Cultura 25/11/2018 - 12:01 a.m. domingo 25 de noviembre de 2018

Realidades simples con un entorno invisible

Fundación Casa Santa Ana presenta su primer proyecto editorial: un libro dedicado a la fotógrafa panameña Sandra Eleta y que presenta un recorrido por su vida y obra artística

Siembra , de la serie: Las campesinas , c. 1976. / Cedidas
Cedidas

Siembra , de la serie: Las campesinas , c. 1976.

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

Esther M. Arjona
earjona@laestrella.com.pa

Durante un fin de semana en Portobelo, la historiadora de arte Mónica Kupfer y la fotógrafa Sandra Eleta conversaron sobre la idea hacer un libro. Con ellas estabam Rose Marie Cromwell, asistente de cuarto oscuro de Eleta y encargada de su archivo fotográfico, y Paula Kupfer, sobrina de Mónica, quien trabajó por años como editora en la revista de fotografía contemporánea Aperture en Nueva York.

‘Lo de soñar era gratis… en ese momento no contábamos con una institución que apoyara la publicación', recuerda.

Como historiadora del arte y como panameña interesada en nuestra cultura, Kupfer conocía la obra de Sandra Eleta desde hace tiempo.

SANDRA ELETA

PERFIL

Es la fotógrafa panameña más reconocida internacionalmente.

Estudió historia del arte y fotografía en Finch College, the International Center of Photography y the New School for Social Research en Nueva York. A principios de los años setenta, Eleta fue profesora de fotografía en la Universidad de Costa Rica y durante la década de los ochenta trabajó para la agencia Archive Picture Agency. Eleta ha pasado gran parte de su vida en Portobelo, un pueblo en el caribe panameño, retratando a sus habitantes como parte de su más extensa y conocida serie fotográfica. Sus obras han sido exhibidas ampliamente en Panamá y el exterior, incluyendo en el Brooklyn Museum y Studio Museum de Harlem, Nueva York; El Hammer Museum, Los Ángeles; Pérez Art Museum, Miami; Colección Jumex y Centro de la imagen, Ciudad de México; Centre Georges Pompidou, París; Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, San José. Sus obras forman parte de importantes colecciones privadas y también públicas, tales como el Centre Georges Pompidou, Paris; el Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires; el Centro de la Imagen, Ciudad de México y el Museo de Arte Contemporáneo, Panamá.

‘Siempre pensé que me encantaría poder escribir un libro sobre ella',

Ese sueño se empezaría a concretar unos meses depués de ese encuentro, en agosto de 2016 cuando recibió una llamada de Johnny Roux, presidente de la Fundación Casa Santa Ana.

‘Me preguntó si me interesaría escribir el ensayo principal una publicación sobre Sandra Eleta, que sería el primer proyecto editorial de esta fundación sin fines de lucro', detalla.

La Fundación Casa Santa Ana proponía rescatar la historia de la fotógrafa panameña para compartirla con el mundo a través de un libro que sería distribuido tanto en Panamá como en el exterior.

Para ello, se aliaron con Editorial RM, una de las editoriales de libros de arte más prestigiosas de América Latina, centrada principalmente en fotografía y arte contemporáneo.

El proyecto y el equipo para crear este libro se consolidó bajo la coordinación de Carolina Hausmann, directora de la Fundación Casa Santa Ana.

Kupfer observaba cómo las piezas de un rompecabezas esparcido en su mente, por años, iban ocupando su lugar. Alo largo de su carrera la especialista había escrito sobre el trabajo de Eleta en artículos y textos de catálogos. También había reseñado algunas de sus exposiciones, incluyendo su gran muestra retrospectiva de 2010 curada por Carmen Alemán en el Museo de Arte Contemporáneo.

Como curadora, Kupfer ha seleccionado fotografías de Sandra para exposiciones locales e internacionales como, por ejemplo, Trazos perceptivos: Mujeres artistas de Panamá, una muestra que produje para el Centro Cultural del Banco Interamericano de Desarrollo en Washington, D.C. en 2013.

‘El hecho de conocer el trabajo de Sandra Eleta desde antes me dio una base desde la cual despegar para investigar y escribir el ensayo sobre su vida y obra para el libro de Casa Santa Ana, pero nada se compara con la información que recopilé en estos últimos años leyendo todo el material bibliográfico que pude encontrar y a través de múltiples entrevistas con ella y la gente que la ha rodeado', asegura.

La investigación y redacción le tómó aproximadamente año y medio. ‘Puse en orden el archivo histórico de Sandra y me leí todo lo que se había publicado sobre ella a través de los años. Además, pasé muchas horas con ella, revolviendo su historia y escuchando sus recuerdos', comenta Kupfer admite que fue complicado poner toda la información en orden cronológico, porque las fechas nunca han sido importantes para la fotógrafa, cosa que para una historiadora en el proceso de hacer un recuento biográfico y creativo de una artista son esenciales.

EL LIBRO

Para Kupfer, Sandra Eleta, el entorno invisible es el producto de un excepcional trabajo en equipo. ‘Aunque cada persona tenía sus responsabilidades en el proyecto, hubo mucha colaboración en la búsqueda de imágenes, en el proceso de la selección de fotografías, y en la edición y corrección de los textos. Hubo muchos valiosos colaboradores.', reitera.

