Política 23/04/2019 - 12:00 a.m. martes 23 de abril de 2019

‘Urge refundar el Estado mediante una constituyente'

El candidato de ‘Otro Camino Panamá' asegura que su movimiento ha demostrado que se puede hacer política sin despilfarrar los dineros del pueblo

  / Campaña de Ricardo Lombana
Campaña de Ricardo Lombana

Anterior Siguiente

Nubia Aparicio S.
nubia.aparicio@gmail.com

Empezaba la mañana y los teléfonos no paraban de sonar. El líder del Movimiento Otro Camino Panamá tenía que irse con su gente para San Miguelito. Lo esperaban. ‘Diles que ya voy', le respondía a Gusi, su hermana y mano derecha en la campaña, quien atendía las llamadas.

Pese a lo apurado que estaba, Ricardo Lombana —a simple vista quemado por el sol— se mostró sereno y respondió con seguridad todas las preguntas.

Revela que desde los 17 años supo que algún día sería candidato a la Presidencia porque, desde entonces, siente que puede hacer algo bueno por Panamá.

Nos atendió en su oficina, donde ejerce como abogado y realiza algunas asesorías en temas de imagen y comunicación.

Es amante del sóftbol y de la música, por lo que en su casa y en su lugar de trabajo siempre hay una pelota, una manilla y una guitarra.

‘ME GUSTA MUCHO LEER BIOGRAFÍAS. HAY PERSONAJES QUE INSPIRAN Y QUE HAN LOGRADO COSAS IMPORTANTES. EL DE JOHN F. KENNEDY ES UN CASO QUE ME LLAMA MUCHO LA ATENCIÓN Y QUE HE ESTUDIADO'.

 

El joven candidato es de la opinión de que es urgente replantear la República a través de una Asamblea Constituyente que, a su juicio, es perfectamente viable… ‘Para mañana es tarde', advierte.

También critica la corrupción y el clientelismo político. Manifiesta que está muy preocupado por la baja calidad de la educación en el país y que está interesado en el modelo de gestión de la Autoridad del Canal de Panamá, que, a su juicio, lo ideal sería que se trasladara a la nación entera.

El tiempo es oro para este candidato, que en ocasiones no tiene tiempo ni para dormir, pero, aun así, y por más que le ‘den duro', afirma que está disfrutando mucho la campaña.

¿PARA QUÉ SIRVE EL PODER?

El poder es una delegación que te hace un pueblo para ejercerlo en beneficio de quienes te han dado esa tarea. Es un mandato, es algo que te delega la población con el voto y ese poder debe ser ejercido dentro de ciertos límites que pone la Constitución, en favor de la ciudadanía. Yo nunca he ejercido el poder, entonces, la definición que te doy es mucho más orientada hacia la ciencia política, y a la conclusión que tengo como ciudadano, luego de ver los abusos de poder; primero, el militar, antes de 1989, y ahora el abuso civil de simplemente trasgredir todos los límites que tiene el poder.

¿DESDE CUÁNDO SE INTERESÓ POR SER PRESIDENTE?

Desde muy temprano. Desde que tenía como 17 años ya pensaba en esto, era cuestión de ir haciendo un nombre, una reputación y, finalmente, tomé la decisión de que este era el momento. Mi carrera periodística —paralela al ejercicio del derecho— siempre estuvo ligada al tema político, en favor del ciudadano, y en contra de la corrupción.

ALGUNAS PERSONAS PIENSAN QUE DEBIÓ HACER UNA PRIMERA ESCALA, POR EJEMPLO, CANDIDATO A DIPUTADO, PERO SE FUE DE UNA VEZ A ASPIRAR A SER PRESIDENTE. ¿QUÉ OPINA AL RESPECTO?

Esas opiniones son legítimas. Lo pensé, por supuesto. Es más, tuve en mente empezar desde representante de corregimiento y después buscar la diputación. Sin embargo, la Constitución establece cuáles son los requisitos para ser presidente; y no dice que la persona debe tener una carrera escalonada en cargos públicos; entonces, tengo derecho a aspirar de esta manera y, además, yo no quiero ser diputado. Analicé el tema, observé cómo estaba la Asamblea y realmente pienso que este país puede empezar a transformase más desde la Presidencia que desde la Asamblea.

