Cultura 03/09/2018 - 12:00 a.m. lunes 3 de septiembre de 2018

La nocturnidad, el éxito de las ciudades

Con las urbes 24/7 se buscan crear espacios, sitios de oportunidad de carácter cultural y social. Surge así la figura de los alcaldes de la noche

  /

Anterior Siguiente

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

Al mencionar la palabra noche lo primero que se viene a la mente es rumba, bares, restaurantes, ruido o alcohol. Sin embargo, la noción de nocturnidad va más allá, porque podría verse como un espacio para generar más turismo, trabajo y economía para las ciudades, añade la estudiante de doctorado en Planificación Urbana Nocturna en la Universidad de Harvard, Andreina Seijas.

‘En América Latina, las ciudades las pensamos solamente para el día y nos olvidamos de que la mitad del día es la noche, y que la noche, al igual que el día, es un espacio que debe ser planificado, regulado y entendido para poder tener un uso más eficiente y más inclusivo. No asociemos noche con violencia e inseguridad; proyectemos esos espacios urbanos como sitios de oportunidad', puntualizó Seijas, durante su visita a Panamá en la pasada Feria del Libro, invitada por el Banco Interamericano de Desarrollo.

Resalta que desde hace 10 años decidió ‘recopilar una serie de experiencias positivas de la noche en América Latina, a fin de abrir el camino para que nuestras ciudades sean cada vez más 24 horas, así como lo son Londres en Inglaterra, Melbourne en Australia, Berlín en Alemania, París en Francia y Ámsterdam en Los Países Bajos, siendo ésta última la pionera en nombrar en 2014 a Mirik Milan como alcalde nocturno y quien ha ayudado a reducir los problemas del ruido y el desorden que la vida nocturna ofrece'.

IMPACTO POSITIVO DE LA NOCTURNIDAD

La tendencia de la nocturnidad ha tomado auge con el pasar de los años y actualmente en el mundo existen 45 hombres y mujeres que se desempeñan en el rol de alcalde, gerente o delegado nocturno ‘que en algunos casos son designados por la ciudad o por una asociación público privada, pero básicamente la función es la misma: ‘ser mediadores entre lo que pasa de noche para evitar conflictos y observar cuáles son las necesidades de los ciudadanos de la municipalidad y de los operadores nocturnos', acota la investigadora venezolana.

En América, Nueva York es la primera ciudad de Estados Unidos en crear la Oficina para la Vida Nocturna, la institución que se enfocará en resolver problemas como las condiciones de los trabajadores nocturnos, los efectos de las leyes de zonificación, el manejo del ruido y la basura, y, por qué no, el poder facilitarles las cosas a artistas y pequeños clubes nocturnos.

‘Me siento honrada de liderar la dirección de la primera Oficina de Vida Nocturna de la ciudad de Nueva York. Como nativa de Nueva York, ex propietaria de un club nocturno y miembro de la junta de la comunidad, entiendo lo que está en juego y los desafíos a futuro', dijo Ariel Palitz, quien se convirtió en marzo pasado como la primera alcaldesa nocturna de esa ciudad.

Pero si nos vamos a América Latina nos encontramos que la ciudad de Cali, en Colombia, fue la primera ciudad en nombrar un Gerente de la Noche en 2016. ‘Nuestra ciudad sufrió por cerca de veinte años lo que aquí en Colombia llamamos ley zanahoria, que es una política de restricción en los horarios nocturnos, sobre todo en los negocios donde venden licor', explicó Alejandro Vásquez Zawadsky, el primer alcalde nocturno de América Latina.

‘Luego le siguió Valparaíso en Chile, quien nombró en 2017 a Juan Carlos González como su primer Delegado Nocturno. ‘Y es que esta ciudad chilena es de suma importancia porque es un sitio de Patrimonio Mundial, ya que su puerto fue el más importante de América del Sur por muchos años hasta que abrió el Canal de Panamá', comentó Seijas, quien estará dictando la Primera Conferencia Latinoamericana de Gestión Nocturna en Bogotá el 22 de noviembre.

VENTAJAS DE PROMOVER UNA ECONOMÍA NOCTURNA

Según Seijas, a partir de la experiencia de las ciudades anteriormente mencionadas, pudo identificar una serie de ventajas o razones por las cuales las ciudades deben promover una economía nocturna cada vez más amplia como: la generación de empleo, revitalización del espacio público, motor de turismo, sentido de pertenencia de la ciudadanía y por último, sensación de seguridad porque desde el punto de vista perceptual, una calle llena de gente se percibe o se siente mucho más segura que una calle vacía. Por ello, las políticas que logran mantener a la gente en la calle por más tiempo, por ejemplo, la ampliación de los horarios nocturnos de establecimientos comerciales, de tiendas, de restaurantes y de cines, ayudan a mantener las calles llenas de vida.

Existe gran potencial para incrementar la competitividad urbana a partir de medidas que ayuden a regular y diversificar la oferta de actividades sociales y económicas que tienen lugar durante la noche. ‘Esta iniciativa ha sido objeto de estudio para el desarrollo de políticas públicas en muchas ciudades del mundo. Sin embargo, hasta la fecha, han sido pocos los alcaldes en países en desarrollo que han prestado atención a este espacio temporal de gran riqueza cultural, económica y social', concluyó la investigadora venezolana.

comments powered by Disqus