Política 08/03/2018 - 12:00 a.m. jueves 8 de marzo de 2018

Centros educativos no cumplen con el Código de Seguridad Humana

La mayoría de las escuelas, construidas hace más de veinte años, no cumplen con las exigencias mínimas, lo que incide tanto en la seguridad como en el confort de la comunidad educativa

La Escuela República de Venezuela es una de las estructuras que debe ser demolida para la construcción de un nuevo plantel. / Larish Julio | La Estrella de Panamá
Larish Julio | La Estrella de Panamá

La Escuela República de Venezuela es una de las estructuras que debe ser demolida para la construcción de un nuevo plantel.

Anterior Siguiente

Ismael Gordón Guerrel
igordon@laestrella.com.pa

La mayoría de los centros educativos del país no cumple los requerimientos para atender aspectos que inciden tanto en la seguridad como y el confort de la comunidad educativa que los utiliza, como en la resiliencia, la durabilidad y el mantenimiento de las estructuras.

Las estadísticas del Ministerio de Educación (Meduca), presentadas a los diputados este lunes, detallan que el 75% de las escuelas públicas tiene veinte o más años y que el 37% tiene cincuenta o más años de haber sido construidas. Con el inicio del año escolar, la situación genera protestas.

‘Es evidente que estos centros educativos no cuentan con los elementos de seguridad, confort y accesibilidad que las nuevas normas y códigos exigen para la edificación escolar', señaló la titular de Educación, Marcela Paredes, ante el pleno de la Asamblea Nacional cuando respondía a una citación de los diputados que la cuestionaron por las condiciones de los plantes.

La mayoría de las estructuras que albergan a los futuros profesionales que requiere el país datan del siglo pasado. Tienen más de dos décadas y no cumplen, por ejemplo, con los requerimientos que señalan los códigos o normas vigentes en la República de Panamá, especialmente los señalados en el Reglamento para el Diseño Estructural, que detalla la existencia estructural antisísmica en el Código de Seguridad Humana.

Tampoco cumplen con el Manual de Accesibilidad de la Secretaría Nacional de Discapacidad, como rampas y otros elementos de ayuda al desplazamiento seguro dentro de las instalaciones para personas con capacidades disminuidas, entre otros.

Estas son normas de estricto cumplimiento en el país.

Los problemas identificados por las autoridades de educación son observados también por el director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien reconoce que cerca del 70% de los colegios en Panamá tienen deficiencias en sus infraestructuras porque se había dejado de reconstruir y construir escuelas desde hace muchos años.

El funcionario justificó la demora en la reparación de las escuelas alegando que no se puede reparar ‘en 40 meses lo que no se hizo en 50 años'.

Además, Donderis señaló que ‘antes las administraciones se preocupaban por el lavamanos, el cielo raso, el techo, pero no por la viga o la columna de la edificación; es decir, no se hacían reparaciones profundas'.

En tanto, el secretario general de la Asociación de Profesores, Diógenes Sánchez, quien a diario está en los planteles, reclama la falta de mantenimiento continuo por parte a la administración educativa. Se reparan las escuelas durante el receso escolar y en ese momento se contempla solo pinturas, indicó el dirigente docente.

‘El tema de la infraestructura es de arrastre de varios gobiernos que no han tenido la voluntad política para resolverlo', cuestionó Sánchez.

A la vez, el dirigente hizo énfasis en que desde hace más de veinte años no se construyen centros educativos en el país. ‘Por gobierno construyen dos o tres escuelas', especificó.

En el gobierno de Ricardo Martinelli, solo se construyeron dos escuelas nuevas: la Guillermo Endara Galimany y la China-Taiwán. En la actual administración, solo se ha construido el Centro de Formación Integral Bilingüe Padre Fernando Guardia Jaén, la primera escuela de educación oficial bilingüe. Los demás son centros que se han renovado y reparado.

El Meduca explicó a los diputados que cuando se hace una evaluación técnica y el equipo determina que las condiciones estructurales representan un riesgo para la integridad física, así como la salud de sus usuarios y que son altamente vulnerables a la ocurrencia de eventos naturales tales como sismos, huracanes, inundaciones y similares, la opción de rehabilitar o reconstruir el centro educativo no es viable. En estos casos, el Meduca solicita, generalmente, la opinión de un ente externo idóneo, en este caso la Universidad Tecnológica de Panamá, y en algunos otros, el Sinaproc.

Solo después de obtener los informes de inspección que determinen que una estructura no puede ser rehabilitada, se recomienda la demolición, entonces el Meduca opta por esta solución, que es la última ante los problemas que presenta la infraestructura educativa.

comments powered by Disqus