¿TODO ESTÁ TAN MAL EN EL PAÍS, COMO LO DICEN MUCHAS PERSONAS?

No. Por supuesto que no. Panamá tiene muchas cosas buenas. Los gobiernos han hecho acciones positivas. Yo creo que el país tiene logros de los cuales debemos sentirnos orgullosos. Siempre cuando se hace el ejercicio comparativo con la región, nos va mejor, por ejemplo, en el tema de seguridad. Si comparamos el crecimiento económico —a pesar del bajón— contra otros países, también vemos que no estamos mal. Sin embargo, los ejercicios comparativos siempre nos orientan al conformismo. Panamá tiene cuatro millones de habitantes, es rico en recursos y tiene el Canal de Panamá. No hay excusa para que no sea un país desarrollado y del primer mundo. Ahí es donde están los retos.

¿Y QUÉ ES LO QUE NOS ATA?

El gran problema de Panamá es la corrupción, el clientelismo y el juega vivo. Yo creo que si vencemos o afrontamos, en el sector público y el privado, el problema de la corrupción y de la debilidad institucional que tenemos, podríamos dar ese paso. Muchas cosas están bien, pero los temas importantes están mal.

¿COMO CUÁLES?

Te explico. Cuando tienes un edificio, se puede ver bonito por fuera y si la pintura se deteriora, lo pintas, y si se te daña la ventana del piso ocho, la arreglas, pero las estructuras del edificio no se ven.

¿CUÁLES SON LAS ESTRUCTURAS DEL EDIFICIO LLAMADO REPÚBLICA DE PANAMÁ?

El Órgano Judicial, el Legislativo, el sistema político, la educación. Cuando revisas las bases, la estructura, el Judicial está roto, el Legislativo está roto y el Ejecutivo, tal vez, sea el mejor de los tres, pero con graves problemas. Si seguimos comprometiendo las bases, se compromete la estructura.

‘EL GRAN PROBLEMA DE PANAMÁ ES LA CORRUPCIÓN, EL CLIENTELISMO Y EL JUEGA VIVO. PIENSO QUE SI VENCEMOS O AFRONTAMOS, EN EL SECTOR PÚBLICO Y EL PRIVADO, EL PROBLEMA DE LA CORRUPCIÓN Y DE LA DEBILIDAD INSTITUCIONAL QUE TENEMOS, PANAMÁ SERÍA OTRA'.

 

Somos la capital más moderna de América Latina, tal vez, en términos de infraestructura, y la gente viene aquí y se maravilla, pero al tiempo que ve la maravilla y se toma fotos con el Tornillo y con toda la belleza que hay en las edificaciones; en los índices de educación solo le ganamos a Nicaragua y a Haití. Entonces, nos damos cuenta de que no estamos atendiendo lo esencial.

El número de ‘ninis', de gente entre 19 y 30 años que ni estudia ni trabaja, es una vergüenza; cada vez hay más desempleo y deserción escolar, cada vez hay menos gente que ingresa a la universidad. Estamos alimentando un problema que nos puede explotar mañana. Allí es donde yo digo que muchas cosas están bien, pero las cosas de las cuales depende el futuro del país las estamos comprometiendo, y eso es lo que algunos no ven.

¿CÓMO SE PUEDE ACABAR EL TEMA DE LOS ‘NINIS'?

Acabar, no creo. Es una transición; sería demagogia decir que alguien lo va a acabar. Ese problema es complejo, empieza con la deserción escolar en secundaria, porque muchos de los ‘ninis' son personas que no terminaron la escuela o que terminaron y no tuvieron ninguna oportunidad.

¿POR QUÉ ESTÁN DESERTANDO?

Según los estudios, que son los que sustentaron inicialmente el programa de beca universal, desertan por la situación socioeconómica en las áreas más desiguales del país, como son las comarcas y los lugares más apartados, donde no hay oportunidades para nadie. Hay mucha deserción ligada a la pobreza, a la necesidad de encontrar sustento, y esa problemática tenemos que atenderla… es una de mis prioridades.

¿QUÉ PODEMOS HACER CON EL SISTEMA PRESIDENCIALISTA QUE EXISTE EN PANAMÁ?

