Política 08/11/2018 - 12:05 a.m. jueves 8 de noviembre de 2018

Jubilados amenazan con cierre de calles durante la JMJ

Un grupo de jubilados y pensionados retomó sus acciones de protesta con un cierre de calle cerca de la Plaza 5 de Mayo

Los jubilados aseguran que seguirán en las calles hasta que el Ejecutivo sancione el proyecto. / Julio Moreno | La Estrella de Panamá
Julio Moreno | La Estrella de Panamá

Los jubilados aseguran que seguirán en las calles hasta que el Ejecutivo sancione el proyecto.

Gustavo A. Aparicio O.
gustavo.aparicio@laestrella.com.pa

Los jubilados y pensionados del país que exigen que el Órgano Ejecutivo sancione el proyecto de ley 621, que eleva sus pensiones, comienzan a impacientarse.

Este miércoles, un grupo de jubilados y pensionados retomó sus acciones de protesta con un cierre de calle cerca de la Plaza 5 de Mayo, para exigir la sanción del proyecto que fue aprobado en tercer debate por la Asamblea Nacional, el pasado 17 de octubre.

Franklin Ortiz, dirigente de los jubilados, manifestó que se mantendrán en las calles hasta que el presidente de la República, Juan Carlos Varela, sancione el proyecto.

‘Vamos a pelear por ese aumento, que es irrisorio en comparación con el presupuesto general del Estado para 2019, que supera los 23,000 millones de dólares', indicó Ortiz.

Expresó que de no sancionar el presidente dicho proyecto, los jubilados han decidido que, si el papa Francisco viene a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), saldrán a las calles a manifestarse.

INCREMENTO Y RECHAZO

El proyecto establece un aumento de $60 mensuales para quienes reciben un monto de pensión o jubilación de $175 a $500; un ajuste de $45 mensuales para los que reciben una pensión de $500 a $1,000, y un aumento de $35 mensuales para quienes reciben pensiones de $1,000 a $1,500.

Pero para financiar este ajuste se fijó un impuesto a las remesas de fuentes panameñas a beneficiarios en el extranjero, un impuesto al uso de máquinas tragamonedas y centros de apuestas, en casinos y salas de juego a nivel nacional, equivalente al 5% de sus ganancias netas anual y la redistribución del impuesto selectivo al consumo de cervezas.

El impuesto a las remesas, a los casinos y centros de apuestas, ha generado rechazo del sector empresarial, que ha pedido al presidente vetar la propuesta de ley.

EJECUTIVO BUSCA ALTERNATIVAS

La ministra de Economía y Finanzas, Eyda Varela de Chinchilla, informó que el Ejecutivo aún no tiene una respuesta en firme al pedido de los jubilados, pero dice que se buscan alternativas.

‘Entendemos el reclamo de los jubilados, estamos viendo cómo podemos revisar este tema para que sea positivo para ellos, pero pensamos que las fuentes de financiamiento no fueron las más apropiadas. Estamos analizando el veto o buscar otras fuentes de financiamiento', indicó.

Para este aumento se necesitarían entre $300 a $400 millones anuales.

YA HUBO UN AUMENTO

El gobierno de Varela ya había aprobado, en junio de 2015, un incremento a las pensiones de los jubilados.

El aumento, que se dio un año después de su elección como presidente de la República, se fijó en $50 mensuales para los que cobraban hasta $250 de pensión, un ajuste de $45 para quienes se mantenían en una escala de $250.01 hasta $270, $40 para los que tenían una pensión de $270.01 hasta $300 al mes, $30 de incremento para los que recibían de $300.01 hasta $ 400 y $20 para quienes recibían un pago de $400.01 hasta $800.

comments powered by Disqus