Política 24/04/2019 - 12:00 a.m. miércoles 24 de abril de 2019

‘Hay que erradicar el sistema presidencialista'

El candidato propone eliminar todas las partidas que sirvan para malos manejos o para el clientelismo, para invertirlas en salud y educación

  / Hinrich Schultze
Hinrich Schultze

Anterior Siguiente

Nubia Aparicio S.
nubia.aparicio@gmail.com

Vestido con su clásica camisa de color rojo, símbolo de su agrupación política, Saúl Méndez llegó sofocado a la sede que alberga al Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares, un histórico inmueble ubicado en la Avenida Perú, en el sector conocido como La Exposición.

A diferencia de otras ocasiones, vimos a un Saúl Méndez jovial, amigable y a menudo sonriente. Se declara como un ciudadano más de este país, y un libre pensador, que hoy es candidato a la Presidencia de la República y que promete un ‘gobierno de manos limpias'.

Antes del encuentro con La Estrella de Panamá , Méndez había participado en una reunión de organización y evaluación de su campaña, para percatarse de dónde están las debilidades y las fortalezas, y luego tomar acciones. ‘El tiempo es muy poco y cada minuto cuenta', expresa.

‘LOS ALTOS COSTOS DE LOS LIBROS QUE USAN LOS ESTUDIANTES EN LAS ESCUELAS, ES UN ABSURDO QUE VA CONTRA LA VIDA HUMANA. HAN CONVERTIDO LOS MATERIALES REQUERIDOS PARA QUE NUESTROS ESTUDIANTES APRENDAN, EN UN NEGOCIO'.

 

Crítico acremente del sistema presidencialista que impera en Panamá, para erradicarlo propone una Asamblea Constituyente Originaria, en la que participen todos los grupos sociales del país. Igualmente criticó la denominada ‘democracia representativa' que, según él, no representa al pueblo, sino a quienes están en el poder.

El candidato, que se unió a la fuerza laboral de Panamá desde que era un adolescente, se mostró muy preocupado por los temas salud, educación, seguridad y por la ‘corrupción que impera en el país'. Sobre el tema de seguridad, indicó que las principales bandas a las que hay que perseguir y hacerles caer el peso de la ley son las que están ‘enquistadas en los órganos del Estado'. Esas bandas ‘le han robado más plata al país que todas las otras bandas delincuenciales que existen', acusó.

‘LAS PRINCIPALES BANDAS A LAS QUE HAY QUE PERSEGUIR Y HACERLES CAER EL PESO DE LA LEY SON LAS QUE ESTÁN ENQUISTADAS EN LOS ÓRGANOS DEL ESTADO'.

 

También promete ocuparse del tema relacionado con lo que llamó el gran negociado en las compras de las medicinas, los libros que utilizan los estudiantes y los precios de la energía eléctrica. ‘Aquí hay unas mafias que se están llenando los bolsillos a costilla del pueblo, y esto es una canallada que vamos a erradicar', prometió.

De igual manera, está en desacuerdo con el fuero electoral sobre el cual indicó que hay que eliminarlo, ‘para que los bandidos no se escondan detrás del mismo y enfrenten la justicia'.

Aunque es considerado por algunos como un perequero, Méndez afirma que el término puede ser utilizado de muchas formas. ‘Yo me considero un revolucionario, ese soy yo: un revolucionario que quiere cambiar este país para que el pueblo deje de sufrir'.

HAY UN TEMA QUE LE INTERESA A LA MAYORÍA DE LOS ELECTORES Y ES ACABAR CON EL SISTEMA PRESIDENCIALISTA QUE, AHORA MISMO, DOMINA AL ESTADO PANAMEÑO; ¿CUÁL ES SU PROPUESTA AL RESPECTO?