Hay que erradicarlo mediante una Asamblea Constituyente. Pienso que es la única forma de replantear la República, aunque es un proceso complejo, pero que se puede liderar de manera responsable, sin comprometer la estabilidad del país ni el crecimiento de la economía. Una de las cosas que debe darnos la nueva Constitución es replantear los tres poderes del Estado. Todos los presidentes han dicho que están de acuerdo con limitarle los poderes al presidente, pero nadie lo ha hecho.

‘YO QUIERO SER PRESIDENTE PARA REFORMAR LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA Y QUE NO SEA LO QUE ES HOY, DONDE TENEMOS PRESIDENTES QUE DECIDEN A QUIÉN SE ENJUICIA Y A QUIÉN NO'.

 

He dicho que estoy dispuesto a iniciar un proceso constituyente que decida cómo va a estar configurado el poder en la nueva Constitución. La población es la que tiene esa potestad, obviamente, con una guía, con una propuesta consensuada. Parte del problema que tiene Panamá, por ejemplo, es el tema de la designación de los magistrados de la Corte. Yo realmente creo que una de las cosas que hay que hacer es reducirle al Ejecutivo la discrecionalidad a la hora de designar a un magistrado. Esa debe ser una decisión mucho más ligada con puntajes, méritos y evaluaciones técnicas.

¿CUÁL SERÍA LA FÓRMULA, SI NO ES EL PRESIDENTE?

Yo pienso que sí debe ser el presidente y el Ejecutivo. Lo que digo es que hay que reducirle la discrecionalidad en la decisión de quiénes son los designados. Debe haber un comité para evaluar y asignar puntajes a los funcionarios de carrera judicial y a toda la gente que es idónea para ser magistrado. Ese puntaje tomaría en cuenta la formación académica, carrera judicial, récord ético en el ejercicio del cargo, capacitación continua, todo un cúmulo de criterios. Cuando llega el momento de una vacante, en la forma que yo quisiera que estuviese reformada la metodología, el Ejecutivo no puede escoger a nadie que no sea de la lista; para mí esa es la forma de limitar la discrecionalidad del presidente, y debe quedar establecido así en la Constitución.

SI NO FUERA CANDIDATO Y TUVIERA QUE VOTAR POR ALGÚN CANDIDATO INDEPENDIENTE, ¿POR CUÁL VOTARÍA?

Por Ana Matilde.

¿ES POSIBLE UNA ALIANZA ENTRE LOS INDEPENDIENTES?

Desde el inicio he planteado la posibilidad de un movimiento independiente unificado, pero basado en un objetivo de país. No creo en alianzas para ganar, la gente dice en la calle ‘tienen que unirse para ganar'; Martinelli y Varela se unieron para ganar, pero ¿qué pasó un año después? Revisemos la historia, ¿qué pasa con las alianzas que son solo para ganar? No duran, porque no hay proyecto de país, sino que son para ganar. Si no se construye un objetivo de país, no vale la pena.

DE NO OBTENER EL RESULTADO ESPERADO, ¿SEGUIRÍA EN LA POLÍTICA?

La intención es seguir. Si el 5 de mayo yo no fuera elegido por la población, hoy te digo, el movimiento sigue. Aunque uno no dispone, hay que ver qué pasa al día siguiente. Esto no es una candidatura, nosotros iniciamos un movimiento y la gente ya lo ha visto, un movimiento ciudadano no para ganar elecciones, es un movimiento que está empezando a mostrarle al país que hay otra forma de hacer política. Ese objetivo es más grande que llegar a la Presidencia. Honestamente, yo siento que este movimiento no tiene forma de perder, pues perdiendo la elección, también ganamos. Le estamos diciendo a los partidos ‘dejen de despilfarrar nuestro dinero haciendo política y miren cómo se puede hacer política sin botar los impuestos de los panameños'.

¿DUDA DE LA IMPARCIALIDAD DEL TRIBUNAL ELECTORAL?

