Cine 31/03/2019 - 8:21 p.m. domingo 31 de marzo de 2019

"Somos calentura", retrato de esperanza de una comunidad marginal de Colombia

El baile se torna una forma de resistencia, de desahogo y de expresión

El filme "Somos calentura" muestra a estos cuatro chicos, campeones locales de baile, como héroes tratando de salir adelante en medio de la violencia / Redes Sociales
Redes Sociales

El filme "Somos calentura" muestra a estos cuatro chicos, campeones locales de baile, como héroes tratando de salir adelante en medio de la violencia

Anterior Siguiente

EFE

El filme "Somos calentura", que se presenta en el Festival de Cine Colombiano en Nueva York, da voz por primera vez a una comunidad marginal, que encuentra en el baile y la música una forma de resistencia y esperanza de vida, según su director Jorge Navas.

"Es la lucha de muchos jóvenes en Colombia, pero sobre todo de los chicos del Pacífico tratando de salir adelante", dijo Navas en una entrevista con Efe sobre el filme, que presenta la vida en la localidad portuaria de Buenaventura.

"El baile se torna una forma de resistencia, de desahogo, de expresión y eso nos pareció que eran elementos muy poderosos para contar en una película", según Navas, que participa por primera vez en el festival neoyorquino con su tercer largometraje.

Ganar la competición nacional del mejor grupo de baile es lo más importante para Harvey (Duván Arizala) y sus tres amigos de Buenaventura, donde todos se conocen y comparten la miseria.

En el escenario sus cuerpos se contornean, saltan, se mueven de forma impensable con su propia coreografía al ritmo de los sonidos del Pacífico, fusionados con la salsa choke (nació en esa zona inspirada en la salsa tradicional) y el hip-hop latino. Se miran, se retan, en medio de los gritos eufóricos del público.

Con el baile, olvidan que no hay trabajo, agua, energía eléctrica, pero sí violencia, que quieren evitar, pero se cruza en sus caminos.

El filme muestra a estos cuatro chicos, campeones locales de baile, como héroes tratando de salir adelante en medio de la violencia "porque el cine colombiano se ha enfocado mucho en la violencia, pero no en la lucha de los otros que están alrededor tratando de hacer cosas alternativas", dice el director.

La necesidad económica coloca a Harvey en la disyuntiva de ganar fácilmente dinero para alimentar a su esposa y a su pequeña hija, la lealtad a sus amigos y ganar el campeonato, luego de fracasar en su intento de migrar a EE.UU. en un barco.

Sus residentes aman a Buenaventura pero si se quedan ahí, tienen las de perder, como sus protagonistas. Pero, las opciones no son muchas y tienen que decidir si cambian la violencia por el baile.

La película está basada en la historia real de Julio Valencia, un bailarín de Buenaventura, el antagonista del filme, que atrajo al productor Steven Grisales.

Navas indicó que los ritmos urbanos y su vestimenta llegaron a Buenaventura a través de sus habitantes, que escondidos en barcos llegaron a las ciudades de Nueva York y Los Ángeles, aunque muchos murieron en el intento.

Señaló además que estos regresaron a Buenaventura en la década de 1980 con su hip-hop, la salsa, su vestimenta tipo Nueva York o Los Ángeles e impusieron la moda allí, donde "también aman a Michael Jackson" y terminan haciendo una fusión de todos esos elementos.

Todo lo que les guste lo ponen en su música. "La música, la alegría, la fiesta son su alimento diario y espiritual. Es su equilibro, es algo orgánico en ellos", asegura.

Para este filme se hicieron audiciones en lugares muy apartados de la zona del Pacífico, donde, dijo, están los mejores bailarines del género, para lo que contaron con la ayuda del Gobierno colombiano. Mientras que los residentes del puerto fueron los extras en las escenas de las competiciones de baile.

"Estaban felices porque sentían que hacíamos un retrato colectivo de lo que son, de hacer una película centrada en la música y baile y no solo en la violencia porque están completamente estigmatizados por esa violencia, están cansados", asegura el cineasta.

El filme tiene una participación especial de Baudilio Cuama, uno de los músicos de marimba más importantes del país, un instrumento representativo del Pacífico colombiano, indicó Navas, para agregar que de esta forma le rindieron tributo al maestro.

El Festival de Cine de Colombia presenta 12 largometrajes, incluidos cuatro documentales, así como 15 cortometrajes. 

comments powered by Disqus