Democracia participativa. Nosotros estamos proponiendo, primero, adecentar al Estado panameño, y para ello consideramos que debe haber un proceso constituyente, donde los representantes de esa Asamblea Constituyente provengan de los diversos sectores sociales del país, del sector campesino, indígena, de las mujeres, los jóvenes, obreros, educadores y empresarios honestos. Es decir, que sea un mosaico de la composición social del país y que a partir del nuevo modelo constitucional, por ejemplo, se pueda ir quitando atribuciones a la Presidencia de la República. Una de ellas, que es fundamental para mí, es que el pueblo tenga el derecho a elegir y a revocar el mandato, ya sea al presidente, a los alcaldes, diputados, representantes, porque en la democracia participativa que nosotros estamos conceptualizando, el pueblo no es un mero votador en las elecciones, sino que es un actor fundamental al que se le debe permitir organizarse democráticamente, con el cual se debe debatir, analizar y acordar.

El pueblo tiene derecho a fiscalizar. Es un concepto distinto de la democracia, entre comillas, que tenemos y a la cual llaman ‘democracia representativa'… llegan al poder y creen que son dueños del país y de todos nosotros; eso hay que acabarlo.

También es importante eliminar el mecanismo de que sea el presidente quien nomine a los magistrados y que estos sean ratificados por la Asamblea. Nuestra propuesta es poner en práctica un método de elección popular para los magistrados, como ocurre en otras naciones, o un concurso, pero no un concurso de belleza, sino de conocimientos, y el que gane debe ser magistrado o juez. Esos cambios irían alimentando el poder y la independencia de los órganos del Estado.

En esos juzgamientos que hay hoy entre los integrantes de la Asamblea y de la Corte, lo que hacen es negociar, y no pasa nada, por eso es que el pueblo tiene que ser actor real de la transformación que proponemos nosotros.

¿USTED CREE QUE LOS DIPUTADOS DEBEN MANEJAR FONDOS PÚBLICOS?

Hemos propuesto eliminar todas las partidas que sirvan para malos manejos o para el clientelismo, porque las necesitamos para la educación, salud, agua potable, viviendas y generación de empleos, que es lo que reclama nuestro pueblo. Los diputados no tienen por qué tener partidas; es más, hemos propuesto que el salario de diputados, magistrados y demás, pueda ser, como máximo, siete salarios mínimos. Si el pueblo está condenado a vivir con un salario mínimo, entonces la alta burocracia puede vivir con siete.

Por eso es necesaria una política tributaria que apunte en dos direcciones: en la reestructuración del presupuesto; todos esos gastos superfluos que hemos planteado, eliminarlos; y, la otra, en la política tributaria. Panamá no es un país rico, tampoco es pobre, es un país de recursos. La economía crece gracias a que casi dos millones de hombres y mujeres salimos a trabajar todos los días, y eso se contabiliza con el producto interno bruto. Aquí debe haber una política tributaria progresiva, de manera que el que más gane, más pague.

DE LLEGAR USTED A LA PRESIDENCIA, ¿CUÁLES SERÍAN SUS TRES PRIORIDADES? YA HA DICHO QUE CONVOCARÁ UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE.

Sí, esa es la primera, convocar la Asamblea Constituyente, vía referéndum, donde el pueblo diga ‘vamos', y a partir de ahí, reglamentar todo lo concerniente para que el Tribunal Electoral llame a la elección. Aquí el pueblo, usando su poder originario, es el que va a asumir los tres poderes del Estado. Yo presentaría mi renuncia inmediatamente a la Asamblea Nacional de Diputados para que ellos puedan barrer con todo lo que existe hoy, en el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. Mientras redactan la nueva Constitución, ejercerán los poderes del Estado y una vez esté listo el nuevo texto constitucional, se somete a la voluntad popular, y a partir de allí, se inicia el proceso para realizar unas elecciones realmente libres y democráticas.

Un tema que quedará claramente establecido es la forma de escoger a magistrados y jueces, incluso a los fiscales, y que en todo cargo público habrá algo que es fundamental: revocatoria del mandato. Nadie se va a anclar en el poder si es un corrupto o una persona incapaz de ejercer el cargo.

