Política 24/05/2016 - 12:00 a.m. martes 24 de mayo de 2016

Control por PRD desencadena cruce de acusaciones 

Hay varias corrientes internas que se pelean por el control de la dirigencia del colectivo

El Partido Revolucionario Democrático está en un proceso de renovación. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

El Partido Revolucionario Democrático está en un proceso de renovación.

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

La ambición por lograr el control de la dirigencia del Partido Revolucionario Democrático (PRD) e influir en la definición de quién será el candidato presidencial que presentará este colectivo a los comicios generales del 2019 se ha convertido en el factor que impide que se logre la tan pregonada unidad que está en el discurso de todas las corrientes internas del grupo.

En la medida en que se acercan los términos para las postulaciones y las fechas de elección de los delegados, se incrementan los choques entre las fuerzas que se pelean por el poder.

ELECCIÓN INTERNA PRD
  • El presidente y el secretario general son los principales cargos
  • Aunque hay varias corrientes, las principales fuerzas en pugna las lideran Ernesto Pérez Balladares y Martín Torrijos.
  • Ambas aspirarían a la candidatura presidencial.

Después que el abogado y exlegislador por la Democracia Cristiana Guillermo Cochez denunciara la semana pasada en La Estrella de Panamá que se utilizan recursos de la Asamblea Nacional para financiar la campaña interna, el diputado Javier Ortega salió al paso y dijo que este tipo de acusaciones no son más que parte de la estrategia que utiliza el grupo de Benicio Robinson y Ernesto Pérez Balladares.

Según Ortega, la intención es afectar al Movimiento de Rescate y Renovación Torrijista que lidera el diputado Pedro Miguel González. El diputado perredista le advirtió a Cochez que ‘no se preste para hacerle el juego a otros', al tiempo que insistió en la unidad interna, pues ‘todas las bases están cansadas de ver al PRD peleando'.

También envió un mensaje a sus copartidarios que están detrás de este tipo de acciones: ‘la unidad no se hace insultando a los compañeros'.

EFERVESCENCIA

El exdiputado y dirigente del PRD, Rogelio Paredes, reconoce que lo que sucede está íntimamente relacionado con la elección interna.

Paredes, quien apoya el grupo de Benicio Robinson y Ernesto Pérez Balladares, dice que es normal que haya pugnas, pero que trasciendan a los medios de comunicación, no debe ser. En su opinión, nada de esto contribuye al desarrollo de una buena campaña. Después que utilizas unas expresiones fuertes para cuestionar a tus adversarios, no esperes silencio del otro lado, indica.

‘Te puedo hablar por Pérez Balladares, porque estoy ligado a su campaña, él no tiene ningún problema para hablar con cualquiera y siendo miembro del PRD, lo ha demostrado pues ha tenido la puerta abierta para hablar con cualquiera', añadió.

CHOQUES INTERNOS

El propio vicepresidente del PRD, Camilo Alleyne, dijo en una entrevista publicada el lunes por La Estrella de Panamá que está dispuesto a ‘chocar' con Benicio Robinson y derrotarlo en sus aspiraciones a presidir el PRD.

Según corro boraron a La Estrellad e Panamá fuentes del partido, las diferencias públicas entre Alleyne y Robinson son solo la punta del iceberg, pues en las reuniones del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) han tenido fuertes intercambios de palabras por diferencias de criterios en diversas decisiones sobre la conducción actual del partido.

Robinson era parte del Pacto por la Gobernabilidad que firmó el PRD con el panameñismo para el control de la Asamblea, acción que fue cuestionada por Alleyne, quien prefiere que el partido se mantenga en abierta oposición al gobierno de Juan Carlos Varela.

En el caso de Ernesto Pérez Balladares y Pedro Miguel González, las diferencias internas son igualmente evidentes, hasta el punto que no coinciden ni en las reuniones del partido. ‘No van a las mismas reuniones', dicen sus copartidarios.

Pérez Balladares, añadieron las fuentes internas, le ha reclamado al diputado González que fue durante su mandato que se logró que se legalizara su estatus penal, pues en ese momento era un prófugo de la justicia y los Estados Unidos presionaba para que se le extraditara por el asesinato del soldado Zak Hernández durante los días posteriores a la invasión norteamericana a Panamá ,en diciembre de 1989.

Descalificaciones, reclamos y ataques son las notas características de las reuniones del PRD que en dos meses debe elegir a sus delegados.

 

comments powered by Disqus