Política 18/04/2019 - 3:44 p.m. jueves 18 de abril de 2019

Lombana, el fulgurante candidato que canaliza el voto antisistema en Panamá

Abogado, periodista y excónsul en Washington durante el gobierno de Martín Torrijos (2004-2009), recientes encuestas le sitúan en tercer lugar en intención de voto

Ricardo Lombana, candidato presidencial por libre postulación. / La Estrella de Panamá
La Estrella de Panamá

Ricardo Lombana, candidato presidencial por libre postulación.

EFE

Ricardo Lombana, candidato presidencial por libre postulación, ha pasado de ser prácticamente un desconocido en Panamá a subir como la espuma en las encuestas para las elecciones del 5 de mayo, gracias a un discurso contra el sistema tradicional de partidos, la impunidad y la corrupción.

"Soy percibido como el candidato antisistema y ese es el secreto de nuestro ascenso. Hay un hastío ciudadano frente al sistema partidista, frente a la corrupción, frente a todas esas cosas que por 30 años han causado tanto daño al país", dijo a Efe durante una gira por uno de los barrios más deprimidos de la capital.

Abogado, periodista y excónsul en Washington durante el gobierno de Martín Torrijos (2004-2009), recientes encuestas le sitúan en tercer lugar en intención de voto, por detrás de los candidatos de los dos grandes partidos: Laurentino Cortizo, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), y Rómulo Roux, de Cambio Democrático (CD).

"Estamos cerca de lograr algo inédito y de dar un giro a la historia política del país", afirmó el candidato y líder del movimiento ciudadano "Otro Camino Panamá", que ha hecho del color naranja su principal seña de identidad.

Lombana aseguró que, a diferencia de las tradicionales formaciones políticas, no le rinde cuentas a ninguna "estructura de poder preestablecida" y que las personas que le acompañan en la carrera presidencial lo hacen por convicción y "no esperan recibir nada a cambio" si consigue imponerse en las urnas el próximo 5 de mayo.

"La falta de ataduras me va a permitir tomar decisiones en beneficio de la población y no de un grupo específico", añadió.

Para el candidato más joven de los siete que aspiran a la Presidencia, "el principal cáncer de Panamá es la corrupción", un flagelo que "ha drenado las arcas públicas" y le ha quitado recursos a la sanidad y a la educación.

Panamá ha sido azotada en los últimos años por varios escándalos de corrupción, que afectan principalmente a funcionarios del gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014) y entre los que destacan los sobornos de la multinacional brasileña Odebrecht.

Su receta para combatir la corrupción pasa por redactar una nueva Constitución que fortalezca la separación de poderes y reduzca el presidencialismo; limitar el uso de fondos públicos, y aprobar la "muerte civil" (inhabilitación perpetua) para los funcionarios corruptos.

También propone crear una fiscalía especial "como las que dirigió (el exjurista) José Ugaz en Perú, con facultades y fondos especiales y con autonomía para investigar en paralelo al funcionamiento del Gobierno", explicó.

En política exterior, Lombana defendió que es "compatible" tener buenas relaciones a la vez con China y Estados Unidos, e indicó que para conseguir ese equilibrio es importante "no entrar en el juego geopolítico".

"El gran reto es consolidar la relación con la República Popular de China al tiempo que se reconoce que Estados Unidos ha sido, es y debe seguir siendo el principal socio comercial y aliado estratégico de Panamá", declaró.

El aspirante independiente, sin embargo, se declaró contrario a la forma de hacer política del presidente estadounidense, Donald Trump, y le definió como un "constructor de muros y no de puentes": "Pocas de las cosas que hace Donald Trump benefician a la relación de Estados Unidos con América Latina", enfatizó.

En cuanto a Venezuela, la gran crisis actual de la región, Lombana se mostró a favor de que Panamá continúe en el denominado Grupo de Lima e instó a la comunidad internacional a ejercer más presión para conseguir "de manera diplomática y pacífica" la salida del poder del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

"No creo en las intervenciones militares, pero hay que ser férreos contra las dictaduras", concluyo.

comments powered by Disqus