Cultura 02/09/2018 - 12:00 a.m. domingo 2 de septiembre de 2018

Curiosidad y enerosidad en el aire

La cuarta versión del laboratorio de creación e investigación para la danza aérea, Panamá Aérea, se dedica a la danza vertical.

  / Alegre Saporta
Alegre Saporta

Anterior Siguiente

Esther M. Arjona
earjona@laestrella.com.pa

Panamá Aérea celebra su cuarto año. Este laboratorio de investigación y de creación para la danza aérea es un proyecto que La Tribu Performance, primer grupo de circo contemporáneo de Panamá, lleva a cabo para perfeccionar el arte de la danza aérea incentivando el intercambio de conocimiento internacional entre bailarines aéreos de diversas partes del mundo. En esta la cuarta versión participan unos 17 aerealistas profesionales, seleccionados en una audición.

Los seleccionados vienen a Panamá a participar de un taller intensivo de 2 semanas dirigido este año por la británica Lindsey Butcher, una de las precursoras de la danza vertical, disciplina a la que se dedica esta edición del taller.

‘Es algo muy experimental Tratamos la disciplina y esta se va modificando según el creador y también lo que aporta el grupo', explica Elleonora Dall'Asta, directora de Panamá Aérea.

Este año Panamá Aérea ha acogido participantes de Ecuador México Venezuela, Canadá, Colombia, Brasil, Puerto Rico, Costa Rica y Panamá. Parte del taller incluye tres presentaciones públicas totalmente gratuitas para el público donde se presentarán las piezas desarrolladas en el laboratorio.

‘Tendremos una el martes 4 de septiembre, en el Centro Cultural de España a las 7:00 pm y después habrá un conversatorio con Lindsey y aerealistas de otros países, porque otro de los objetivos que tenemos es crear lazos permanentes y que conozcamos la situación de cada uno', detalla la directora del taller. Las presentaciones continuarán el sábado 8 a las 5:00 pm y el domingo 9 de septiembre a las 4:00 pm en Altaplaza Mall.

DANZA VERTICAL

La danza vertical utiliza técnicas relacionadas con la escalada para la que se utilizan arneses.

‘Es sencilla, usa una cuerda y uno se trepa en la cuerda usando otros elementos, pero de la manera que lo hace Lindsey, tiene mucho juego porque lo hacemos con más cuerdas, y de repente no es un cuerpo en la cuerda, son varios', comenta.

En esta disciplina se mezclan un sinfin de alternativas pues se juega con la suspensión, el péndulo. Se puede ejecutar en el centro del espacio, sin pared de apoyo, o con ella. También con una persona sobre otra.

‘Con Lindsey, hemos investigado muchísimo en ese aspecto', dice Dall'Asta.

EL TALLER, LA ENTREVISTA

Xielo, hogar de Grammo Danse alberga los talleres del grupo de aerealistas. Ya cerca del mediodía y luego de haber trabajado en algunas ideas, el grupo se reune en un círculo y comentan sobre la experiencia que acaban de compartir. Luego vendrá un receso en el que Lindsey Butcher, aprovecha para responder unas preguntas a La Estrella de Panamá .

—¿Qué tomaste en cuenta para seleccionar a los talleristas?

—Es muy diferente en cada persona, pero estaba buscando inicialmente un nivel de experiencia, un nivel de entendimiento, porque vamos a trabajar en tres lugares distintos y puede resultar confuso para alguien que no tiene experiencia. Necesitamos tener un buen grupo base que comprendiera al resto del equipo y su potencial, pero también queríamos invitar personas como la de Puerto Rico, que a pesar de no tener experiencia en danza aérea, —por que en Puerto Rico no se practica— es aerealista, tenía entendimiento y conocía los protocolos porque es algo que se llevará de vuelta.

—¿Cómo es el proceso de trabajo de cada día de laboratorio?

—Todos tenemos cuerpos diferentes, que requieren de diferentes cosas para ponernos en movimiento en las mañanas. Iniciamos con un calentamiento personal y luego nos unimos en uno grupal, exploramos, hay mucho de improvisación, trabajamos en parejas, para ir más allá de la experiencia de tus propios movimientos. Tenemos una sesión creativa trayendo diferentes propuestas cada día y después del receso trabajamos mucho más en la técnica, trabajando con una pared.

—¿Qué diferencia marca el punto de apoyo?

Lindsey Butcher

Desde que se graduó del Instituto de Danza Contemporánea de Londres en 1984, Lindsey ha trabajado con diferentes compañías de danza, teatro y opera como bailarina, aerealista, maestra, curadora y coreógrafa.

