Cultura 10/09/2018 - 12:00 a.m. lunes 10 de septiembre de 2018

Retazos de la cultura mochica en Panamá

Más de treinta réplicas de joyas, que forman parte de los más importantes hallazgos arqueológicos en las Américas, llegan a Panamá a transmitir el misterio y esplendor del antiguo Perú

  /

Anterior Siguiente

Juan España
jespana@laestrella.com.pa

Dos años después de su más reciente visita a nuestro país, el director del Museo Tumbas Reales de Sipán (Perú), y reconocido arqueólogo peruano, Walter Alvase, retorna a Panamá con el fin de presentar la exposición ‘Sipán: Misterio y Esplendor', que muestra retazos de la cultura preincaica de los mochica, una civilización que prosperó en el norte del Perú antes del ascenso del Imperio Inca y de la llegada de los españoles.

Alvase cuenta a La Estrella de Panamá que en la exposición se mostrarán 38 réplicas de las joyas originales descubiertas en las excavaciones de Sipán.

El objetivo de dicha exposición, explica el experto, será presentar estos retazos de la cultura mochica, ‘en un contexto de espacio público y accesible para la mayor cantidad de panameños y visitantes que llegan a esta tierra'.

De esta forma, la muestra será presentada inicialmente en el aeropuerto de Tocumen y luego trasladada a un centro comercial a finales de año o principios del 2019.

‘Queremos mostrar el esplendor, misterio y alto grado de desarrollo del antiguo Perú para que nos conozca el pueblo de Panamá', señala Alvase.

La muestra podría permanecer entre dos o tres meses en el Istmo y estará acompañada de elementos anexos, entre los cuales habrían eventos gastronómicos, folclore peruano, conferencias e información sobre el norte de Perú.

Alvase resalta a su vez que la exposición también tiene como misión animar a que los panameños visiten la ciudad de Chiclayo, en donde se encuentra el museo que él dirige.

‘El vuelo entre Panamá y Chiclayo son solo dos o tres horas', señala el reconocido arqueólogo que espera que tanto panameños como turistas que llegen a Panamá eventualmente se animen a visitar su ciudad.

A su vez, la exposición también se enmarca en la apertura de vuelos directos entre ambas ciudades hecha por la aerolínea COPA, que junto a la embajada de Perú, es patrocinadora de la exposición de las joyas de Sipán.

LA CULTURA MOCHICA

El descubrimiento de la tumba del Señor de Sipán y otras tumbas reales están ‘entre los grandes descubrimientos arqueológicos del siglo XX, en el nivel de Tutancamon', explica el experto.

Se trata, según detalla Alvase, de una cultura típica del desierto, los cuales generaron una tecnología hidráulica avanzada que les permitió desviar el agua de los ríos que bajaban de las montañas hacia los terrenos secos, y fue gracias a esta innovación que pudieron desarrollar la agricultura.

‘Fueron los vencedores del desierto', los cuales también se desarrollaron en el trabajo de los metales y generaron un arte considerado ‘clásico' en dicha región.

‘La metalurgia fue desarrollada para hacer artefactos, armas, herramientas y ornamentos, mientras que el oro fue trabajado como metal noble para fabricar atuendos, emblemas de rango y de mando', señala Alvanes.

Mas no solo dependieron de la agricultura para su sustento, practicaron la pesca, gracias a unas embarcaciones pequeñas que utilizaban para navegar en el Pacífico.

‘Construyeron edificaciones majestuosas, como pirámides construidas con ladrillo de adobe', agrega.

Y fue gracias a los hallazgos realizados en Sipán que Alvanes y su equipo pudieron interpretar el modo de vida que llevaron a cabo los miembros de la cultura mochica.

En cuanto a su estructura política fue una sociedad ‘altamente jerarquizada', modelo que eventualmente se tornaría insostenible. De acuerdo al arqueólogo peruano, fueron los ‘efectos catastróficos del fenómeno del Niño' lo que finalmente terminaron decimando a esta cultura.

Esto destruyó ‘toda su base productiva' y marcó ‘la caída de la estructura social y política' de los mochicas. A pesar de ello, ‘la gente no se fue, más bien se generan otros modos de organización política', dice Alvase.

Alvase, considerado ya como un gran maestro en su país, explica que desde niño le fascinó la historia y cultura del norte de Perú, región de la cual él viene.

El reconocido arqueólogo cuenta a ‘La Decana' que se siente a su vez ‘privilegiado' de haber realizado el descubrimiento de Sipán, el cual ‘ha marcado un hito para la arqueología peruana y latinoamericana', algo que ha sido reconocido tanto dentro como fuera del Perú.

comments powered by Disqus