Política 05/02/2019 - 5:05 p.m. martes 5 de febrero de 2019

Panamá calienta motores para los comicios con una oferta variada pero insulsa

El 5 de mayo los panameños escogerán al próximo presidente de la República

 / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

EFE

Panamá ha redondeado esta semana su oferta electoral para los comicios del 5 de mayo, una propuesta que algunos analistas consideran insulsa y "sin gancho", mientras que para otros es variada y está conformada por políticos "capacitados".

Los candidatos presidenciales de los tres grandes partidos panameños, elegidos en primarias el año pasado, celebraron actos en los últimos días para presentar a sus respectivos compañeros de fórmula en las próximas elecciones.

El último en hacerlo fue el aspirante presidencial del gobernante y nacionalista Partido Panameñista (PPA), José Blandón, quien escogió como candidata a vicepresidenta a Nilda Quijano, una ingeniera afrodescendiente afiliada al opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD).

El fin de semana lo hicieron Rómulo Roux, el candidato del liberal Cambio Democrático (CD) que concurrirá con el periodista y activista Luis Casís, y Laurentino "Nito" Cortizo, la apuesta presidencial del PRD (socialdemócrata), que participará con el joven abogado José Gabriel Carrizo.

"Es una oferta bastante completa, nadie puede quejarse de que no haya una papeleta a su medida", afirmó a Efe el abogado Ebrahim Asvat, para quien cualquiera de los aspirantes "puede hacer las cosas bien".

"No solo basta de todos modos con tener un presidente preparado, hay que tener una estructura preparada. (Ronald) Reagan fue un actor de películas B y, sin embargo, terminó siendo un buen presidente de Estados Unidos por todo el aparato que había detrás", agregó.

En las antípodas se encuentra el sociólogo Marco Antonio Gandásegui, para quien los partidos tradicionales han optado por candidatos "con poca visión de país" y han presentado "las peores ofertas desde antes del golpe militar de 1968", que a la postre alzó al poder al carismático Omar Torrijos.

"Los candidatos presidenciales son débiles desde el punto de vista político, no tienen gancho, pero los vicepresidentes que eligieron muchísimo más. Los escogieron para que no los hicieran sombra", apuntó a Efe.

Cortizo es un viejo conocido de la política panameña, fue diputado de la Asamblea Nacional en los años 1990 y luego ministro de Desarrollo Agropecuario durante la presidencia de Martín Torrijos (2004-2009).

Blandón, por su parte, fue elegido alcalde de la capital en 2014 y dejó el puesto hace unos meses para pelear por la candidatura de su partido, mientras que Roux desempeñó distintos cargos en el Gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014), entre ellos canciller y ministro de Asuntos del Canal.

El constitucionalista Ernesto Cedeño explicó que los candidatos presidenciales buscaron, con la elección de sus segundos, hacer guiños a distintos sectores de la sociedad panameña.

"Blandon buscó a una persona que le ayude a borrar su imagen de protector vehemente de un grupo minoritario (la clase alta panameña). Nito apuesta al voto joven y Roux por una persona que tiene aceptación comunitaria por sus luchas sociales", declaró.

También presentaron recientemente sus fórmulas presidenciales el líder del izquierdista Frente Amplio por la Democracia (FAD), Saúl Méndez, y los tres independientes: la exfiscal general Ana Matilde Gómez, el exdiputado Marco Ameglio y el abogado Ricardo Lombana, cuyas candidaturas finales se oficializarán en los próximos días tras resolverse varios reclamos de los otros aspirantes sin partido.

El sociólogo Danilo Toro consideró que la oferta electoral es tan variada que parece "una botica donde hay de todo" y dijo que aún es "muy temprano" para determinar quién de los candidatos canalizará el voto protesta, tan determinante en las recientes elecciones de El Salvador o Brasil.

"El panameño quiere que venga un gobierno que redirija la situación económica y no quiere ver tanta corrupción", añadió.

Las elecciones presidenciales de 2014 las ganó contra todo pronóstico el gobernante Partido Panameñista, mientras que las dos fuerzas políticas con más diputados en el Parlamento panameño, de 71 escaños, son el PRD (26) y el CD (24). 

comments powered by Disqus