Cultura 15/04/2019 - 12:04 a.m. lunes 15 de abril de 2019

Portobelo: cultura, patrimonio, mar y selva

La histórica ciudad fue uno de los puertos más importantes de América durante la época colonial. Este 27 de abril se celebrará el décimo primer Festival de Congos y Diablos, designado como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco

En 2018 la Unesco nombró a la Cultura Congo como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. / Aris Martínez | La Estrella de Panamá
Aris Martínez | La Estrella de Panamá

En 2018 la Unesco nombró a la Cultura Congo como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

Hablar de Portobelo, fundada el 20 de marzo de 1597, en la provincia de Colón, es viajar al siglo XVI, época en la que el explorador español Cristóbal Colón pisó por primera vez esta tierra caribeña, durante su cuarto y último viaje a América (2 de noviembre de 1502), a bordo de la Santa María. Un lugar que años más tarde, los españoles utilizarían como asentamiento poblacional.

Portobelo fue uno de los puertos más importantes de la América colonial, ya que acogió el tránsito de la mayoría de los barcos que iban cargados de riquezas desde América del Sur hacia España. Sin embargo, gracias al desarrollo socioeconómico y cultural el distrito de Portobelo —con más de 9,183 habitantes— sigue siendo un lugar de gran importancia para el país. Hoy es uno de los destinos turísticos más visitados de la provincia de Colón, puesto que guarda la historia de ataques de piratas y corsarios, de tesoros y de negros esclavos que dejaron como herencia una rica y variada gastronomía y la esencia de la cultura colonense —el baile congo— en el que se recuerda la llegada de los negros provenientes del continente africano y de las Antillas.

SITIOS DE INTERÉS

Quienes visiten esta localidad rodeada de mar y selva, pueden tener la plena seguridad de que se encontrarán con su historia, cultura y patrimonio.

FESTIVAL CONGO

Este 27 de abril, la ciudad caribeña celebra el décimo primer Festival de Congos y Diablos 2019, un colorido espectáculo en el que agrupaciones de congos, diablos, músicos y cantalantes procedentes de toda la provincia de Colón y otras regiones del país, presentan al público sus mejores habilidades con sus vestuarios, máscaras, danzas y cantos. Esta actividad bienal se realizará bajo el lema ‘Cultura Congo: Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad', designación hecha por la Unesco el año pasado.

Si la visita es solo de un día, la ruta se inicia con una parada en la Iglesia San Felipe de Portobelo, famosa porque en el mes de octubre se celebra la veneración a su patrono, el Cristo Negro. Una actividad a la que asisten anualmente unas 150 mil personas que buscan arraigar su fe.

No muy distante está el edificio La Aduana (restaurado), construido entre 1630 y 1634, que fue utilizado como almacén, oficina fiscal, depósito de las cajas reales, residencia del gobernador y de los oficiales reales. Luego es posible conocer edificaciones como el Fuerte de Santiago de la Gloria, el Fuerte San Jerónimo y el Fuerte San Fernando, donde podrá revivir las batallas y leyendas de la época.

Pero si lo que desea es trasladarse hasta alguna de las islas, la más recomendada es isla Grande. Para llegar, es necesario tomar una lancha, recorrido que para algunos es formidable porque se puede apreciar la vegetación y la playa de agua cristalina.

Pero los que deciden practicar kayak, snorkeling o buceo lo pueden hacer en cualquiera de las playas y lagunas vírgenes que hay en Portobelo. También pueden montar a caballo, visitar los manglares, hacer senderismo, disfrutar de ríos y cascadas. Para las giras es importante contactar a un operador turístico o la Autoridad de Turismo para verificar los costos.

VIDA NOCTURNA

En Portobelo también hay pequeños hoteles y hostales para quienes deseen quedarse por más de un día. Los sábados estilan celebrar la ‘noche de congo'. Durante esta actividad, los lugareños salen a las calles para mostrar sus fiestas e involucrar a los turistas con su cultura. La música y los movimientos provienen de una mezcla de rasgos de la cultura indígena con la negra.

Sin duda, Portobelo, poblado al que el explorador español bautizó como ‘Porto Bello' por su ambiente natural, seguirá siendo uno de los destinos histórico-cultural y turísticos más importante de Panamá y de América Latina.

comments powered by Disqus