Política 07/05/2018 - 12:00 a.m. lunes 7 de mayo de 2018

Varela deberá sortear la oposición por la constituyente

El Órgano Legislativo, que deberá aprobar la iniciativa, está controlado por la oposición, que ha dicho no estar de acuerdo con el llamado

La Constitución Política vigente fue redactada en 1972, en el gobierno militar. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

La Constitución Política vigente fue redactada en 1972, en el gobierno militar.

Ismael Gordón Guerrel
igordon@laestrella.com.pa

El llamado del presidente de la República, Juan Carlos Varela, a consultar con los partidos políticos y la sociedad civil la posibilidad de convocar una asamblea constituyente el 5 mayo de 2019 deberá sortear como primer obstáculo la oposición dentro y fuera de la Asamblea Nacional, que ya ha dicho públicamente que no apoyará la iniciativa.

Las consultas, dijo Varela, se iniciarán esta semana.

El Ejecutivo, de acuerdo con el artículo 314 de la Constitución, deberá presentar la propuesta en la Asamblea Nacional y requiere el voto favorable de la mayoría absoluta de sus miembros.

Todo parece indicar que le será difícil obtener los votos para concretar la propuesta porque debe ser aprobada por al menos 36 de los 71 diputados de la Asamblea.

El panameñismo es la tercera fuerza política en número de diputados, con una bancada de 16 diputados. El PRD y CD, tienen 26 y 25 diputados, respectivamente.

RECHAZO CD Y PRD

Rómulo Roux, presidente del CD, reconoce que Panamá requiere cambios profundos a su Constitución; sin embargo, la forma y tiempo parecen una medida electoral y no se puede hacer política con algo tan serio, dijo.

Agregó que el próximo torneo electoral ‘debe ser transparente y sin obstáculos, no se puede distraer al país en estos momentos en que hay tanto descontento'.

Laurentino Cortizo, también aspirante a la candidatura presidencial, pero en este caso por el PRD, dice que ‘no puede ni debe utilizarse esta aspiración de los panameños para introducir una maniobra eminentemente política que busca que en la próxima campaña toda la atención se concentre en el proceso de crear una nueva constitución'.

Cortizo afirmó que ‘gobernar es un asunto serio y lo serio hubiera sido atender esta demanda en los primeros años del gobierno y no tres años o cuatro años después'.

MOMENTO INOPORTUNO

Desde el pensamiento de Richard Morales, politólogo y miembro del Frente Amplio por la Democracia (FAD), ‘el llamado a la constituyente paralela es un intento del gobierno de controlar un proceso de reforma a la Constitución, tratando de imponer, en colusión con los partidos tradicionales, reformas superficiales que, lejos de proponer transformaciones progresivas desde el pueblo, son para imponer reformas regresivas'

PASOS

La Constitución Política establece los pasos para los cambios

El acercamiento entre las fuerzas vivas del país comienza hoy.

Serán siete semanas de consultas.

El Ejecutivo debe llevar la iniciativa al Legislativo.

La convocatoria para escoger a los constituyente debe ser el 5 de noviembre.

Desde la perspectiva de la juventud, explica Freddy Pittí, el presidente Varela perdió una oportunidad de oro al posponer el proceso.

De acuerdo con Pittí, sería irresponsable tener una quinta papeleta en las elecciones, cuando la ciudadanía no sabe ‘con qué se come' la Constitución.

En tanto Cristóbal Silva, líder de la agrupación Constituyente Va, dice que ‘no hubo tal convocatoria. Esto requiere un procedimiento formal con debido proceso y el Tribunal Electoral no tiene autoridad para convocarla'.

‘Lo que pretende Varela es confundir la opinión pública, lo que es claro es que hasta este momento no hay convocatoria para una constituyente, y según noticias aparecidas, se pretende desvirtuar el concepto de quinta papeleta, que es un instrumento de consulta al pueblo (¿Quiere el ciudadano una constituyente? Sí o No). No se debe usar como un instrumento electoral para seleccionar o elegir constituyentes', aseguró Silva.

Roberto Troncoso, quien participó en la Comisión Nacional de Reformas Electorales por el sector empresarial, asegura que es ‘a todas luces un tanto sospechoso. Sin embargo, siempre la pregunta es entonces cuándo'.

‘Todos los anteriores presidentes siempre evaden el compromiso y/o promesa empeñada. Pasar la pelota al próximo siempre ha sido la constante', agregó Troncoso.

‘El procedimiento no es de ‘ya-pa-ya', pero si le endosa el compromiso al próximo presidente, evade su responsabilidad y promesa', reclama Troncoso.

El proceso para una nueva constitución, añade Troncoso, será de al menos un año a partir de la designación del nuevo presidente. ‘Esperamos la buena postura, urgencia y definición del Tribunal Electoral', concluye.

Para reformar la Constitución, como dicta el artículo 314, se debe presentar un proyecto a la Asamblea. El segundo paso es que el Legislativo lo apruebe.

Luego, el Tribunal Electoral debe acoger la iniciativa propuesta y en un término no menor de tres meses ni mayor de seis meses, hacer la convocatoria.

La asamblea constituyente estará conformada por sesenta constituyentes, quienes deberán representar proporcionalmente a todas las provincias.

La asamblea constituyente tendrá un periodo no menor de seis meses ni mayor de nueve meses para redactar el nuevo texto constitucional.

El nuevo acto constitucional aprobado con arreglo a este método será sometido a referéndum convocado por el Tribunal Electoral en un periodo no menor de tres meses, ni mayor de seis meses, contados a partir de la fecha de su publicación en el Boletín Electoral.

comments powered by Disqus