Política 15/03/2019 - 12:05 a.m. viernes 15 de marzo de 2019

La desigualdad también tiene rostro de mujer

El 8 de marzo se conmemoró el Día Internacional de Mujer, una fecha para recordar las luchas que se han logrado en nombre de la equidad. Un nombre que, aunque femenino, no representa fielmente la realidad de las panameñas

  /

Anterior Siguiente

José Arcia
jarcia@laestrella.com.pa

ENOCH ADAMES | SOCIÓLOgo

 ‘LA EQUIDAD DE GÉNERO LO QUE BUSCA ES VISIBILIZAR LA EXCLUSIÓN, OPRESIÓN Y LA DESIGUALDAD DE LA MUJER, COMPARADO CON LA DEL HOMBRE'.

EL PASADO 8 DE MARZO SE CONMEMORÓ EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER, ¿QUÉ TANTO HA AVANZADO PANAMÁ PARA CERRAR ESAS BRECHAS QUE SEPARAN A LA MUJER DEL HOMBRE?

El tema de la desigualdad también tiene rostro de mujer, aun cuando la base es socioeconómica; también se refleja en lo étnico y cultural. Justamente, el tema de la equidad de género lo que busca es visibilizar la exclusión, la opresión y la desigualdad de la mujer con respecto al hombre, a partir de dos expresiones culturalmente construidas: lo masculino y femenino. Lo femenino está reducido básicamente a un tema de belleza, debilidad, delicadeza, que se han construido, un poco, a través de estereotipos. En el aspecto sociocultural, la identidad de la mujer se ha construido en función de expectativas de belleza y no tanto en términos de sus capacidades intelectuales y de sus aportes profesionales. Hay legislaciones internacionales, y Panamá es suscritor de esas normas, sobre el derecho de la mujer a la paridad de género, especialmente en las expresiones políticas, pero no se cumple.

SIETE CANDIDATOS A LA PRESIDENCIA, UNA SOLA MUJER ENTRE ELLOS. ¿CÓMO ANALIZA ESTA CIFRA?

Es parte del patriarcado como cultura de la sociedad panameña. Una cosa son las normativas y las regulaciones que definen de manera obligatoria la participación de la mujer; otra cosa es la cultura, las identidades y las inercias institucionales, que no siempre reconocen el papel de la mujer o reconocen las normativas para darle ese espacio a la mujer. El patriarcado es un sistema cultural y político que permea a toda la sociedad y no siempre actuamos en conciencia; es decir, lo exitoso del patriarcado es que está justamente interiorizado en la psiquis, en la práctica y en la cultura cotidiana y nos lleva siempre a pensar que para ciertos cargos el hombre tiene mayor capacidad que la mujer, cuando no es así. Esta cultura patriarcal se refuerza constantemente y se reproduce.

¿CÓMO EVALÚA EL PAPEL DEL INSTITUTO NACIONAL DE LA MUJER?

Es una institución que está llamada a producir investigación, a promover el papel de la mujer, y en ese sentido lo ha hecho bastante bien. En la Universidad de Panamá también existe un Instituto de la Mujer, que también produce contenido como revistas y libros. En lo fundamental, estas instituciones, tanto en la academia como en el Estado, la responsabilidad fundamental es producir conocimiento; si bien se espera de esta institución una promoción de políticas públicas sobre la participación o el reconocimiento de la mujer a ocupar determinados espacios, lo fundamental es, y te reitero, generar conocimiento sobre la condición social, cultural y política de la mujer; de las medidas políticas y públicas y el desempeño de la sociedad, que han abierto oportunidades... ¿de qué manera esas oportunidades han mejorado la calidad de vida y la identidad de la mujer?

UN CANDIDATO A LA PRESIDENCIA PROPUSO CREAR UN MINISTERIO DE LA MUJER. ¿CUÁLES SON SUS CONSIDERACIONES ACERCA DE ESTA PROPUESTA DE CAMPAÑA?

Bueno, también se propuso un ministerio de la cultura y posiblemente podríamos pensar en la creación de varios ministerios, lo que significa darle rango ministerial a ciertos temas, como la cultura y la mujer. En Costa Rica hay un ministerio de la mujer y esto de alguna manera pondera el papel que, a nivel de políticas públicas o de institucionalidad estatal, la sociedad costarricense otorga a la mujer. ¿Que si esto es importante? Yo diría que sí. La otra pregunta es: ¿la sociedad panameña necesita o exige que el tema de la mujer tenga rango ministerial? También te diría que, definitivamente, sí.

¿CONSIDERA QUE LA CAMPAÑA POLÍTICA ESTÁ TOMANDO EN CUENTA EL TEMA DE LA EQUIDAD DE GÉNERO?

Pienso que no. Aun cuando hay posiciones a nivel de normativa, definitivamente que no. Las cúpulas de los partidos políticos y la fórmula mediante la cual han designado las candidaturas, poco tienen que ver con este criterio, con las disposiciones o normativas que obligan a que la mujer tenga un porcentaje de representación. Lo que ha dominado en la cultura panameña es el patriarcado; es decir, la centralidad del hombre en los cargos públicos y políticos y que ha sido parte de esta incapacidad cultural de la sociedad panameña de poder inculcar a quienes toman decisiones que consideren el papel de la mujer no como un una graciosa prebenda, sino como una responsabilidad y un compromiso.