Sus créditos en el ámbito de la danza incluyen; Extemporary Dance Theatre, Walker Dance/ Park Music, Darshan Singh Bhuller, Vincent Dance Theatre & Siobhan Davies Dance Company. En el ámbito del circo; Ra-Ra Zoo, Gandini Juggling Project, The Dream Engine, Scarabeus, Momentary Fusion, Fidget Feet y Upswing. Su experiencia profesional en el campo de la danza y las disciplinas aéreas tiene un recorrido de más de 30 años, además de haber creado trabajos de danza vertical por más de 20 años.

En el 2003, después de haber Ganado el Premio Jerwood por su trabajo como aerealista, Lindsey fundó su propia compañía ‘Gravity & Levity' como una manera de expresar su visión artística.

Bajo la dirección de Lindsey, Gravity & Levity ha Ganado el Premio ‘Dance for Camera' y ha producido 3 espectáculos largos de danza aérea que han estado de gira por el mundo, además de una pieza en exteriores y varios trabajos ‘site-specific'. Asimismo, su compañía es la encargada del Festival Europeo de Danza Aérea hace ya 9 años.

Lindsey es miembro del ‘Vertical Dance Forum' que es un colectivo transnacional que busca difundir la práctica de la danza vertical y apoyar el desarrollo de la misma como forma de arte.

—Cuando trabajamos en el centro del espacio, que es lo que hacemos en la mañanas, hay menos reglas sobre la técnica. Pero por la proximidad de la pared con la cabeza y porque quiero que la gente se pueda mantener trabajando por un largo tiempo, quiero establecer una práctica segura. Con la pared soy muy específica sobre la posición y alineamiento del cuerpo, el entendimiento de dónde está el cuerpo con relación al espacio y con la pared.

—¿En qué punto se encuentran ahora mismo?

—Esta semana se trata más de establecer las bases de lo que vamos a hacer la próxima semana, la otra semana iremos a diferentes lugares, completamente opuestos, Así que debemos establecer las bases aquí, cosa que cuando lleguemos a los otros espacios, trabajemos rápido, con creatividad, y seguridad y que todo el mundo tenga entendimiento sobre los demás, respeto y confianza.

—¿Cómo se generan las ideas para las piezas?

Jugamos mucho, nos hacemos preguntas, invitamos a otras personas a jugar, la idea no es necesariamente de una persona, de repente es que ves algo. En un taller como este, establezco propuestas para la gente y de repente alguien hace algo que no espero, y no he visto antes. Y tal vez investigamos eso. Y eso nos lleva a otros caminos, abre todo un campo de oportunidades.

—¿Siempre funciona así?

—Algunas veces es un error de interpretación. Hago una propuesta y la gente hace algo que no es lo que he pedido, pero que resulta fantástico. Mientras se mantenga en el rango de lo seguro, estoy feliz de que la gente experimente, se mantengan abiertos y curiosos ante las posibilidades.

—Entonces, puede ocurrir cualquier cosa?

— Pienso que es útil establecer algunos parámetros para crear, la soga, el arnés, el equipo, eso nos da un parámetro, si es muy abierto, es demasiado. Necesitas algo para contenerlo, algo para trabajar con. entonces, con los parámetros establecidos, cualquier cosa es posible.

—¿Qué tal el nivel de quienes están participando?

—En cuanto a lo creativo, el nivel es muy alto. Son muy generosos y abiertos. Lo encuentro increíble. En términos de moverse en conjunto, en el piso, el nivel es alto. En la pared, donde hay más técnica involucrada, es mixto. Algunos tienen mucha experiencia, otros no la tienen. En términos de técnica en la pared, es buena, pero siempre hay lugar para mejorar. Yo tengo todavía tanto que aprender y he hecho danza vertical por 25 años. Hay todo un mundo de conocimientos para explorar. Si pensamos que ya terminamos entonces no debemos seguir.

—¿Cual consideras que es el principal propósito de Panamá Aérea?

—Reunir grupos diversos de personas, compartir experiencias, reunir gente que tiene curiosidad y generosidad que lo que sea que ganen o reciban de este taller no será solo para ellos, sino que tendrán la generosidad y la curiosidad de llevar eso más allá y seguir explorando por ellos mismos.

En Europa trabajamos mucho a nivel de individuo. Recientemente hemos comenzado a trabajar como comunidad, para intercambiar ideas, Pienso que este laboratorio tiene el potencial de ser eso para la región de Centro - Latinoamérica; ser un hub donde la gente pueda trabajar junta e intercambiar ideas para mantener una buena práctica, una práctica creativa y con una técnica alta.

 

comments powered by Disqus