Otra medida que para nosotros es prioridad es la reactivación de la economía, acción que parte del hecho de darle poder adquisitivo a la población; hay que buscar cómo equiparar un poco los salarios con relación al costo de la vida, que es demasiado alto. Esta medida se puede ejecutar en los tres primeros meses de gobierno.

La tercera prioridad es ver el tema del abuso en los precios de los medicamentos, de los servicios básicos como la electricidad y también de los libros que utilizan los estudiantes; pues prácticamente estamos en una anarquía, suben los precios como les da la gana, por lo que es necesario llegar a un comercio justo, y, para lograrlo, el Estado debe intervenir.

¿CÓMO SERÍA ESA INTERVENCIÓN DEL ESTADO?

Lo que tiene que hacer es bajar los precios y congelarlos, todos, no parte, como ocurre ahora, sino todos. En el país hay más de 400 mil personas que padecen de hambre, 68 mil niños de cinco años hacia abajo, están desnutridos; entonces, hay que controlar esos precios abusivos. Esto debe ocurrir igual con los medicamentos, y la electricidad.

Los altos costos de los libros que usan los estudiantes en las escuelas es un absurdo que va contra la vida humana. Han convertido en un negocio los materiales requeridos para que nuestros estudiantes aprendan.

A PROPÓSITO, ¿QUÉ PLANES TIENE PARA LA EDUCACIÓN?

Universalizar la educación y la gratuidad de la misma hasta los niveles superiores; porque tenemos que desarrollar toda la capacidad técnica y profesional de nuestros jóvenes; necesitamos poder preparar a nuestra población. Hemos planteado de dónde sacar los recursos: el 6% del producto interno bruto se destinaría a la educación.

PERFIL DEL ENTREVISTADO

Es Secretario general del SUNTRACS

Nombre completo: Saúl Méndez Rodríguez

Nacimiento: Ciudad de Colón

Edad: 49 años

Ocupación: Secretario general del Suntracs

Religión: Ninguna en particular

Cónyuge: Está soltero, ‘pero con el corazón comprometido'.

Resumen de su carrera: Fue dirigente estudiantil en los años 87 y 88. Desde muy joven es líder sindical. Es abogado y tiene una licenciatura en ciencias del trabajo. También es perito en relaciones laborales. Es presidente latinoamericano y del Caribe de los Trabajadores de la Construcción y la Madera, con sede en Ginebra, y uno de los cinco vicepresidentes globales de ese organismo. Miembro de la Dirección Nacional del Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso). Fundador del Partido Frente Amplio por la Democracia (FAD).

También pensamos en la reestructuración del presupuesto del Estado. Si recortamos lo que no hace falta, podemos estirar más el recurso para la educación. Con todo esto pretendemos construir escuelas, dotadas de los espacios requeridos, laboratorios y material didáctico; construir carreteras, mejorar puentes, pagarle a nuestros educadores a tiempo, así como capacitarlos con maestrías y posgrados en pedagogía, que es la ciencia que les permite transmitir mejor los conocimientos. Hay que modificar el currículo, es decir, el plan de estudios o proyecto educativo en general.

Nuestro plan también contempla regresarle a los muchachos sus asociaciones de estudiantes y fortalecer las materias científicas y humanísticas. El 60 por ciento de los egresados de las universidades públicas no trabaja de lo que estudió; entonces, todo esto pasa porque no hay una planificación. Nuestro plan es integral.

El año pasado, aproximadamente 15 mil niños y jóvenes desertaron de las escuelas públicas; y 11 mil niñas y adolescentes, entre ocho y dieciocho años, salieron en estado de gravidez. Todo eso resta oportunidades. Hoy, el sistema expulsa a casi 80 mil jóvenes en edad de terminar la media, que antes le llamábamos bachillerato, porque simplemente no tienen capacidad de retenerlos para darles educación. La educación debe tener un programa que se llama ‘Mi segunda oportunidad'.

