Cultura 10/07/2018 - 12:00 a.m. martes 10 de julio de 2018

Urenna Best: ‘Es evidente el racismo y la disparidad en Panamá'

La activista y actual directora general de Senadap se refirió a la situación actual en el país en cuanto a racismo, desigualdad, derechos humanos y violencia de género

  /

Anterior Siguiente

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

A sus 25 años, Urenna Best Gayle fue miembro del grupo consultivo de líderes afrodescendientes del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), donde se desempeñó como coordinadora y organizadora de foros internacionales de gran importancia en materia de afrodescendientes y de juventud.

De activista al gobierno

Para Best es difícil ponerse el sombrero del gobierno, especialmente cuando fue activista. Sin embargo, considera que es un reto para seguir luchando para que se respeten los derechos humanos. En ese caso, Panamá es uno de los países de la región que recibe más apoyo de los organismos internacionales en cuanto a derechos humanos. Por cuatro años, Best fue miembro del grupo consultivo de líderes afrodescendientes de Unicef, donde se establecieron políticas que promovieran la inclusión y promoción de los derechos humanos de los niños afrodescendientes de la región de las Américas.

Asimismo, la activista colonense y defensora de la igualdad y de los derechos del hombre, la mujer y los niños, también ha participado como consultora para la Oficina Regional del Alto Comisionado de Mujeres y Juventudes Indígenas y Afrodescendientes y estuvo involucrada muy de cerca con el desarrollo de la Ley 64, que crea la Secretaría Nacional para el Desarrollo de los Afropanameños (Senadap), entidad para la cual labora actualmente como directora, puesto que de seguro será un puente efectivo para conectar constantemente a la población afrodescendiente y sus necesidades con los programas y avances de las acciones desarrolladas por el gobierno.

Entre las últimas participaciones que ha tenido Best fuera del país, en espacios para la juventud, se puede destacar la Fourth Pan-African Youth Leadership Summit, en Senegal, África. Los aportes de Best en beneficio de la sociedad panameña e internacional le merecen un espacio en La Estrella de Panamá , donde habla de la situación actual en el país en cuanto a racismo, desigualdad, derechos humanos y violencia de género.

¿QUÉ LUGAR OCUPA EN TI EL ACTIVISMO SOCIAL?

El activismo social es todo para mí. Es el que le recuerda al gobierno cuál es su papel, cuál es su trabajo y responsabilidad. La sociedad civil a nivel mundial ha sido el motor de las transformaciones en aspectos de derechos humanos.

¿HA SIDO DIFÍCIL CONCILIAR AQUELLO POR LO QUE LUCHAS ANTE LA SOCIEDAD?

Para mí ha sido una experiencia muy bonita, pasar de la fila de los que peleamos para estar ahora en la fila de los que ejecutamos esas demandas. Ahora no solo me toca negociar y conversar con las otras instituciones, sino que me toca materializar esas afinaciones que tiene la sociedad civil. Siempre ha sido difícil colocarse el sombrero del gobierno cuando uno ha sido sociedad civil toda su vida, pero es una transición que es necesaria y creo que los activistas de los derechos humanos aspiran a ocupar cargos o posiciones para que las cosas puedan transformarse efectivamente. Tenemos que ser un país participativo y que represente a todos los grupos sociales de nuestro país.

¿QUÉ LE PEDIRÍAS A LA SOCIEDAD?

Creo que la sociedad es el actor más importante. Cuando nosotros nos respetamos a nosotros mismos, es más fácil entender la importancia del respeto hacia los otros. El papel de la sociedad es entender que hay ciertas medidas que generan transformaciones estructurales que logran equidades efectivas. En ese sentido, es necesario que la sociedad colabore, se informe y trate de apoyar e involucrarse en los diferentes roles porque la información juega un papel vital para la transformaciones sociales.

LA POLÍTICA EN EL MUNDO ESTÁ EN RETROCESO EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS...

Los derechos humanos realmente no están en retroceso. Panamá ha tenido avances importantes y vamos a seguir avanzando a medida que nosotros nos informemos sobre los derechos que tenemos y de qué manera podemos colaborar como ciudadanos para que estos derechos se sigan respetando. Actualmente se creó la Comisión Nacional contra la Discriminación, una entidad que trata de luchar contra todo tipo de discriminación, ya sea de género o etnia.

RACISMO EN PANAMÁ...

Sí lo hay, y no solo en Panamá, sino en todas partes del mundo, así como también existe la xenofobia, homofobia o cualquier otro tipo de prácticas discriminatorias. Si no existiera el racismo en Panamá, entonces no se hubiera luchado por crear a Senadap, cuyo papel fundamental es incluir políticas públicas que cierren la brecha del tema racial que existe en el país y el mundo. El racismo es una ideología que promueve la superioridad de una raza sobre otra, hecho que debe eliminarse.

¿ESTÁ LA MUJER PANAMEÑA CAPACITADA PARA EJERCER ALTOS CARGOS?

Yo creo en la igualdad de género y de que todos somos capaces de aspirar a muchas cosas. En Panamá, las mujeres hemos roto paradigmas. Actualmente, tenemos una vicepresidenta, ministras y autoridades mujeres superpreparadas dentro de las instituciones públicas que, además, están comprometidas con el cumplimiento de los derechos humanos y los objetivos de desarrollo sostenible.

¿VES A UNA MUJER GOBERNANDO PANAMÁ EN EL 2019?

En ese ámbito ya tenemos experiencia; Panamá, Chile, Costa Rica, por mencionar algunos países de la región, que ya han tenido una gobernante mujer. Así que hay la posibilidad de que una mujer lo logre nuevamente. Estamos bien preparadas.

¿CUÁL ES EL PEOR TIPO DE VIOLENCIA QUE SUFRE UNA MUJER ACTUALMENTE?

Hay muchos tipos de violencia (verbal, emocional y física). Pero la peor violencia que puede tener una mujer tristemente es perder la vida a raíz de una pelea de pareja. Todas las violencias son negativas y hay que mantenerse en pie de lucha.

¿LOS HOMBRES NO VIOLENTOS SON MÁS HOMBRES?

No te puedo decir si uno es más que el otro. El hombre que maltrata —a una mujer o a un niño— definitivamente no está consciente del respeto hacia el otro; debe ser sancionado como la ley lo establece. Más allá de la sanción, es un tema de prevención a nivel social: el hombre debe ser educado y formado para respetar a la mujer y a todos los individuos de la sociedad. ‘Para educar a un niño hace falta una aldea', dice un proverbio africano. Entonces, todos nosotros somos responsables de ese hombre. Creo que el Estado y la sociedad civil pueden establecer alianzas muy importantes para desarrollar fórmulas preventivas que ayuden a generar una sociedad más respetuosa y tolerante.

 

comments powered by Disqus