Yo creo que he sido claro sobre ese tema. Cuestioné al Tribunal Electoral cuando lo tuve que hacer, y cuando lo hice, presenté las evidencias, dije el por qué y mantengo mis dudas, pero, ojo, este tema es delicado. Yo no tengo dudas con respecto al conteo de votos y a lo que pase el día de la elección. Lo que pasa es que la transparencia del proceso no es solo lo que pasa el día de la elección, sino que es todo lo que sucede un año antes; es el tema del financiamiento, es el tema de qué oportunidad le das a este y qué oportunidad le das al otro. El hecho de que los partidos puedan tener mucha más ventaja con respecto al tema de financiamiento, por ejemplo, versus los candidatos de libre postulación, es una medida que favorece a los partidos. La confianza en el Tribunal Electoral no solo depende de la transparencia del día de la elección, sino también de toda una serie de factores que ocurren antes, y que inciden sobre el resultado final.

SEGÚN SU DISCURSO, HAY QUE REFUNDAR EL ESTADO, ¿POR DÓNDE EMPEZARÍA?

Por la presidencia. Yo quiero ser presidente para reformar la Presidencia de la República y que no sea lo que es hoy, donde tenemos presidentes que deciden a quién se enjuicia y a quién no, presidentes que no respetan la Constitución. En Ricardo Lombana y Guillermo Márquez Amado tienes a dos panameños que se van a apegar al mandato de una Constitución. Esa es la primera reforma.

Lo segundo es iniciar un proceso constituyente. Primero queremos hacer consultas para legitimar el proceso, preguntarle a la población sí o no, en una consulta popular. Mientras hacemos la consulta, se hace docencia sobre la constituyente. Si gana el sí, la población habló y entonces iniciamos el proceso habiendo formado y hecho docencia a la población.

Tenemos que avanzar, que salir de este círculo vicioso en el que estamos y del que no podremos salir si no cambiamos las reglas del juego.

¿CREE QUE ESTO NOS VA A PERMITIR CERRAR LA BRECHA QUE DETERMINA LA INEQUIDAD Y LAS EXCLUSIONES QUE SE DAN ACTUALMENTE?

Por supuesto que sí. Te voy a explicar por qué. Parte de las exclusiones y de la inequidad que se da en el país es porque no se aplica la ley ni la justicia como se debe, en parte... no estoy diciendo que en su totalidad. Aquí, por ejemplo, hay leyes antimonopolios, sin embargo, no se aplican y hay monopolios en el sector energía, en el sector intermediario, en ciertos productos de la canasta básica. Entonces, como la ley no se aplica, hay un impacto en la equidad.

Al tener una nueva constitución no es que mañana habrá medicinas y alimentos baratos, no, habrá un nuevo marco jurídico, una reforma del sistema judicial. A mí me gusta el ejemplo de Colombia, porque ese país hizo su Constituyente en 1991, y pasó de ser un lugar donde asesinaban a magistrados, a uno que hoy nos da cátedra en temas de independencia e imparcialidad judicial.

El país entendió que si no se replanteaba institucionalmente, no podía fijar un norte...

¿A QUIÉN VA A NOMBRAR COMO MINISTRO DE EDUCACIÓN?

Hemos hecho un trabajo de reclutamiento, entrevistas. Para todos los cargos hay perfiles: no pueden tener conflicto de intereses, tiene que ser gente idónea para el puesto y no deben tener ningún vínculo con temas ligados a la corrupción. La ciudadanía puede tener garantía de un gabinete idóneo, representativo en término de género y étnicos. Ojalá más mujeres que hombres.

¿CREE QUE DEBA APLICARSE EL MODELO ACP AL RESTO DEL PAÍS?

PERFIL

Cuenta con una maestría obtenida en The George Washington University

Nombre: Ricardo Alberto Lombana González

Lugar de nacimiento: Ciudad de Panamá

Edad: 45 años

Cónyuge: Aileen Adames López

Religión: Católica

Profesión: Abogado

Resumen de su carrera: Cursó sus estudios en el Colegio De La Salle. Es Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas por la Universidad de Panamá, y cuenta con una maestría en Derecho Internacional, obtenida en The George Washington University, en EE.UU.. Estando en sus estudios de maestría se ganó el Premio de Honor ‘Thelma Weaver', el cual se otorga al estudiante internacional de la clase graduanda de maestría en derecho que más haya contribuido con la vida profesional e intelectual de la escuela de leyes. También realizó estudios en la Universidad de Oxford (Inglaterra) y en la Universidad de Harvard. Fue cónsul en Washington y subdirector del diario La Prensa .

