Cine 19/06/2019 - 3:28 p.m. miércoles 19 de junio de 2019

Geisha, el famoso desconocido

El documental ‘Geisha, una historia de altura’ se presentará en pantalla nacional. Este y otros esfuerzos buscan que el público local conozca más sobre esta variedad de café y sobre quienes apostaron por su cultivo en el istmo 

Paola Meneses, 'La dama del café' / Esther Arjona | La Estrella de Panamá
Esther Arjona | La Estrella de Panamá

Paola Meneses, 'La dama del café'

Anterior Siguiente

Esther Arjona
earjona@laestrella.com.pa

Geisha, una historia de altura, documental que presenta la historia de la variedad de café geisha desde su origen en Panamá hasta el día de hoy será presentado por la pantalla de Eco Tv este domingo 23 de junio a las 8 de la noche.

El anuncio se hizo en conferencia de prensa en la que participaron ejecutivos del canal y productores del documental. 

El documental, producido por MEM Television en asociación con Epic Dreams Studios y estrenado en el IFFPanamá, busca llegar a un público más amplio para que más panameños conozcan el trabajo que por décadas han llevado a cabo los caficultores panameños hasta lograr el sitial que ostenta hoy entre los más exclusivos compradores-distribuidores, sobre todo del mercado asiático. 

Tito Gutiérrez, productor del documental asegura que “es una puerta bien grande que se abre con la difusión de este documental que fue producido en septiembre del año pasado”, explicó.

La pieza se concibió como un apoyo al lanzamiento de La Ruta del Café, por la Autoridad de Turismo de Panamá y algunos socios estratégicos, en apoyo a los caficultores del área de Volcán y Boquete. 

“Contactamos con las familias de los productores hicimos recorridos unos ocho días en Boquete, Lo que queríamos esa que las mismas familias contaran la historia”, detalla el productor. Sobre los caficultores, Gutiérrez asegura que se trata de “una comunidad muy unida que nos ayudó mucho con la investigación y los dos meses y medio tomó la producción”. 

“Cuando nos presentaron el documental terminamos muy emocionadas”, dijo Soraya Castellanos Gerente Senior de Eco Tv, “que nuestras audiencias, los panameños y extranjeros conozcan las historias de las personas que lograron este récord para Panamá.

El café geisha se ha cotizado como el más caro del mundo, es un referente y sin duda es un orgullo, pero no sabemos nada de la historia de estas personas…”, reconoce. 

Con el estreno en televisión de Geisha, una historia de altura arranca el proyecto “Historias del Istmo” que pretende presentar a su audiencia una serie de documentales con calidad de exportación, con temas netamente panameños. 

Luego de la presentación del trailer del documental, la barista Paola Meneses “La dama del Café”, ofreció una degustación de geisha lavado de Café Eleta, en la cual explicó a los asistentes todos los detalles que se deben tener presentes a la hora de filtrar un excelente café, para potenciar todas sus cualidades organolépticas. 

Meneses, “La dama del café” conversó con La Estrella de Panamá sobre el auge del café especial, las nuevas cafeterías y el oficio del barista. Y es que, aunque Panamá ha sido país productor de café por más de un siglo, los panameños no son tan “cafeteros”. El café que regularmente se compra en tiendas y supermercados, tuvo por muchos años su protagonismo restringido al desayuno.

El café vino a ponerse de moda hace solo un par de décadas atrás, y el café especial -el que supera los 80 puntos-, producido en lotes limitados y destinado a la exportación, es todavía más desconocido.

“Si las personas no saben que existe o dónde lo pueden conseguir, para en algún momento buscarlo, no va a pasar nunca. Muchas personas no saben que existen cafeterías de especialidad, ni mucho menos saben que pueden ir a un supermercado y encontrar una bolsa de alguna finca que tiene productos de café de especial”, comenta Meneses. 

De acuerdo con la barista, actualmente hay muchos locales que se dedican a comprar café especial de diversas fincas y lo ofrecen a sus clientes.  Hoy sabemos que Panamá tiene el mejor café del mundo pero, ¿dónde está?” comenta. 

El boom que ha tenido el café especial panameño, sobre todo, la variedad geisha, ha generado cambios en la escena caficultura. “Los caficultores se dieron cuenta de que estaban vendiendo su café muy barato y hallan una solución exportando”, cuenta.

Pero también ha crecido el campo laboral. “Muchos de nosotros encontramos una estabilidad de trabajo en el mundo del café, por ende, baristas salieron a estudiar fuera y cuando regresan estos baristas certificados comienzan a abrir sus cafeterías, a hacer videos, usar las redes sociales… pero, aun así, no todos los panameños saben que existe el café especial, o dónde conseguirlo”.

Para la experta, primera barista nacional certificada en Italia, la presentación del documental y degustaciones como la que se llevó a cabo en Leto Coffee Brew Bar, “van a ayudar a que el panameño abra mucho más los ojos y tal vez de aquí a dos años más vamos a tener un grupo de consumidores de café más fuerte en Panamá, como en otras partes del mundo”, asegura. 

Y en retribución, los cafetaleros deberán dejar en casa un porcentaje de su producto de exportación. Las nuevas cafeterías especializadas ofrecen café especial panameño, “Es cuestión de establecer una relación cercana con los productores. Y eso se está haciendo, aunque en los hoteles, donde llegan extranjeros con ganas de probar el mejor café del mundo, no es una prioridad.

Tampoco en el aeropuerto… recibir a una persona con una taza de café, el mejor del mundo  sería espectacular ”, comenta Meneses, también dedicada al entrenamiento de baristas. 

Esto, por una parte, pero hay otra realidad… no abundan los baristas preparados. “Es difícil que de un grupo completen dos el entrenamiento”, admite Meneses. “Y esta es una carrera nueva, que está abierta, que se necesita en Panamá”, agrega.

El oficio, que en principio parece sencillo, es de mucha responsabilidad, porque “un café se puede dañar en cuestión de minutos. Después de un gran trabajo en la finca, si el barista no lo sabe hacer, lo destruye”, advierte. 

Un barista debe dominar el manejo de una máquina de espresso, pero además, todos los procesos de filtrado disponibles y que dependiendo del producto y del gusto del cliente, destacan una u otra cualidad de un café específico, como bien explicó Meneses en la degustación. 

De acuerdo con la instructora, para ser barista “se debe prestar mucha atención, tener mucho empeño en capacitarse, porque no es solo echar a andar la máquina y servir el café”, acota. 

Debe ser una persona que esté dispuesta a aprender, a viajar, a conocer las fincas, porque no solo vas a estar en el salón de clases… tienes que conocer el rubro, tienes que tocar el café, sembrarlo, desgranarlo, llevarlo a la finca, ver los procesos. Es muy divertido, pero necesitas empeño para aprender”, destaca.
Así como también el consumidor de café debe aprender a degustar las diferentes variedades de café especial de las que cada vez hay más disponibilidad. No se asuste, no todos los geisha cuestan 803.00 la libra, y eso no significa que no sean excelentes cafés. La altura, los suelos volcánicos y la biodiversidad son algunos elementos que han hecho brillar el café geisha panameño.

Y todos estos elementos están presentes en todos los varietales cultivados.  “Panamá tiene varietales muy buenos casi tanto como el geisha y el auge del geisha va a generar que otras personas quieran conocer las demás variedades de café que existen y muy buenas todas”, concluye.

 

comments powered by Disqus