Nacional 06/03/2018 - 12:00 a.m. martes 6 de marzo de 2018

‘Tribunal Electoral obstaculiza la creación de nuevos partidos'

Quienes tratan de inscribir un nuevo colectivo indican que la entidad les elimina miles de firmas sin señalar una razón específica. Tienen la impresión de que ‘no quieren más actores' de los que ya hay en el juego

Recolección de firmas del partido en formación UNI. / Cedida
Cedida

Recolección de firmas del partido en formación UNI.

Anterior Siguiente

Adelita Coriat
acoriat@laestrella.com.pa

El Tribunal Electoral (TE) mantiene reserva sobre las razones por las que invalida firmas recolectadas por partidos políticos en formación, cuyos dirigentes se quejan de que la entidad no les muestra las pruebas que causan la eliminación de cientos y hasta miles de firmas de sus libros.

El reclamo es recurrente y muy similar entre quienes intentan inscribir un nuevo partido político. Los actores perciben que el TE no está interesado en que hayan nuevos colectivos y obstaculizan de alguna manera su conformación.

LIBRE POSTULACIÓN

La batalla por las firmas para lograr uno de los tres cupos

Son 23 los aspirantes a una postulación independiente en el cargo de presidente de la República. Algunos consultados por La Estrella de Panamá se han quejado del atraso (siete meses) del Tribunal Electoral (TE) en la depuración de sus libros.

Estas personas compiten por uno de los tres cupos para el cargo. El Decreto 10 del 3 de julio de 2017 indica que solo clasificarán los tres precandidatos que al cierre hayan inscrito la mayor cantidad de adherentes.

En caso de empate, dicta el Decreto, clasificará el primer precandidato o lista que hubiese obtenido la cifra mínima de adherentes en atención a la hora y día de la misma. En caso de persistir el empate, se definirá por sorteo, con la presencia de los interesados, dejando constancia de ello en el acta.

La cantidad ha causado enojo entre los participantes que ven una carrera injusta.

Además, reclaman una mayor divulgación de las reglas del juego y docencia sobre la libre postulación.

El precandidato Ernesto Cedeño explica lo complicado que ha sido para él la recolección de firmas. Cuenta que uno de los principales obstáculos es que el sistema ‘no permite que sean firmas en línea o formato virtual, lo que se hace difícil si no se cuenta con los recursos económicos para salir de voluntariado. Adicional, todo mundo está peleando por un cupo'.

Cedeño insinúa que dos aspirantes tienen más posibilidad de alcanzar mayoría. Estos, dice, de alguna manera están favorecidos por sus recursos económicos, lo que deja una batalla de 21 personas por un cupo. En este sentido, señala a Dimitri Flores y a la diputada Ana Matilde Gómez como los dos favoritos. ‘Esto es desalentador. Cuando tú recibes dinero, partes por encima de los demás', exclama Cedeño.

El TE, añade el también abogado, no identifica los sitios prohibidos para recolectar firmas. ‘Pero el Ministerio de Obras Públicas me envió una carta prohibiéndome hacerlo en la Cinta Costera', indicó.

‘Nosotros estamos en una competencia de firmas, lo que piensa la gente cuando ve un libro es que se trata de un partido político, no tienen idea que si pertenecen a un partido político pueden firmar el libro', indicó Ricardo Lombana, otro precandidato al mismo puesto. Lombana critica que no ha habido ningún esfuerzo del TE en ilustrar a la ciudadanía. ‘La gente no sabe lo que pasa ni cuáles son las reglas del juego, y nos toca hacer la docencia', reclama.

El exmagistrado del Tribunal Electoral Guillermo Márquez, dice que el solo admitir a tres candidatos es inconstitucional. ‘En la Constitución está estipulado que el voto es libre, universal, secreto y directo. Si es libre, no puedes decir que los partidos pueden postular cinco y los independientes, tres', señala el jurista.

Así lo han relatado a La Estrella de Panamá al menos dos equipos de organización de nuevos colectivos.

José Alberto ‘Toto' Álvarez está en el proceso de inscribir el Partido Alternativa Independiente Social (PAIS), pero en este momento desconoce con cuántas firmas cuenta. Exige que el TE les explique cada firma que ha sido anulada sin mayor razón.

‘Presentamos el 2 de mayo 2017 la solicitud para inscribir el partido como con 5,100 firmas. El TE se demoró más de cuatro meses en autorizarnos a inscribir el partido. Alegó que estaban revisando las firmas y la cantidad les causaba la tardanza. En ese momento solo exigían 600 firmas, ahora exigen 300. Pero de 5,100 nos dejaron en 2,533. El tema es que no nos dicen cuáles firmas no aceptaron ni la razón por la que no lo hicieron. En la resolución que data de finales de agosto, solo hablan del número de las firmas que han aceptado', reclama indignado el abogado y fundador de la formación política.

Añade que cuando pidió una aclaración de lo actuado, el TE respondió que ‘esas firmas se iban a estudiar y, de ser aceptadas, serían incorporadas al final de la gestión de obtención de firmas'.