¿ES UNA PROPUESTA SUYA? ¿EN QUÉ CONSISTE?

Los jóvenes deben ser prioridad para cualquier país. Consiste en rescatar a todos los que están sin estudiar y que regresen a las escuelas, que estudien. Para lograrlo, el Estado debe dirigir planificadamente la economía y darles oportunidades de trabajo, de desarrollo, de vida digna, agua y vivienda.

¿Y EN CUANTO AL TEMA SALUD?

El modelo de salud debe cambiar radicalmente, pues del 100% de nuestras instalaciones de servicios hospitalarios, el 75% está catalogada de entre muertas y enfermas. Eso explica por qué una persona entra por una dolencia y sale muerta por causa de una bacteria. Esto hay que acabarlo.

Este tema debe verse desde el concepto que plantea la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la cual afirma que salud es educación, vivienda, trabajo estable, recreación; es decir, son los factores que hacen la vida posible. Se trata de pasar de un modelo curativo a uno preventivo, o sea, detectar enfermedades a tiempo para salvar vidas. Solo en esa dirección se daría un importante cambio. Junto a ello, hay que castigar el problema de corrupción que hay dentro de las instituciones que administran la salud pública, especialmente en lo que se refiere a las licitaciones de medicamentos, insumos, instrumentos médicos y demás. Hay que castigar duro a esas bandas que están dentro y fuera del sistema. Afuera está un grupo de empresarios inescrupulosos, que son capaces de subir el valor de una pastilla a dos dólares cuando su costo es de tres centavos.

Otro tema que nos interesa en materia de salud es que los panameños aprendamos a alimentarnos y a producir con técnicas que no sean lesivas para el consumo humano. Esto debe ser parte de la educación pública.

¿QUÉ PLANES TIENE EN EL TEMA DE SEGURIDAD CIUDADANA?

Las principales bandas a las que hay que perseguir y hacerles caer el peso de la ley son a las que están enquistadas en los órganos del Estado. Esas bandas le han robado más plata al país que todas las otras bandas delincuenciales que existen. Y luego tenemos miles de jóvenes en las calles que no estudian ni trabajan. Esos jóvenes engrosan las pandillas juveniles, la prostitución y la drogadicción.

Cuando el Estado desarrolla políticas públicas que dignifican la vida, empiezan a ocurrir cosas como las que están pasando en los países nórdicos de Europa, que cierran las cárceles. Han logrado darle un desarrollo a su población, pues tienen las necesidades mínimas garantizadas. Eso es a lo que yo aspiro para mi país. Hay que buscar la forma de generar empleos, la gente no tiene oportunidad de trabajo. De cada 100 empleos, 52 están en la informalidad, sin seguro, sin salario, sin vacaciones. Imagínese a esa población cuando envejezca, sin pensiones. Seremos una sociedad de mendigos.

EN EL PRÓXIMO PERÍODO VENCE EL CONTRATO DE PANAMA PORTS, EMPRESA QUE EN 22 AÑOS SOLO HA APORTADO UN MILLÓN DE DÓLARES EN DIVIDENDOS A PANAMÁ, ¿ESTARÍA USTED DISPUESTO A EXTENDER LA CONCESIÓN A PPC SI ES ELECTO PRESIDENTE?

Aquí existen varios contratos leoninos que le han hecho mucho daño a Panamá, y uno de esos es el de Panama Ports. ¿Usted recuerda el contrato de los corredores? Lo mismo ocurre con Minera Panamá y la privatización de la energía eléctrica.

Aquí ha habido una mafia que se ha enquistado en el poder del gobierno para saquear los recursos económicos y naturales del pueblo panameño. Nosotros vamos a revisar todos esos contratos.

¿Y DÓNDE QUEDA LA INSTITUCIONALIDAD DEL ESTADO?

Aquí lo importante es evitar que sigan saqueando los bienes del pueblo panameño.

