Política 22/11/2017 - 12:04 a.m. miércoles 22 de noviembre de 2017

Un nuevo fallo en la Corte por caso de los ‘niños pobres'

Condenaron a Richard Sam Lehman a pagar a favor de la firma forense Infante & Pérez Galindo la suma de $1,000 en concepto de daño moral

El caso por calumnia e injuria fue hasta la Sala de Casación de la Corte Suprema de Justicia. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

El caso por calumnia e injuria fue hasta la Sala de Casación de la Corte Suprema de Justicia.

Carlos Anel Cordero
ccordero@laestrella.com.pa

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia Hernán De León y Harry Díaz, en un proceso de casación, condenaron a Richard Sam Lehman a pagar a favor de la firma forense Infante & Pérez Galindo la suma de $1,000 en concepto de daño moral.

El 12 de junio de 2007, se presentó ante la Fiscalía Decimocuarta del Primer Circuito Judicial de Panamá, por la firma forense Infante & Pérez Almillano, una demanda contra Richard San Lehman por los delitos de calumnia e injuria en actuaciones judiciales en perjuicio del abogado Héctor Ernesto Infante.

HISTORIA

La falta de pruebas generó la desestimación de la demanda

En septiembre de 2009, el juez Decimoséptimo de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá desestimó las pretensiones de la firma demandante.

En la demanda se solicitaba ‘pagar la suma de $55 millones en concepto de daños y perjuicios, más interés, costas y gastos que se generen, todo ello a raíz de una serie de ataques verbales y escritos'.

Los magistrados de la Sala de lo Civil condenaron a Sam Leham a pagar a favor de Infante & Pérez Almillano la suma de $1,000 en concepto de daños a raíz de una serie de ataques que el demandado dirigió contra dicho bufete, tanto en Panamá como en otras latitudes, ‘haciendo señalamientos falsos e inescrupulosos contra la imagen, honorabilidad y prestigio del bufete, como de los socios que lo integran'. Las costas, según el fallo de casación, suman $750.

En septiembre de 2009, el juez Decimoséptimo de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, administrando justicia en nombre de la República de Panamá y por autoridad de la ley, desestimó las pretensiones de la firma demandante por falta de pruebas.

En un principio se decidió que las costas a cargo de la sociedad demandante se fijaban por disposición de los artículos 1071 del Código Judicial, en la suma de $3 millones.

En otro recurso, el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial resolvió confirmar el pronunciamiento habido en sede de apelación, en virtud de sentencia el 24 de junio de 2013.

comments powered by Disqus