Cultura 15/04/2019 - 12:06 a.m. lunes 15 de abril de 2019

Octavio Arosemena Alvarado, los enigmas en un pentagrama panameño

Aristides Ureña ofrece a detalle una mirada interpretativa a la evolución y al discurso estético del artista panameño

  /

Anterior Siguiente

Aristides Ureña Ramos
periodistas@laestrella.com.pa

En un veranillo de marzo a finales de los sesenta, un niño corría entre las calles de Betania, preocupado por llegar tarde a sus clases de flauta travesera; las recomendaciones hechas por su madre acerca de la puntualidad, lo trasportaban con ansiosas premuras hasta el gran salón de Miraflores, donde el maestro Eduardo Esteban Charpentier Herrera, director de la Banda Republicana de Panamá, esperaba a sus alumnos para someterlos a intensivas clases.

Allí transcurrían largas horas de prácticas musicales, agotadores momentos donde la disciplina didáctica modelaba el carácter de esta manceba criatura; donde la rítmica, el tiempo de los diferentes rigores, la armonía de los acordes, la simbología de las notas musicales, eran un mundo real posible de abordar.

Esta criatura provenía de una ilustre familia panameña, bajo la culta educación materna (hermana de Elsie Alvarado de Ricord) y un technical drawer que trabajaba en la base militar de Howard en la antigua Zona Canalera.

El culto mundo musical, de lo mejor que existía y se producía en Panamá, esculpió en exquisita manera la mente de unos de los exponentes de las plásticas que, desde su rico historial personal, hoy se propone como uno de los más interesantes ejemplos del panorama artístico. Aquí pues, mi invitación para que me acompañen en esta sexta entrega, para que juntos conozcamos a Octavio Arosemena Alvarado y sus interesantes propuestas artísticas.

LO MÍSTICO, LO CLÁSICO

Todo lo referente a la música tiene referencias profundas. Octavio lleva dentro de sí sus certezas personales a esas condiciones. Ser conocedor de ese inmenso mundo permite espaciar en territorios sugestivos que construyen nuevos horizontes.

El joven artista asiste a la facultad de odontología de Panamá y cultiva el amor por la música clásica.

Apareciendo en su imaginario personal Beethoven, Bach, Chaikovski y sobre todo los modernos Kandinsky, Shastakóvich, Béla Bartók, Rajmáninov, que lo conducen a buscar nuevas experimentaciones en la práctica de la meditación profunda, muy cerca al yoga.

Octavio conduce por tres años (1989-1991) un programa musical en la radio llamado ‘Amor a las tres naranjas' benemérita ópera satírica de Serguéi Prokófiev. Como también inicia su colección personal de pequeños formatos de pintores panameños, guiada por la Galería Hoytt Calvo Arte - de Nancy Calvo —escogiendo artistas como Esplá, Obaldía, Zachrisson, Viteri, Calvit, Adán Vásquez, que va enriqueciendo la inquietud por algo —dentro del ego—, que todavía no lograba florecer.

Octavio, ya odontólogo, deja el programa radial y entra en el periodo de consolidación de sus íntimos criterios.

La búsqueda en ese momento resulta determinante para su carrera. Las tertulias con Nancy Calvo, Carmen Alemán y amigos pintores, son presupuestos que le indicarán el difícil sendero del mundo artístico.

NACE UNA CHISPA

Al preguntarle a Octavio el por qué de todas esas inquietudes, él me responde con firmeza que es una persona ansiosa, y que por eso inició sus primeros bocetos artísticos, para calmar su situación.

Sus primeras obras toman forma en soportes de papel y coloridas acuarelas, con pequeños cuadrados, que se repiten obsesivamente al unísono; son momentos registrados fuera de un tiempo, donde Octavio se pierde realizando una lámina ilustrada tras otra.

