Cultura 06/07/2018 - 12:00 a.m. viernes 6 de julio de 2018

La disposición de la basura tecnológica

Recicla Panamá promueve la práctica del reciclaje de equipos electrónicos enfatizando en la responsabilidad que se debe tener con el ambiente y la comunidad. Se evita que estos aparatos terminen en un basurero común

Cuenta con diez trabajadores que a la vez reciben capacitación sobre los trabajos que deben realizar. / Recicla Panamá
Recicla Panamá

Cuenta con diez trabajadores que a la vez reciben capacitación sobre los trabajos que deben realizar.

Anterior Siguiente

Lourdes García Armuelles
lourdes.garcia@laestrella.com.pa

Con el lema ‘comparte esa idea', Recicla Panamá, S.A. es una empresa panameña dedicada exclusivamente al reciclaje de equipos electrónicos obsoletos. La idea surge de sus fundadores, los esposos Juan Corradine y Fernanda Goncalves, quienes hace aproximadamente nueve años se dejaron llevar por la ambición de crear un negocio propio. De esta manera intentan sacar provecho del hecho de que el reciclaje es un campo poco explorado en Panamá,

FUNCIONES PRINCIPALES

Es una empresa dedicada exclusivamente al reciclaje de equipos electrónicos obsoletos

Ofrecen servicios relacionados con la destrucción de data (discos duros, CD, cintas) y certificación de la destrucción final de los equipos electrónicos.

Los artefactos que pueden ser reutilizados son: baterías, cables, calculadoras, celulares, centrales telefónicas, contadores de dinero, copiadoras, monitores, televisores LCD, plasma, CRT, entre otros equipos.

La empresa ofrece servicios de recolección de equipos electrónicos en sitio para reciclaje, destrucción de data (discos duros, CD, cintas), para eliminar riesgos de fuga de información y certificar la destrucción final de equipos electrónicos, y para la elaboración de informes acerca del estado en que se encuentran los equipos.

Se reutilizan artefactos como: baterías, cables, calculadoras, celulares, centrales telefónicas, copiadoras, equipo electrónico para negocios y oficinas, de red, telecomunicaciones, impresoras, laptops , máquina de fax, monitores y televisores LCD, plasma, radios, reproductores de DVD, servidores, teclados y teléfonos.

Su proceso básicamente se enfoca en desarmar el equipo en sus distintos componentes: hierro, plástico, motor, etc. Luego de esto, continúa el proceso de reciclaje.

‘Evitamos que estos equipos vayan a un relleno sanitario, ya que la idea principal del reciclaje es la reutilización de estos materiales para ayudar al planeta. Por ejemplo: un equipo electrónico que contiene un componente de hierro y que es tirado a la basura. Si se da el caso de que este material se pueda reciclar, el equipo que era una computadora puede ser reutilizado como un microonda', manifiesta Juan Carlos Narbón, gerente general de Recicla Panamá.

Para Narbón, el proceso es necesario si se aspira a mantener la salud del ambiente. En el caso de las empresas nacionales e internacionales, sus políticas administrativas les exigen que los equipos utilizados sean reciclados apropiadamente al término de su vida útil, por lo que buscan a empresas como Recicla Panamá para asegurarse de que estos equipos no terminen en los basureros, sin ningún tipo de procesamiento especial.

DISPOSICIÓN DE APARATOS ELECTRÓNICOS

Narbón destaca que al hacerse más masivo el uso de aparatos electrónicos, aumenta la frecuencia de fallos en los aparatos, lo que termina incrementando también la demanda por los servicios de reciclaje.

La sociedad no está consciente del periodo de vida de estos artefactos. ‘Tratamos de reciclar todo lo que recibimos... si no es posible transformarlo, entonces para nosotros carece de sentido recibirlo', apunta.

Afirma que es necesario ‘promover buenas prácticas de reciclaje de equipos electrónicos que, en conjunto con una responsabilidad con el medio ambiente y la comunidad, se traducirán en innovación y mejoras constantes en los procesos que permitan contribuir al bienestar del planeta por medio de servicios de reciclaje que puedan desarrollarse de la manera más ecológica posible'.

‘Al mismo tiempo, buscamos crear en Panamá una cultura de reciclaje de estos artefactos, a la vez que mantenemos un modelo de excelencia y responsabilidad', añade el gerente general.

Narbón emplea a diez trabajadores. Cada uno recibe capacitación sobre los trabajos que debe realizar. La formación incluye la explicación de los principios de reciclaje. Los participantes aprenden, además, la manera más eficiente para desarmar un equipo, incluyendo los componentes principales que deben extraerse y las normas de seguridad.

Recicla Panamá es una empresa que incorpora la certificación de la Organización Internacional de Estándares (ISO, por sus siglas en inglés).

Dicha patente abarca todos los procesos que se realizan en la empresa, para que estén registrados de forma independiente. Se establecen, asimismo, los pasos que deben seguir los empleados, para así cumplir con los reglamentos correspondientes. Es una forma de asegurarse de que las tareas realizadas por los colaboradores se completen de forma correcta. ‘Buscamos abarcar más áreas y dar servicio de logística es la meta', puntualiza Narbón.

comments powered by Disqus