El modelo ACP definitivamente que sirve de referencia para la gestión pública. Yo creo que una de las formas de poder hacer una transformación en la gestión pública, en la eficiencia, en la transparencia; sería emular la estructura del Canal de Panamá en el resto del Estado. En particular, el plan de mantenimiento es algo que me llama mucho la atención y lo hemos estado consultando. En el Estado panameño no existe un plan de mantenimiento de nada, ni de carreteras, ni de carros… las cosas se compran, se usan, se maltratan y se botan. Se pierden millones de dólares de los panameños que no tienen medicinas, que no tienen agua, simplemente por la irresponsabilidad.

¿SE NOS RESPETA COMO DEBE SER EN EL ÁMBITO INTERNACIONAL?

Por supuesto que no. Panamá ha perdido mucho en su política exterior. Yo me pregunto, ¿quiénes son nuestros aliados internacionalmente ante esa ofensiva que nos montaron ciertos países alrededor del tema de la OCDE, GAFI y demás? Un país pequeño como Panamá tiene que contar con un apoyo diplomático internacional para poder enfrentar de manera conjunta ofensivas como esas. Yo vi a un Panamá muy solo en esos momentos, sin una estrategia de defensa, simplemente firmando y aceptando todo lo que nos ponían por delante.

Nuestra reputación está golpeada internacionalmente y eso es algo que tenemos que cambiar. Necesitamos diseñar una política exterior, porque Panamá no la tiene.

¿LE CONVIENE A PANAMÁ ESE ALINEAMIENTO TAN CERRADO CON CHINA?

A mí me parece que fue una buena decisión restablecer las relaciones diplomáticas con China; por consiguiente, considero que es uno de los aciertos de esta administración. La relación es conveniente, pero bien manejada, y para manejarla bien hay que hacerlo en función de los intereses panameños.

Para mí, una relación bilateral tiene que empezar por allí. Hay gente que no tiene medicinas, que tiene que madrugar para tener una cita médica. ¿Y a uno de los países más importantes del mundo le pides un tren? Y lo pregunto, con todo el respeto, acerca de los beneficios que pueda traer la construcción de un tren. Aquí no hay el 100 por ciento de claridad sobre el financiamiento de esa obra y lo está decidiendo una persona, un presidente, al final de su mandato.

Lo más responsable sería dejar ese proyecto para que la próxima administración lo evalué, así como su financiamiento. Veo un apuro de dejar el proyecto del tren andando.

¿CUÁLES SON LOS REFERENTES EN CUANTO A HOMBRES DE ESTADO?

Coincido con muchos analistas. Si revisamos la historia, hay personajes de estatura, como Carlos Iván Zúñiga, Justo Arosemena, Belisario Porras y Clara González.

¿Y A NIVEL MUNDIAL?

Me gusta mucho leer biografías. Hay personajes que inspiran y que han logrado cosas importantes, como John F. Kennedy. Para mí es un caso que me llama mucho la atención y que he estudiado.

¿UN LIBRO IMPERDIBLE PARA USTED?

Uno, es difícil.

¿PELÍCULA QUE QUISIERA VOLVER A VER?

La vida es bella , de Roberto Benigni. La puedo ver todas las veces que quiera. El mensaje es muy poderoso: no importa qué tan grave sea tu problema, tienes que disfrutar la vida, porque es una sola vez. Tú me ves en campaña peleando, me atacan, el ambiente es negativo, pero me ves sonriente… yo estoy disfrutando la campaña.

¿ALGÚN AMULETO?

Mi mochila, no la puedo dejar, siempre me ha acompañado. Hago la analogía de que la mochila lleva todo lo que yo soy, los errores y aciertos. En la mochila tengo sencillo, los cargadores del celular, pulseras de color naranja, un cuadernito con una pluma donde anoto anécdotas y lo que me va pasando, un suéter extra y mi gorra.

¿QUÉ DEPORTE PRACTICA?

Sóftbol y fútbol; soy superbirrioso. En mi oficina tengo una manilla con una pelota y una guitarra... siempre toco guitarra y percusión.

¿TINTO O BLANCO?

Tinto.

¿QUÉ NOS PERDERÍAMOS LOS PANAMEÑOS SI NO ES ELECTO PRESIDENTE?

No hay forma de contestar esa pregunta sin sonar arrogante.

comments powered by Disqus