¿CÓMO SE DEFINE USTED POLÍTICAMENTE HABLANDO?

Profundamente humanista. Desde el punto de vista ideológico, obviamente, todo lo que hemos hecho hasta ahora es en defensa de la vida humana. Si estamos hablando de defender la vida, la educación, la salud, la vivienda, el trabajo, los alimentos, un equilibrio con el ambiente, lo que estamos apostando es a la defensa de la vida humana.

DE ACUERDO CON LO QUE VEO, EL SEÑOR NICOLÁS MADURO TIENE LAS MISMAS IDEAS QUE LAS SUYAS Y EN TEORÍA SUENAN BIEN, PERO EN LA PRÁCTICA PARECIERA QUE NO SON TAN BUENAS; ¿QUÉ HA PASADO, ENTONCES, EN VENEZUELA, POR EJEMPLO?

En el caso de Venezuela, al igual que en otros, se han presentado situaciones que son difíciles, como los ataques y los bloqueos económicos. Cuba vivió un período similar, ahora se habla de Nicaragua. Yo lo que pienso es que en el mundo se están redefiniendo cosas desde el punto de vista geopolítico, y esta situación viene desde el mismo momento, por ejemplo, de la invasión a Irak, a Panamá, a Afganistán; esa conducta guerrerista histórica, de lo que el mundo conoce como el imperialismo, concita a estas confrontaciones que se van dando.

Por ejemplo, en este período en que se autoproclama una persona presidente, yo me pregunto: ¿el pueblo panameño aceptaría que alguien se autoproclame presidente? Eso nadie debería aceptarlo en el mundo.

PERO VENEZUELA ESTÁ VIVIENDO UNA SITUACIÓN MUY DIFERENTE A LA DE PANAMÁ…

Al hablar de una democracia tiene que hablarse de elecciones y los únicos que pueden definir las elecciones son los pueblos.

Hay problemas en Venezuela, eso es claro. Hay un problema interno de dos posiciones distintas que han concitado a todo lo que se está viendo hasta ahora, pero no se muestra de esa manera. La matriz informativa que más llega aquí es la de una sola parte, mas no se presenta la otra cara, entonces ¿cómo llega la gente a una conclusión? Casi imposible hacerlo.

Yo recuerdo cuando se decía que Chávez era un dictador y cuando lo enterraron resulta que era un dictador muy querido.

BUENO, QUERIDO POR SU GENTE…

Sí, que era la mayoría del pueblo venezolano

¿QUÉ PROPONDRÍA USTED PARA SOLUCIONAR LA CRISIS DE VENEZUELA?

Lo que ha dicho la mayoría del mundo es lo correcto; primero, propugnar por la paz. La guerra son vainas trágicas de la vida y yo lo que pienso es que el pueblo venezolano, como todo pueblo, por autodeterminación, tiene que resolver este problema y nosotros hacemos votos porque lo hagan mediante el diálogo. Ellos tienen que resolverlo, más nadie.

¿POR QUÉ QUIERE SER PRESIDENTE?

No fue una decisión personal. Todo lo que he hecho hasta aquí, ha sido por decisiones de carácter colectivo. Cuando llegó el período en el que se tenía que decidir quién iba a ser el candidato o candidata, hicimos una encuesta en los sectores obreros, campesinos, indígenas, profesionales, que trabajan con nosotros, y cuando se empezó a tabular la encuesta, unas diez a doce mil personas, la mayoría consideraba que el candidato debía ser yo. Eso originó una discusión dentro del organismo del cual yo soy miembro (Suntracs). Después de discutido el tema, se tomó la decisión y finalmente se proclamó que yo fuera precandidato y ya en las primarias, fui electo el candidato del Frente Amplio por la Democracia (FAD).

¿QUÉ LE MOTIVA A ESTO?

Si algo motiva mi ser, es poder construir un país más equitativo, que se respete el desarrollo humano, que seamos un país próspero para todos.

comments powered by Disqus