Política 03/03/2015 - 12:00 a.m. martes 3 de marzo de 2015

Magistrados del TACP desobedecen a Harley Mitchell

Los magistrados Cupas y Padilla firmaron, una resolución para destituir a Rubén García Paredes, por un supuesto 'acoso laboral'

Corte Suprema de Justicia. / Larish Julio/ La Estrella de Panamá
Larish Julio/ La Estrella de Panamá

Corte Suprema de Justicia.

Anterior Siguiente

Quintín Moreno
online@laestrella.com.pa

En notorio irrespeto a una orden judicial, dos integrantes de un tribunal colegiado (adscrito al órgano Ejecutivo) desobedecieron un dictamen firmado por el magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Harley Mitchell.

Manuel Cupas y Anabelle Padilla, dos de los tres magistrados del Tribunal Administrativo de Contrataciones Públicas (TACP), decidieron no acatar una resolución que emanó del máximo tribunal de la república. 

Los magistrados Cupas y Padilla firmaron, el pasado 6 de febrero, una resolución para destituir al secretario general del TACP, Rubén García Paredes, por un supuesto “acoso laboral” ejecutado en contra de una subalterna. La otra magistrada, Zaira de Latorraca, se opuso a la medida y, en consecuencia, salvó su voto.

En vista de que no le permitieron presentar sus descargos, García presentó un amparo de garantías constitucionales ante la CSJ. El caso fue asignado al magistrado Mitchell. 

Cupas y Padilla fueron notificados el pasado 24 de febrero de la orden firmada por Mitchell, la cual solicitaba, en un término de dos horas, el envío del expediente o, en su defecto, de un informe de conducta. Mitchell también ordenó la suspensión provisional de la orden impugnada (destitución de García) mientras se decida el fondo del proceso en la CSJ.

Al día siguiente, 25 de febrero y con más de seis horas de atraso, Cupas y Padilla remitieron un informe de conducta, pero en la tarde del mismo día se reunieron en pleno para negar una reconsideración de García y, por ende, confirmar el despido. 

Cupas y Padilla ordenaron que García fuera notificado, a pesar de que la magistrada Latorraca no había entregado su salvamento de voto.

Cupas y Padilla, en claro desprecio hacia un superior jerárquico, opinaron que lo actuado por el magistrado Mitchell era una “simple sustracción de materia porque los hechos ya se dieron”.

De nada valió que García, el funcionario destituido, entregara a sus ejecutores una certificación firmada por el director de la Carrera Administrativa, David Montenegro, quien explicó que el cargo de secretario general del TACP no es de libre nombramiento y remoción, por lo que es mandatorio invocar causales específicas de despido que la ley contempla.

Los magistrados Cupas y Padilla hicieron caso omiso de este documento y, además, negaron a García una advertencia de ilegalidad, acción que los primeros debieron remitir automáticamente a la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo de la CSJ. 

El TACP es un tribunal especial que se dedica a atender las apelaciones de todos aquellos involucrados en contrataciones públicas. Sus tres magistrados son nombrados, de manera escalonada, por el órgano Ejecutivo.

La Estrella de Panamá contactó a la magistrada Anabelle Padilla para conocer su opinión sobre este caso y solo se limitó a decir que espera en que todo se resuelva en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que el funcionario pase por las respectivas evaluaciones.

En tanto en el despacho del magistrado Manuel Cupas informaron a este medio, que no se encontraba por el momento y que le darían el mensaje.

comments powered by Disqus