Al ingenuo observador parecieran mantras repetitivos que se multiplican en distraídos juegos que más bien son un difícil recorrido interior que se interpone en el gran juego de la memoria, que dialoga con un ‘ser profundo' que busca nacer.

Ese parto difícil solo vio la luz en el momento en que encontró su justificación y está formado de un criterio propio, cerrando de esta manera el ciclo creativo.

El delirio artístico muchas veces se presentará disfrazado por ansiedades, confundiendo a los creadores; pero es el místico toque de la diosa del arte que abre el puente mágico al ‘aprendizaje autodidacta' para que, bajo su luminoso manto, los alumnos elegidos recorran el sabio sendero de la maestría plástica sin necesidad de guía académica alguna.

MÁS QUE UN PINCEL CREATIVO

Los signos geométricos se van colocando en sus telas, sumándose una a otras, tal vez recargadas de hipótesis descriptivas; su ejecución pictórica recuerda a la de la sabiduría de un pentagrama, donde las notas musicales son jeroglíficos, colocadas para reproducir diversidades rítmicas y sonoras al culto lector.

Nancy Calvo nota el potencial creativo de Octavio y le cura su primera exposición en la Galería Juan Manuel Cedeño del INAC (2000), dirigida por Cesáreo Young, con la primera presentación crítica de una brillante joven escritora y artista, Gladys Turner Bosso.

Son momentos efervescentes, albas llenas de luz, donde las incertidumbres poco a poco construyen certezas y en es ahí donde la presencia de su trabajo toma vigor.

Carmen Alemán también seguía los pasos de este artista y un año después, lo invitó a exponer en las salas de la Galería Arteconsult, presentando su muy recordada exposición ‘Símbolos y Signos' (2011).

OCTAVIO Y SUS ÍNTIMAS INTUICIONES

Acogido como un excelente experimentador, continuó su búsqueda hasta nuestro cercano presente, con trabajos que van abarcando mundos monocromáticos, con nuevas caligrafías, siluetas antropomorfas, con espirales repletos de jeroglíficos, manteniéndose siempre fiel a su discurso estético personal, hasta ponerlo en duda.

Aquel mundo que hemos narrado hasta aquí hoy se revisa para lograr ver ‘la intuitiva genialidad' de Octavio. Sus nuevos trabajos regresan a aquel juicioso niño de apurados pasos en Betania, que se sometía a rigurosas disciplinas para medir su fantasioso mundo —repleto de nuevos signos e inexplorados símbolos musicales— para tranquilizar en su madurez, sus nuevas ansiedades artísticas.

‘EL TALENTO NO DEBE SER ORIGINAL, EL GENIO DEBE SERLO'

Entre mis lecturas, la más doliente encontrada en mis 39 años de estadía en Europa fue la del libro Genios , de Harold Bloom, que aún llevo clavado en mi memoria.

Los importantes pasajes —de los cuales extraje la frase que aquí presento como subtítulo— son espinas para aquellos que pretenden incursionar en el mundo de las artes… porque dimensionan las presunciones y egos de los creadores, dándonos la posibilidad de comprender las genialidades que pasan frente a nuestros ojos.

Por eso, recurro a dar claridad en mis escritos, que somos un país de talentosos artistas, de escondidas genialidades que, estructurados en tres simples parámetros: metas claras, escasos medios y extraordinarios resultados, son captados e individuados por los demás.

Ellos surgen de cualquier condición social o emotiva, produciendo obras que quedarán siendo parte de nuestro patrimonio creativo y memoria culta de nuestro país.

LA TRAYECTORIA DE UN ARTISTA

Sus trabajos abarcan mundos monocromáticos, con nuevas caligrafías, siluetas antropomorfas, con espirales repletos de jeroglíficos, manteniéndose siempre fiel a su discurso estético.

Exposiciones individuales

2000 - ‘Estudios y Construcciones', Galería de Artes Visuales del INAC, Panamá. Curadoras Gladys Turner y Nancy Calvo.

