Política 14/06/2018 - 12:00 a.m. jueves 14 de junio de 2018

Tras hospitalización, se estabiliza la salud de Martinelli

El equipo del Instituto de Medicina Legal dejó claro que no es necesario que el exmandatario esté hospitalizado para mantener su salud y que puede seguir un tratamiento ambulatorio

Marta de Martinelli visitó ayer a su esposo en el Hospital Santo Tomás. / Aris Martínez | La Estrella de Panamá
Aris Martínez | La Estrella de Panamá

Marta de Martinelli visitó ayer a su esposo en el Hospital Santo Tomás.

Anterior Siguiente

Adelita Coriat
acoriat@laestrella.com.pa

La evaluación que realizaron los tres médicos forenses del Instituto de Medicina Legal al expresidente de la República Ricardo Martinelli el 12 de junio en horas de la noche determinó que se encontraba estable.

Así lo manifestaron ante el juez de garantías Jerónimo Mejía, la defensa y los querellantes reunidos ayer en el Segundo Tribunal de Justicia para escuchar las respuestas que tenían que ofrecer los especialistas a cinco preguntas concretas formuladas por el juez de garantías.

Los galenos revisaron los informes y documentos clínicos proporcionados con la historia del paciente desde que arribó a suelo panameño y posteriores exámenes efectuados por el doctor del Centro Penitenciario El Renacer. No obstante, manifestaron que no cuentan con el diagnóstico final que realizaron los especialistas en el Hospital Santo Tomás.

Los médicos respondieron de manera consensuada cada una de las preguntas a la defensa, que mediante el interrogatorio buscaba probar que la condición estable de su cliente era producto del tratamiento médico que recibió en el nosocomio.

El juez de garantías recordó que durante el receso de la audiencia del lunes, el expresidente solicitó ser evaluado y un médico que se encontraba en la sala lo hizo. Al regresar de la diligencia judicial, ya en el centro penitenciario, otro doctor lo auscultó y determinó que había que trasladarlo de inmediato al hospital, razón por la cual Mejía ordenó una revisión del equipo médico forense en el Hospital Santo Tomás.

La defensa cuestionó a los forenses sobre las consecuencias de diferentes patologías que sufre Martinelli, por ejemplo, hipertensión arterial, cardiopatía, además de los trastornos de ansiedad, glaucoma y otros. A esto, el equipo del Instituto de Medicina Legal respondió que todo paciente con patologías crónicas amerita seguimiento de un especialista.

Dijeron que entre sus tareas se limitaron a hacer una revisión o interpretación médica de los exámenes efectuados en El Renacer. Añadieron que ayer se le practicó a Martinelli un angio cat coronario, un estudio de las arterias del corazón, pero no cuentan con los resultados.

REPORTE DE EE.UU.

Cuando el expresidente Martinelli abandonó la Prisión Federal de Miami, Florida, Estados Unidos, el informe médico señalaba los siguientes problemas de salud: desorden de ansiedad, glaucoma, astigmatismo, hipertensión esencial, enfermedad del corazón sin especificar y constipación.

Durante su estancia en la cárcel, se le administraron una serie de medicamentos que debían ser continuados en Panamá hasta ser evaluado por un especialista: Aspirina (81 mg, una al día); Atorvastatin (40 mg, una al día, medicamento para controlar el colesterol); Hydrochlorothiazide (25 mg, una al día para el control de la presión arterial); Latanosprost Ophtin Soin (2.5 ml, una gota en cada ojo antes de dormir para controlar la presión arterial del ojo); Losartan potassium (50 mg, una tableta dos veces al día para controlar la presión) y Metoprolol Tartrate (100 mg, una tableta dos veces al día para controlar la presión arterial).

En el informe norteamericano se consigna un posible riesgo de fuga de Martinelli. Como una atención especial se señala una alegación no verificada de posible intento de fuga. Renglón seguido sugiere emplear precauciones cuando es transportado fuera de facilidades seguras.

La Estrella de Panamá tuvo acceso a los documentos que fueron entregados a las autoridades panameñas durante la transferencia de custodia del también diputado centroamericano.

Entre ellos, se encuentra el informe de aprehensión de Martinelli preparado por el comisionado Marcos Córdoba, jefe de la Dirección de Investigación Judicial, en el que se detalla que Martinelli fue entregado por el servicio de los Marshalls de Estados Unidos a Johanna Aguirre de la Dirección de Asuntos Jurídicos y Tratados del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Tan pronto aterrizó el avión privado en el que viajó a Panamá, en el aeropuerto Internacional de Tocumen, Martinelli fue atendido por el médico del Ministerio de Salud Leonardo Labrador, quien procedió a dejar constancia de su evaluación física. Su presión arterial era de 125/68. La condición del paciente, según el documento era: ‘estable, sin complicaciones. Apto para el traslado inmediato al penal asignado'.

En el historial clínico del Ministerio de Gobierno y del Ministerio de Salud, en el cuadro de patologías, Martinelli dijo que no padecía de cáncer, aunque ha sido una enfermedad en la familia.

En horas de la noche del lunes pasado, después de la diligencia judicial celebrada en la Corte, Martinelli presentó un cuadro de hipertensión que lo internó en el Hospital Santo Tomás.

La defensa ha exigido que se le brinde la atención a las dolencias que se exponen en el documento de entrega estadounidense, y han solicitado una audiencia con el Pleno de la Corte para pedir un cambio de medida cautelar, distinta a la detención preventiva.

Ayer, Martinelli recibió la visita de su esposa, Marta Linares, quien se quejó de la informalidad en que se efectuó el traspaso de custodia, alegando que no fue recibido por ningún funcionario del Ministerio de Gobierno a su llegada a Panamá.

comments powered by Disqus