RAISA BANFIELD | ALCALDESA ENCARGADA

 ‘NO PODEMOS DECIR QUE EN PANAMÁ HAY TOTAL EQUIDAD DE GÉNERO CUANDO TODAVÍA HAY OTRAS DESIGUALDADES, COMO EL MISMO SALARIO POR LAS MISMAS FUNCIONES

EL 8 DE MARZO SE CONMEMORO EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER, ¿QUÉ TANTO HA AVANZADO PANAMÁ PARA CERRAR ESAS BRECHAS QUE SEPARAN A LAS MUJERES DE LOS HOMBRES?

Se ha avanzado en cuanto a que cada vez más hay mujeres en cargos de responsabilidad y agitándose en política. Yo soy la nieta de una generación de mujeres que no podía votar y mucho menos ser electa y que hoy, tres generaciones después, no solo puedo votar, sino ser electa, entonces podemos hablar de avance en los últimos 50 años. Sin embargo, estos derechos se pueden considerar como los preliminares; es decir, la base para lograr realmente la equidad. No podemos hablar de que en Panamá hay equidad de género cuando todavía hay otras desigualdades, como el tema salarial, juntas directivas de organizaciones donde la mujer no tiene ningún rol, como, por ejemplo, la Cámara de Comercio, que nunca ha tenido una mujer en la presidencia. En el sector científico y político, la mujer tiene una cuota de participación muy baja.

SIETE CANDIDATOS A LA PRESIDENCIA, UNA SOLA MUJER ENTRE ELLOS. ¿CÓMO ANALIZA ESTA CIFRA?

Es sabido que a las mujeres se les hace triplemente difícil obtener una candidatura a un puesto de elección popular. El tema político se ha visto tradicionalmente como un asunto de hombres, deciden los hombres y lo organizan los hombres y luego ellos deciden si su compañero de fórmula es una mujer para darle un punto de equidad de género. Cuando una mujer asume las riendas para ser ella la que decide, en el camino se encuentran con mil obstáculos, como por ejemplo, las responsabilidades del hogar, donde las cargas están mal divididas. También hay una realidad y es que las mujeres vemos la política como algo sucio y no queremos ensuciarnos para que no denigren nuestra reputación, y se dedica más tiempo y energía a las organizaciones sin fines de lucro, benéfico o en liderazgo comunitario o actividades culturales. Todos estos elementos hacen que nuestra representatividad en la política sea muy baja.

¿CÓMO EVALÚA EL PAPEL DEL INSTITUTO NACIONAL DE LA MUJER?

El hecho de que exista un Instituto de la Mujer es un paso enorme, porque es una entidad que está aportando todo el tiempo, más allá de las fechas alusivas a la mujer, temas de discusión de género, inclusión, rol de la mujer, lo que genera educación y cultura al respecto, además de poner temas fundamentales sobre la mesa, como el feminicidio y la equidad, tanto en las instituciones públicas como privadas. Pero, a nivel de Estado siento una sensación de conformismo, en el sentido de que cumplimos la cuota con tener una entidad de la mujer; es decir, como si se tratara de un requisito que se debe cumplir, cuando lo que debemos hacer como Estado es trascender toda esa perspectiva y mirar el rol de la mujer, con transversalidad en la gestión pública y el quehacer diario.

UN CANDIDATO A LA PRESIDENCIA PROPUSO CREAR UN MINISTERIO DE LA MUJER. ¿CUÁLES SON SUS CONSIDERACIONES ACERCA DE ESTA PROPUESTA DE CAMPAÑA?

Si en Panamá se entendiera el rol de la mujer, entonces no habría razón para tener ni tan siquiera el Instituto de la Mujer. Básicamente es una aceptación de que en Panamá no se ha entendido el papel de la mujer en la sociedad; por tanto, hay que crear un ente político con un presupuesto y personal para poder hacer valer a la mujer. Por ello, me parece que es una propuesta que habla mal de nosotros como sociedad. Creo más bien que los tres órganos del Estado deben aplicar los convenios y las leyes sobre la protección de los derechos a la mujer y no crear una institución pública dedicada a fortalecer el rol de la mujer. Crear un ministerio de la mujer es seguir viendo el tema como un requisito, algo complementario, como un tema de cuota y no como una transversalidad en la gestión pública.

¿CONSIDERA QUE LA CAMPAÑA POLÍTICA ESTÁ TOMANDO EN CUENTA EL TEMA DE LA EQUIDAD DE GÉNERO?

Parto por explicar que cuando hablamos de equidad de género y campaña política no debemos enfocarnos en las vallas o en los anuncios políticos. Es un tema que hay que entenderlo desde la concepción política y desde la conformación de la fórmula de los candidatos; cuando eso empieza a elaborarse, el 80% de los casos son hombres decidiendo de qué y cómo van hacer; esos mismos hombres deciden a qué mujer incluyen y a qué mujer no. Desde las primeras concepciones de una campaña política existe una ausencia del rol de la mujer que debe ser parte de la toma de decisiones y que sea ella la que decida. Tenemos un caso único, que es el de la diputada Ana Matilde Gómez, porque ella tomó el liderazgo y asumió sus decisiones, incluso de designar a un hombre como acompañante de fórmula. Nos falta mucho para decir que la mujer tiene equidad en la participación política, porque todavía se denota como si fuese un tema simplemente de imagen. 

comments powered by Disqus