Cultura 12/09/2018 - 12:00 a.m. miércoles 12 de septiembre de 2018

Lo que se hereda no se hurta

La obra de teatro ‘La madre que me parió' aborda el tema de las relaciones entre madres, hijas y amigas

‘La madre que me parió' se presenta en el Teatro La Estación hasta el 7 de octubre.

‘La madre que me parió' se presenta en el Teatro La Estación hasta el 7 de octubre.

Anterior Siguiente

Esther M. Arjona
earjona@laestrella.com.pa

Es la boda de Daniela (Mara Bethancourt). La cuarentona, a pesar de los pronósticos enganchó un novio, pero ya en el lugar de la recepción sufre de un episodio de pánico y se refugia en el baño.

Sus tres mejores amigas han asistido acompañadas de sus madres y cuando coinciden todas en el tocador, ocurren un sinfín de situaciones que ponen en evidencia que por más que quieras evitarlo, terminas pareciéndote a tu madre.

‘Vi las vallas de la obra que se presentaba en Madrid, pero no pude verla en escena', cuenta Isabel Pérez Burgos, directora de la obra.

Se puso en contacto con las escritoras, las españolas Ana Rivas y Helena Morales y le enviaron el texto. ‘Me pareció una buena obra. Desde que empecé a leerla me di cuenta d e que es una obra de ensamble, no hay protagonistas, dice.

Y tomando en cuenta ello, decidió invertir en un elenco top. Aunque admite, no fue sencillo. Hacer las combinaciones para que tanto madres como hijas tuviesen el mismo tipo, que la actriz coincidiera con el personaje fue bastante complicado. ‘Lo más difícil fue coordinar los ensayos porque todas estánmetidas en mil cosas', comenta.

‘La madre que te parió' es una obra de relaciones, entre madre e hija y entre amigas, Tiene un humor sutil, pero bien ácido, como amigas, se dicen sus verdades a la cara , sin filtros y cual de todas se roba más el show', asegura la directora.

Estoy contenta con el resultado final, uno siempre tiene una idea, una ilusión, cuando lo estás planeando, igual el caos participa en el proceso y yo lo permito porque a veces salen cosas interesantes.. Así fue el proceso salieron muy buenas cosas y el resultado a la gente le va a gustar', dice convencida.

EL ELENCO

Nilena Zisópulos es Merche, de las tres madres, la más irreverente. Sin pepitas en la lengua, dice lo que se le ocurre, sin filtro alguno. Detrás de su imagen de mujer de sociedad, con un esposo siempre ausente, disfruta al máximo con su hija Bea, casi una copia al carbón suya.

Bea, interpretada por Any Tovar es tanto o más desfachatada que su madre y la trata como a su mejor amiga. Le fue mal en su matrimonio y ya divorciada, solo le interesa su felicidad.

‘Bea se parece a mi en lo malhablado pero tiene menos filtro que yo. Ella es como mi alterego, dice cosas que a veces yo quisiera decir', confiesa Tovar.

‘Madres e hijas en general nos amamos pero las relaciones suelen ser un poco accidentadas dependiendo de lo que cada cual haya pasado en la vida', opina Zisópulos. Y, a veces, los caracteres son tan iguales que es difícil no chocar.

‘Ellas se dicen de todo, pero por allí mismo se contentan', dice Tovar sobre estos dos personajes.

‘Es una obra muy divertida, pero de mucha reflexión. Cuando ves que la gente ríe tanto es porque se han sentido identificados

LISETTE CONDASSIN

ACTRIZ

En otro extremo, Diana de Díaz encarna a Aurora, una madre dominante, muy conservadora, religiosa y poco tolerante. Su hija Alba es Yimara Pérez Royko, una mujer sumisa que vive en función de su madre y de su esposo. ‘

Yo no creo que Aurora sea mala, sino una mujer del siglo pasado', sostiene de Díaz. Pero esto no evita que Alba sea una víctima.

‘Adora estar con sus amigas es su manera de soltarse, expresarse, ser ella misma. A sus amigas las respeta y quiere mucho y dentro de todo es una mujer muy confidente. Confían en ella por ser como es', detalla Pérez Royko.

‘Confianza y comunicación siempre tienen que reinar entre madre e hija, esa relación es más que una amistad, tu mamá es quien siempre te va a dar la mejor crítica, te guste o no te guste', afirma Yimara.

Lisette Condassin es Pilar, una madre muy severa y exigente. ‘Adora a sus hijas, pero a su manera. Siempre está pendiente del qué dirán y a los ojos de los demás quiere pretender que tiene una familia perfecta', detalla Lisette. Su hija Natalia, una mujer independiente y muy reservada es interpretada por Mónica Lauri.

‘Mi personaje es como esas amigas implacables que te dicen exactamente lo que piensan sin tacto alguno, pero que las buscas cuando quieres una opinión sincera'. dice Lauri. Es además, la amiga misteriosa que escucha a todo el mundo pero que de su vida, no suelta prenda.

Pero en medio de la situación que vive Daniela, quien se decide no seguir con la farsa de su boda, porque no está enamorada de su novio, surge una situación que hace que estos témpanos se derritan.

Hay un giro inesperado que surge, que le cambia la personalidad del cielo a la tierra y Pilar se convierte en el ser más desprendido, cariñoso, todo le causa gracia y lo que le preocupaba antes, dejó de tener valor. ‘Me ha dado risa en cierto aspecto porque creo que, no en todo, pero me reflejo en ese personaje', dice Condassin. ‘Estoy segura de que cuando mis hijas la vengan a ver van a decir ‘esa eres tú', agrega.

En tanto, un hombre que merodea el baño (Amit Nathani) vivirá una aleccionadora experiencia. Para saber cómo será tu esposa, debes mirar a tu suegra.

‘Es una obra muy divertida, pero de mucha reflexión, y cuando ves que la gente ríe tanto, es porque se han sentido identificados de algún modo. Y si no es así, vas a decir, al menos, ‘mi mamá es así”, asegura Lisette. Es muy real, muy auténtica.

Si algo queda claro en este montaje es que ‘tu mamá es un referente en tu vida. Es una relación vital importante', insiste Pérez Burgos. ‘Al final te das cuenta de que uno termina pareciéndose a su madre, quiera o no quiera, de alguna manera, por más que la critiques; y es que de ella aprendes y con ella creces', reflexiona.

La madre que me parió Es una obra de mujeres escrita por mujeres dirigida por una mujer, con historias de mujeres. ‘No es una obra feminista, pero es liberadora, en el sentido de que a través del teatro uno hace la catarsis de esas cosas que uno quiere sacarse de adentro', explica la directora.

Es una obra que hace un reconocimiento a las mujeres que llega en muy buen momento, no solo porque este sea un momento reivindicativo para las mujeres; también estamos en un momento particular en que otro tema que es tratado en la obra también se está reivindicando. ¿Cual es? Son muchas cosas las que se destapan durante la boda de Daniela en ‘La madre que me parió'.

comments powered by Disqus