Política 12/10/2017 - 12:00 a.m. jueves 12 de octubre de 2017

Gestión de calidad de los postgrados de Udelas

La gestión de calidad se ha convertido entonces en una condición necesaria para toda estrategia dirigida al éxito de cualquier organización

Oscar Sittón Ortega
comunicacion@udelas.ac.pa

La sociedad del conocimiento ha hecho que los procesos de calidad sigan en constante cambio, y las agencias acreditadoras mantengan actualizaciones de sus criterios cada año, lo que obliga a las universidades a trabajar en ellos, para estar en capacidad de acreditar sus programas en el contexto internacional.

La universidad desde sus orígenes en el Siglo XII, ha estado abocada a facilitar la formación profesional, la investigación y la extensión, como parte de su quehacer educativo. De igual forma trata de ponerse al día en la comprensión e implementación de los procesos de gestión de la calidad, en todos los servicios que desarrolla; ya sean administrativos, de mercadeo, matrícula o gestión entre otras; y para ello desarrolla habilidades, técnicas y metodologías, entre su personal, con el fin de que promuevan el impulso de su liderazgo en la comunidad universitaria.

Esta acción es mayor en los programas de postgrados, por la complejidad de los estudios, los usuarios que la reciben; y por los propios procesos de gestión de calidad científica y tecnológica que se desarrollan en la educación de este nivel; los cuales tratan que sus egresados sean capaces de implantar, mejorar y coordinar sistemas de gestión de calidad de los servicios donde laborarán posteriormente. Le toca a la universidad entonces actualizar el uso de las herramientas de gestión de la calidad, para manejar adecuadamente los costes de no calidad, establecer indicadores de calidad, evaluación de la satisfacción de los usuarios y potenciales clientes que solicitan las carreras de este nivel de estudios superiores; y de todos aquellos procesos de mejora continua de la calidad, con un enfoque de excelencia en la gestión. ?

Los procesos de autoevaluación y acreditación ha creado esa nueva cultura universitaria, que se ha visto fortalecida en muchos de los países de la región, con la creación de organismos y agencias acreditadoras, que lo que buscan en esencia es comprobar la calidad y gestión de los programas académicos que se someten al proceso.

La gestión de calidad se ha convertido entonces en una condición necesaria para toda estrategia dirigida al éxito de cualquier organización. Esta preocupación permanente por la evaluación de la calidad universitaria, es mayor cuando se trata de programas educativos de postgrado; donde se incluye la labor de los directivos y los profesores que laboran en dichos programas; así como la participación de los estudiantes y el apoyo del personal administrativo y de servicio de la institución.

Es necesario recordar que una universidad crece o se desploma por la calidad de sus docentes; y máxime en las universidades del Estado, donde casi no se invierte en promoción y difusión publicitaria o se cuenta con un pobre mercadeo; pero que tiene que gozar de la calidad como un elemento irrebatible a la hora de competir con el resto de las universidades particulares, que son verdaderas empresas educativas. La experiencia educativa de los programas de Postgrado de la Universidad Especializada de las Américas ha sido principalmente la diversidad de sus ofertas, la pertinencia de las mismas y la calidad de los docentes que imparten esos servicios educativos, de manera responsable y con una alta excelencia académica; las cuales en la mayoría de las veces se ve acompañada por dos o tres docentes internacionales que fortalecen cada una de las programas de especialización, maestría o doctorados que se brindan.

En la UDELAS, somos conscientes que la calidad es un elemento irrebatible a la hora de tomar decisiones sobre la formación profesional de nuestros educandos en los programas de postgrado, por lo que constantemente reforzamos, actualizamos y evaluamos los procesos y programas, como un medio para alcanzar la excelencia académica que nos caracteriza, y que documentamos y compartimos como buenas prácticas de calidad en educación superior, con el resto de las universidades miembros del Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA).

‘La calidad de la educación superior es un concepto multidimensional que debería comprender todas sus funciones y actividades: enseñanza y programas académicos, investigación y becas, dotación de personal, alumnos, infraestructura investigación y entornos académicos confortables'; esto sólo será posible si se cuenta con un presupuesto adecuado; y seguimos mirando a la universidad, como el bien público más preciado en el desarrollo social y económico de un país.

DOCENTE UNIVERSITARIO

comments powered by Disqus