2001 - ‘Textos‘, La Galería Arteconsult, Panamá. Curadora, Adrienne Samos.

2002 - ‘Ideas Vividas', MAC, Panamá. Curadora, Mónica Kupfer.

2003 - ‘Ver, Comer, Beber y Oler', Manolo Caracol, Panamá. Curadora, Carmen Alemán.

2006 - ‘Dictados, Momerías y Flores', La Galería Arteconsult, Panamá. Curadora, Carmen Alemán.

Laguna Beach, California, EE.UU.. Curadora, Carla Tesak.

2010 - ‘Espirales', La Galería Arteconsult, Panamá. Curadoras, Carmen Alemán y Adrienne Samos.

2011 - ‘Octavio Arosemena', Espacio Panamá, Panamá. Curadora, Carmen Alemán.

2013 - ‘Kissing a Panther‘, La Galería Arteconsult, Panamá. Curadoras, Carmen Alemán y Carolina Haussman.

2016 - ‘Desarticulando al Ego‘, La Galería Arteconsult, Panamá. Curadora, Carmen Alemán.

Exposiciones colectivas (selección)

2000 - XVII Concurso Nacional de Pintura 2000 del INAC, Panamá.

2001 - XVIII Concurso Nacional de Pintura 2001 del INAC, Panamá.

2002 - VI Bienal de Arte de Panamá, MAC, Panamá.

XIX Concurso Nacional de Pintura 2002 del INAC, Panamá, Mención de Honor.

2003 - XX Concurso Nacional de Pintura 2003 del INAC, Panamá, Mención de Honor.

Cien Años de Arte en Panamá', MAC, Panamá.

2004 - XXI Concurso Nacional de Pintura 2004 del INAC, Panamá, Primer Premio y Mención de Honor.

2005 - Arte Américas, Miami, Florida, EE.UU..

Subasta del MAC, Panamá

2006 - V Bienal de Artes Visuales del Istmo Centroamericano, Museo de Arte de El Salvador (Marte), El Salvador.

2007 - V Bienal de Artes Visuales del Istmo Centroamericano, Palacio de Correos, Guatemala.

Subasta Juannio, Museo Nacional de Arte Moderno Carlos Mérida, Guatemala.

Subasta del Museo de Arte de El Salvador (Sumarte), El Salvador.

III Concurso Nacional de Artes Plásticas ‘Roberto Lewis', Panamá. Tercer Premio y Mención de Honor.

2008 - Subasta del Museo de Arte de El Salvador (Sumarte), El Salvador.

Subasta del Museo de Arte Contemporáneo (MAC). Panamá.

Feria Internacional de Arte Bogota (ARTBO), Colombia.

2009 -‘Sol de Agua', Galería Allegro, Panamá.

Subasta del Museo de Arte de El Salvador (Sumarte), El Salvador.

‘Treinta por treinta', La Galería Arteconsult, Panamá.

2010 -‘Feria del arte' Museo de Arte Contemporáneo (MAC). Panamá.

‘Contrastes', Galería Allegro, Panamá.

8 countries/16 artists', Salt Fine Art, Laguna Beach, California, EE.UU..

2011 -‘00-10: Cuenta progresiva' Museo de Arte Contemporáneo (MAC). Panamá.

2012 - "Abstractos" Museo de Arte Contemporáneo (MAC). Panamá.

2013 - Subasta del Museo de Arte Contemporáneo (MAC). Panamá.

Subasta del Museo de Arte de El Salvador (Sumarte), El Salvador.

2014 - Subasta del Museo de Arte Contemporáneo (MAC). Panamá.

2018 - ‘Trueque', Museo de Arte Contemporáneo (MAC). Panamá. Curadora, Gladys Turner.

2018 - VI Bienal Internacional de Pintura de Guayaquil ‘Álvaro Noboa Portón'. Guayaquil, Ecuador, Segundo Premio.

comments powered by Disqus