‘LOS TEMAS QUE SANDRA ELETA HA FOTOGRAFIADO REVELAN MUCHO SOBRE LA MUJER DETRÁS DEL LENTE. SUS OBRAS TIENDEN A SER DE PERSONAS COMUNES EN CUYAS VIDAS DIFÍCILES ELLA DESCUBRE TANTO ALEGRÍA COMO HEROÍSMO'

MÓNICA KUPFER

HISTORIADORA DE ARTE

El libro cuenta con textos introductorios de la gran fotógrafa mexicana Graciela Iturbide y del experto en fotografía Fred Ritchin, director emérito del International Center for Photography. ‘Al proyecto contribuyeron el meticuloso Shimpei Shirafuji, quien retocó las fotografías; Ery Martínez, la mano derecha de Sandra Eleta; y Juan Rivera, quien nos ayudó a visualizar el libro desde el principio. Sobre todo, tengo que destacar el entusiasmo y dedicación de Johnny Roux y Carolina Hausmann de Casa Santa Ana a lo largo de todo el proceso. Ellos querían un producto de gran calidad y trabajaron para lograrlo', afirma.

Para Fundación Santa Ana, el proyecto debía tener igual importancia en los ámbitos global y local. Por ello, apostaron con Editorial RM, no solo a hacer la mejor publicación posible, sino que tuviese también la mejor distribución posible.

El libro tuvo su lanzamiento internacional en la prestigiosa feria de fotografía Paris Photo, en París, Francia, y estará a la venta en tiendas de museos y librerías de Latinoamérica, EE.UU. y Europa. En Panamá estará disponible, a través de Casa Santa Ana, Hombre de la Mancha, Casa Miscellany, Porto Fino, Kromya y La Esquina.

LA FOTOGRAFÍA DE SANDRA ELETA

Para la historiadora y curadora, en general, ‘la obra de Sandra Eleta solo se conoce de manera parcial'. Su serie de Portobelo es la que más fama ha adquirido ‘y sin duda se la merece', insiste.

Sin embargo, a través de los años Eleta también ha creado otros maravillosos ensayos fotográficos, como se podrá apreciar en este nuevo libro que incluye descripciones y reproducciones de 68 fotografías de ocho series, entre ellas: Los abuelos, Cuando los santos bajan (sobre santería en Cuba), Las campesinas, Emberás hijos del río, Solentiname, La servidumbre y Guna Yala. ‘Esta última es de fotografías nunca antes publicadas, una serie de Sandra Eleta que permaneció desconocida hasta ahora', revela Kupfer, quien comparte algunas líneas que escribió en este libro, sobre la fotografía de Sandra Eleta:

‘Los temas que Sandra Eleta ha fotografiado revelan mucho sobre la mujer detrás del lente. Sus obras tienden a ser de personas comunes en cuyas vidas difíciles ella descubre tanto alegría como heroísmo. Sin ser abiertamente ideológica —aunque no desprovista de convicciones políticas— ni adoptar una actitud de documentalista antropológica, su obra registra vidas reales, a la vez que revela un punto de vista personal, un sentido de respeto y una compresión, a menudo intima, de otras personas'.

El fotógrafo Paolo Gasparini describe las fotos de Sandra Eleta y su Portobelo como ‘imágenes que rescatan el sentido de las cosas y se relacionan con una realidad en un proceso brujo. Son como una invasión en nuestra visión estereotipada, como encontrar otra realidad o agarrar el otro lado de la luna … una dignidad hallada o una ternura inventada. Una realidad tan simple y al mismo tiempo, allí mismo justo detrás de la puerta, ese entorno invisible que todavía tanto le preocupa en su búsqueda de lo esencial'. Es esta descripción la que le da nombre a la publicación.

Kupfer destaca que en su fotografía, Eleta siempre se ha concentrado en los seres humanos, con quienes tiene una conexión muy especial. ‘No ha fotografiado paisajes ni bodegones, ni eventos de actualidad, sino que siempre a personas en ambientes atemporales, con quienes ella logra una comunicación muy especial. Esa visión se reconoce en todo su trabajo, es su ‘ojo' muy especial'.

LA ARTISTA DE LA FOTOGRAFÍA

Mónica kupfer está convencida de que la mayoría de los panameños no saben que Sandra Eleta es una de las figuras importantes de la fotografía latinoamericana en el siglo veinte.

‘Es un hecho que reconocieron las directoras de la Editorial La Azotea en Buenos Aires, cuando en 1985 publicaron el libro titulado Sandra Eleta. Portobelo: fotografía en Panamá. Para entonces, Sandra había sido invitada a participar en el Primer Coloquio Latinoamericano de la Fotografía en México; el renombrado Festival de Fotografía en Arles, Francia; la Bienal de Venecia; además de una larga lista de exposiciones internacionales. En Panamá, no recibió el nivel de reconocimiento que obtuvo en el exterior', lamenta.

‘El trabajo de Sandra Eleta guarda relación con la obra de otras grandes mujeres quienes, con sus imágenes de campesinos, grupos indígenas y tradiciones populares han hecho un aporte importante tanto a la fotografía como a la historia cultural de América Latina', acota.

Kupfer destaca en este grupo a artistas como Graciela Iturbide de México, Claudia Gordillo de Nicaragua y Claudia Andújar de Brasil, por mencionar solo algunas, ‘Me alegro que con este nuevo libro, hemos rescatado la historia de la vida y obra de Sandra Eleta', concluye.

ACTIVIDADES RELACIONADAS

Como parte de la programación educativa alrededor del libro, Casa Santa Ana llevará a cabo el taller de fotografía: ¿Cómo capturar el entorno invisible? para jóvenes que participan en el Programa Enlaces en el barrio de Santa Ana. También se presentará una charla con la Dra. Mónica Kupfer y un conversatorio con la artista el lunes 26 de noviembre a las 7:00pm en el teatro Gladys Vidal, El Hatillo, Ave. Cuba. Además, la artista realizará una lectura de sus memorias de Portobelo y firmará ejemplares el día jueves 29 de noviembre a las 6:00pm en la librería El Hombre de la Mancha, San Francisco.

comments powered by Disqus