya que se encuentra en el centro de la ciudad y alberga dos de los edificios más importantes: la Catedral Metropolitana y la Casa de la Libertad. En el centro de la plaza hay una estatua de Antonio José de Sucre que liberó el país y fue su primer presidente.

La plaza está limpia y es un lugar ideal para pasar el rato. Vas a ver bastantes personas mendigando, incluso niños que hacen obras de arte con tiza a cambio de propinas.

Huellas de la historia

Sucre es una ciudad llena de museos. Uno de ellos es el Museo Histórico Militar de la Nación, que reúne una colección de reliquias militares de Bolivia, incluyendo uniformes, armas, maquetas e, incluso, un avión.

PLANEA TU VIAJE

¿Dónde quedarse? El Hotel de Su Merced, en Sucre. Posee 23 habitaciones con estilo propio en una casa familiar del siglo XVIII.

Ha pasado por cinco generaciones y han mantenido todas las antigüedades de la era.

En la parte superior hay una terraza donde podrás apreciar una vista panorámica de la ciudad. El hospedaje incluye un delicioso desayuno bufet con productos naturales.

Otros museos que puedes visitar en la Plaza 25 de Mayo son: Casa de la Libertad, donde se encuentra la declaración de independencia y el Museo Eclesiástico, en la Catedral Metropolitana, que contiene esculturas religiosas, pinturas y artefactos. Si te interesan las artes puedes visitar el Museo Nacional de Etnografía y Folklore, Museo de Arte Indígena (ASUR), Museo Gutiérrez y Museo de las Mascaras.

Asimismo, Sucre posee una de las colecciones más grandes de huellas de dinosaurios. El acantilado Cal Orck'o se encuentra a cinco kilómetros de la ciudad. Lo que solía ser una cementera se ha convertido en una atracción turística, con más de cinco mil huellas de dinosaurios que vivieron hace 68 millones de años durante la etapa del Alto Maastrichtiano del Cretácico Tardío de la Era Mesozoica. Estos dinosaurios venían desde la vecina Argentina a la ciudad de Sucre.

Este parque está en proceso de convertirse un sitio de Patrimonio de la Humanidad de Unesco. Además de las huellas, alberga esculturas en tamaño real de los dinosaurios. Las mejores horas para las visitas son del medio día a las 2:00 p.m.

comments powered by Disqus