Política 16/05/2019 - 12:01 a.m. jueves 16 de mayo de 2019

Sin definir mecanismo para reformar la Constitución

Se espera que la mesa taller de la Concertación Nacional para el Desarrollo que analiza las reformas constitucionales, presente hoy el documento al pleno de esta instancia para su consideración

La propuesta de reformas a la Constitución saldrá de la Concertación. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

La propuesta de reformas a la Constitución saldrá de la Concertación.

Gustavo A. Aparicio O.
gustavo.aparicio@laestrella.com.pa

Opiniones divididas ha generado la posibilidad de que las reformas a la Constitución Política se den con la aprobación de la Asamblea Nacional actual en su última legislatura y con el aval de la primera legislatura de la nueva conformación de la Asamblea que se instala el próximo 1 de julio.

Una vez electo Laurentino Cortizo, como presidente de la República, dos métodos son los que se barajan para concretar las reformas constitucionales: el propuesto por el presidente electo, Laurentino Cortizo Cohen, para que sea aprobada en dos legislaturas consecutivas de la nueva Asamblea y un referéndum, y otro impulsado mayormente por el sector empresarial, el cual solo implica la aprobación de la legislatura de la actual asamblea y la primera legislatura de la nueva Asamblea.

La propuesta de reformas con cualquiera de estas dos opciones tendrá como base el documento que elabora el Consejo de la Concertación Nacional para el Desarrollo, como lo pidió el presidente electo.

‘CAMBIOS PUNTUALES'

Para Adolfo Linares, expresidente de la Cámara de Comercio, Industrias, aunque hubiera preferido el método de las dos legislaturas de la nueva Asamblea más un referéndum, la opción ‘más sencilla, más rápida y menos traumática' sería aprobar una reforma constitucional con la actual Asamblea y la entrante.

Aunque dijo que para él la actual Asamblea Nacional ‘no tiene el más mínimo ápice de credibilidad ni de representatividad —ni moral ni política—, ante los obvios, claros y flagrantes abusos de la confianza ciudadana y del mal uso de los dineros de los contribuyentes, no vivimos en un mundo ideal', por lo que se atrevería a tomar el riesgo de entregar ese documento para su aprobación.

Partiendo de eso, señaló que se inclina por una reforma con la actual Asamblea y la entrante porque, a su juicio, sería políticamente más viable el hacerlo por este método, siempre y cuando el proyecto que llegue a la Asamblea no sea modificado.

‘Sería como una última oportunidad de darle legitimidad de que ellos reciban el proyecto tal como lo han recibido de afuera y lo aprueben, y luego sea aprobado en la próxima legislatura', dijo.

Para Linares, con la segunda opción, los referéndum al final no terminan convirtiéndose en una consulta sobre la constitución, sino del gobierno de turno.

‘Si nos fuéramos a un referéndum, la gente va a votar es su aprobación o no a un gobierno y no a la constitución, por eso es que todas las reformas constitucionales que hemos hecho históricamente vía referéndum han fallado; Endara falló, Pérez Balladares falló; las únicas reformas que se han podido hacer fue la que hizo Mireya Moscoso con Martín Torrijos, por la vía de las dos Asambleas', precisó.

REFORMAS A LA CONSTITUCIÓN

Mecanismo posibles:

El artículo 313 de la Constitución establece dos de los tres mecanismos posibles para poder realizar reformas a la Carta Magna. El tercero es una constituyente paralela.

Por su parte, Severo Sousa, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), dijo que esta agrupación ha sido reiterativa desde el año pasado en que lo ideal para evitar pérdida de tiempo, facilitar la entrada en acción inmediata para el próximo gobierno, así como ver cambios necesarios y beneficios para el país a corto plazo, sería aprobar las reformas a través de la aprobación por esta legislatura saliente y la próxima.

‘El país necesita cambios puntuales, y hay un esfuerzo conjunto con la Concertación Nacional de que una vez se logre consenso, saldrá un documento base que la actual Asamblea tendría que someter a discusión y aprobación. Creo que aunque es una asamblea cuestionada, y aunque la mayoría no se reelige, precisamente por eso podemos apelar a que dejen un último buen legado al país', precisó Sousa.

A REFERÉNDUM

En tal sentido, el abogado Ernesto Cedeño coincide con Linares en que la actual Asamblea está desgastada y no tiene la legitimidad moral, ‘ya que hay diputados que no han rendido cuentas del manejo de subsidios, donativos y partidas, y no me parece habilitada desde el punto de vista ético para que discutan absolutamente nada'.

No obstante, para Cedeño de las dos opciones que se discuten, la más pulcra es la que incluye el referéndum, porque le permite al pueblo decidir.

‘Esa es la menos traumática y le permite al pueblo escoger, lo que pasa es que el apuro trae cansancio. Yo pienso que esta Asamblea en el ocaso no debe tener tan encomiable labor'.

Por su parte, la dirigente magisterial y secretaria general de la Central General de Trabajadores de Panamá (CGTP), Nelva Reyes, aunque aboga por una constituyente, considera que a falta de esta, lo mejor sería que una reforma constitucional se defina en un referéndum.

‘La actual Asamblea está totalmente desprestigida por un lado y con falta de credibilidad, y creo que no tendría la autoridad para definir cuáles son las reformas que se requieren', precisó.

En tanto, Rafael Chavarría, del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados fue enfático en señalar que ninguna de las dos opciones es la mejor para el país.

‘La reforma con las dos legislaturas distintas y un referéndum significaría otro parche más a la Constitución'.

Chavarría tampoco confía en que la nueva Asamblea y sus diputados avalen los cambios que requiere el país. ‘Ellos se van a cubrir, se van a proteger', señaló.

comments powered by Disqus