‘Eso es corrupción', afirma el exmagistrado Guillermo Márquez Amado. Si el TE no da las razones por las que eliminó firmas y le brinda al interesado la oportunidad para comprobarlo, ‘entonces el Tribunal está actuando con opacidad y con un secretismo que no puede entenderse de otra forma que para encubrir irregularidades', considera.

El Departamento de Relaciones Públicas del TE no ofrece una respuesta puntual sobre la anulación de firmas. En cambio, se limita a explicar que ‘a los partidos políticos en formación se les entrega los informes mensuales'. La Estrella de Panamá solicitó una entrevista con algún magistrado o representante de la institución, pero aún no se ha concedido.

A los partidos políticos ‘no les conviene la entrada de nuevos actores en el medio porque la oferta del mercado político se amplía en perjuicio de lo que ellos tengan capturado', añade Márquez Amado.

‘Lo que han hecho a los partidos en formación que les han eliminado firmas es inaudito, eso lo están haciendo como estribo para luego eliminar firmas a los candidatos de libre postulación', indicó el precandidato a presidente Miguel A. Bernal.

‘Toto' Álvarez narró que el TE les da cada mes un resultado de la depuración de los libros que ellos entregaron dos meses atrás. Es decir, ‘el de octubre lo dieron en enero; lo que hemos notado es que nos tumban entre un 20 y 30% de las firmas, el tema es que no nos dicen por qué, ni a quién tumbaron', se queja.

Por otra parte, Juan Mackenzie, secretario de organización nacional del partido en formación Unión Nacional Independiente, dice que ‘después de haber inscrito 50 mil firmas (según sus controles), solicitamos una certificación del TE; ellos alegan que por depuración no estamos en ese número, sino en casi 17 mil firmas. Nosotros estamos pidiendo que nos demuestren dónde están los depurados'.

Lo cuestionable para los consultados es que el TE no permita la presencia de un representante de los partidos políticos en formación cuando se depuran los libros. Temen que el TE actúa como juez y parte en el proceso. En todo caso, sugiere Márquez Amado, en derecho existe la figura de exposición de pruebas. ‘Normalmente eso ocurre cuando hay contrapartes, pero en este caso es el propio TE el que tendría que justificarle al candidato independiente o al partido por qué eliminó la firma', señala.

‘El candidato podría pedir eso al Tribunal, pero a saber si se la van a conceder. Lo que pasa es que el Tribunal no tiene muy claras las funciones judiciales o jurisdiccionales y la administrativa, y deben manejarlas con criterio separado. Si hay algún reclamo, tengo que actuar con criterio judicial', agregó el exmagistrado.

Para inscribir un nuevo colectivo político, los interesados deben conseguir 37 mil firmas. Lo que reclama Mackenzie es que a pesar de que el TE les anuló 3 mil firmas, la aritmética debiera favorecerlos para la oficialización del partido.

Para contrarrestar los obstáculos con el TE, el partido de Iván Blasser, cuyo organizador es Mackenzie, ha lanzado una estrategia masiva de inscripción para demostrar que cuentan con los adherentes necesarios para inscribir el movimiento y que no existan pretextos del TE para reconocer su derecho.

‘En los próximos quince días las inscripciones masivas serán tan evidentes y los controles semanales se los estaremos llevando, y el TE va a tener que reconocer la inscripción. Me van a tener que decir exactamente cuáles son las firmas que no son válidas', indicó Mackenzie.

‘Es mejor jugar con los jugadores que tienen. Revise todos los partidos independientes que han tratado de hacer un esfuerzo y los tienen paralizados por una coma', agregó Mackenzie.

‘Toto' Álvarez considera que el TE, en vez de facilitar la formación de partidos y opiniones distintas a los tradicionales, ‘lo que hace es ponernos todas estas trabas, estas cosas novedosas no se veían antes. Por un lado, se habla de apertura porque bajaron el porcentaje, pero así mismo aumentaron las reglas que son un corral a la formación de nuevos partidos'.

A juicio de Márquez, el TE no solo les impone limitaciones, sino que una persona que salga a decir que necesita firmas para postularse en alguna ocasión requerirá hacer actos que sean de campaña política. ‘Pero con la veda electoral que han puesto, salen a buscar firmas pero no pueden decir qué van a hacer, o decir cosas que pudieran interpretarse como autopromoción', señala el exmagistrado.

Por tanto, convencer a alguien de inscribirse al partido se reduce a conversaciones prácticamente personales, subraya ‘Toto', quien añade que también se ha enfrentado con prohibiciones de dónde puede instalar mesas de inscripción.

‘No lo puedo hacer en escuelas, tengo que abordarlos personalmente y llevarlos al puesto. Si tengo en alguna entrada del Metro, tengo que decirles y llevarlos al centro de inscripción, también permiten en centros comerciales cuando el centro lo autorice. Pero todo eso encarece el proceso porque hay que pagarles a los activistas', manifiesta ‘Toto'.

Márquez pone sobre el tapete una simbiosis entre los partidos políticos que están en la Asamblea Nacional y el Tribunal. ‘Ellos, los diputados, deciden cuándo se aprueban partidas extraordinarias al TE, a quién nombran como magistrados o como suplentes. Lo usual es que los miembros del TE quieran tener una buena relación con los principales actores políticos. En toda la Asamblea hay un solo independiente', señala.

comments powered by Disqus