Cultura 19/01/2019 - 12:00 a.m. sábado 19 de enero de 2019

Huele a flores

Su cuerpo ahora sí ya no daba para más, postrada en la cama de donde ya no se movería.

  /

Anterior Siguiente

Arabelle Jaramillo Ochoa
cuentosypoesias@laestrella.com.pa

Se fundió con las flores, en realidad siempre fue así… Desde niña solía percibir ese olor a jazmín, rosas, y lilis. Lo que la gente no sabía es que ella desprendía aquel sutil aroma, a cada lugar que llegaba la gente comentaba…‘qué rico olor, huele a flores…'

Había llegado el momento de partir, era un día cálido de abril. El sol brillaba, y podía escuchar a los lejos el sonido de los árboles en su vals, de repente todo parecía tan vívido, pero había veces en que Clarisa no distinguía la realidad, de sus sueños, con sus 97 años, sus ojos marchitos, la sonrisa rayada, y la flacidez de su cuerpo cansado por haber traído al mundo a sus 7 hijos, y tener el gusto de haber experimentado el placer de saborear a más hombres de los que pudiera recordar, tirados en su cama después de la fatiga habitual de una noche de trabajo.

Su cuerpo ahora sí ya no daba para más, postrada en la cama de donde ya no se movería.

Hoy cumplo 50 años, la verdad es que esta edad me sienta bien, estoy comenzando a pensar que nunca voy a envejecer… Por alguna extraña razón este aroma me conserva bien, soy como una esencia en conserva, pero mira qué cana más blanca, antes eran rojizas, bueno tarde o temprano tenía que suceder… Pero justo hoy, carajo, todos me esperan abajo… Qué más da, me la arranco, ni que se fueran a dar cuenta, lo único que les interesa es beber, bailar y desflorar como decía mi santa madre que en paz descanse… Si supieran que lo único que he hecho toda mi vida es eso… ¡Ser desflorada, ese maldito olor a flores!¡Ha sido mi bendición, pero también mi perdición!

Qué importa, hoy me renuevo, ya las chicas están entrenadas, me dejarán escoger como siempre, no por nada fundé esta minita de oro… ¡Quién lo diría, si mi madre viviera, me lincharía! Nunca gozó nada, todo le daba miedo, pero yo no, ¡mojigata jamás!… Si me mantiene viva, no me imagino una vida sin placer. Vaya, vaya, vaya, ahora sí que no puedo más… ¡Estas escaleras de porra! Suben y bajan como si nada, ¿de dónde sacan esos tacones? Nunca tuve unos así, ahora todo me incomoda, debo fingir que no pasa nada, estos callos me están matando, pero y si acelero las cosas, unas nalgaditas, apretones aquí y allá y presto, ¡fuera zapatos, por fin!

Increíble, ya nadie me voltea a ver, solo perciben el olor, será mi gloria y mi perdición; recuerdo cuando por las noches les leía cuentos a los niños… Siempre disfrutaban imaginando que estaban en un jardín mágico lleno de flores, plantas y cosas misteriosas…. Ahora se han ido, se avergüenzan de mí, esta vieja tonta de 83 años, 20 años sin saber de ellos… Claro, casados con esas brujas que son más zorras que yo, si supieran que todas tenemos nuestros secretitos, sólo que yo decidí vivirlos, al fin que el viejo lobo de su padre me entrenó bien, y hasta me dejó el negocio. Fue amor a primera vista, aunque el olor tuvo mucho que ver, pero de verdad lo amaba, me enseñó todo lo que sé, fuimos felices aunque no me duró nada el gusto, tantos años sola… Era obvio que en lugar de administrar la ‘La florería', así decidimos llamarle en honor a mí, terminaría siendo la protagonista. Fueron buenos años…

Ahora despierto y estoy postrada, enraizada con mi entorno, no siento mi cuerpo, no puedo abrir los ojos, están pesados, los sentidos desaparecen lentamente menos uno… Me fundo con el aroma mientras mi cuerpo marchito se desintegra cayendo de a poco, pétalo por pétalo, hasta que el aroma de las flores se confunde con mi esencia…

EMPRENDEDORA, FOTÓGRAFA Y AUTORA EMERGENTE

‘Claro, casados con esas brujas que son más zorras que yo, si supieran que todas tenemos nuestros secretitos, sólo que yo decidí vivirlos, al fin que el viejo lobo de su padre me entrenó bien, y hasta me dejó el negocio'
 
ARABELLE JARAMILLO

Autora

Panameña nacida en México, 1978. Empresaria y fotógrafa. Ha publicado poemas y cuentos en la revista cultural ‘Maga'.

Ha tomado talleres de cuento avanzado con el escritor Enrique Jaramillo Levi, su padre.

Aparece antologada por primera vez en Los recién llegados (54 cuentistas inéditos escriben en Panamá: antología) (Foro/taller Sagitario Ediciones, 2013) y en el libro colectivo 9 Nuevos cuentistas panameños (Foro/taller Sagitario Ediciones, 2013).

El cuento ‘Huele a flores' está incluido en El loco y otros breves textos emergentes (2018), un plaquette publicado bajo el mismo sello editorial.

comments powered by Disqus