Nacional 19/09/2016 - 12:00 a.m. lunes 19 de septiembre de 2016

Una telaraña para atrapar sueños, en la picota

Abogados consultados por este medio consideran que los esquemas piramidales como este constituyen un delito financiero

Una telaraña para atrapar sueños, en la picota

Marlene Testa
mtesta@laestrella.com.pa

El Código Penal panameño contempla como delito financiero los esquemas piramidales, según explican a este diario abogados especialistas

‘El telar de los sueños' y ‘La flor de la abundancia', esquemas de ahorro que solo entre junio y septiembre de este año han podido mover en el país alrededor de $2 millones, son "negocios ilegales", aseguraron a La Estrella Panamá autoridades y especialistas consultados sobre estas populares propuestas financieras.

ANTECEDENTES

Teoría y origen de ‘El telar de los sueños'

El movimiento femenino ‘El telar de los sueños' se remonta a la década de los sesenta, cuando un grupo de mujeres canadienses, después de visitar África y vivir numerosas aventuras, vuelven a su país decididas crear una red de mujeres que ayuda a mujeres en condiciones vulnerables.

Ese comportamiento tendría su sustento en un estudio científico plasmado en el libro ‘El millonésimo círculo', de Jean Shinoda Bolen, que establece que cuando un número determinado de personas cambia la manera en que piensa y actúa contagia al resto.

La escritora relata los resultados de una investigación en la isla japonesa de Kagoshima, donde se logró reemplazar el alimento habitual de un grupo de monos, por papas dulces (camotes).

A los primates les molestaba la arena en las papas dulces, pero una hembra de 18 meses empezó a comerlas lavándolas con agua, después le enseñó a su mamá y al resto de los monos.

La teoría establece que cuando se produce un cambio en el aprendizaje, este se mantiene aislado un tiempo, hasta que un número determinado de invididuos lo aprende y crea el campo morfogenético. En otras partes los individuos aprenden el comportamiento sn tener contacto directo con los que iniciaron el cambio. Estas son las bases en las que se basan las de pirámides ‘El telar de los sueños' o ‘La flor de la abundancia'.

Ambos esquemas piramidales empezaron a operar en el país en el mes de junio, según testimonios directos de integrantes del grupo, a través de una panameña invitada a participar en un "telar" originado en Argentina.

Desde entonces, por lo menos 1,500 mujeres han ingresado a la red, dirigida por una centena de líderes —llamadas "aguas madres"— que han cobrado $10,400 cada una en el término de un mes.

Hasta el momento no existe ninguna denuncia de estafa, señaló la informante, lo que fue corroborado por el fiscal auxiliar Marcelino Aguilar, del Ministerio Público.

Sin embargo, las 800 mujeres que actualmente sostienen la estructura piramidal, y no han recogido su parte de la inversión, son las que no solo pueden perder el beneficio prometido, sino también su cuota inicial. Cada una de ellas ha desembolsado $1,300.

‘La captación de fondos está regida por una regulación y quien no cumpla con ella estaría incurriendo en una conducta tipificada en el Código Penal', dijo a este medio el vicepresidente del Colegio Nacional de Abogados, Juan Carlos Arauz.

‘Un negocio solo puede abrir su cuenta con un aviso de operación, más aún si esa actividad corresponde a una regulación específica, como lo es la captación de fondos del público, que está controlada por una entidad supervisora', añadió el jurista.

‘El telar de los sueños' no tiene registro público, como pudo confirmar este medio, lo que es un peligro potencial para el ciudadano o consumidor final, porque, como todas las actividades no reguladas, puede convertirse en instrumento de actividades delictivas.

‘Antes de participar en este tipo de negocios, el ciudadano debe informarse y estar alerta ante los signos de irregularidad", señaló Araúz.

Por su parte, el también abogado Ronier Ortíz advirtió que ‘El telar de los sueños' es un caso de captación ilegal de dinero del público (...) es un delito financiero'. Ortíz, que representó al empresario colombiano David Murcia Guzmán, acusado en 2008 de blanqueo de capitales a través de esquemas piramidales, agregó que ni siquiera un banco tiene la capacidad de pagar las altas sumas que ofrece este negocio como supuesta ganancia. Tarde o temprano, el esquema se rompe, advirtió.

‘Las pirámides o negocios sin regulación podrían terminar en estafas. Los participantes que entran en las etapas finales de la operación no suelen cobrar lo que se les prometió', explicó Manuel Bonome, comisionado de la Policía Nacional. En esa etapa, ya es tarde para preguntar por garantías de ley para recuperar la inversión.

En cuanto al tema de blanqueo de capitales, el policía agregó que la Superintendencia de Bancos, dependiendo del movimiento de dinero, debería supervisar la operación.

‘Los esquemas informales de aportación de dinero no garantizan la seguridad de la inversión, por lo tanto son estructuras piramidales susceptibles a fraudes', concluyó el comisionado, usando como referencia el Artículo 248 del Código Penal.

Carlamara Sánchez, Intendente de Supervisión y Regulación de Sujetos No Financieros, señaló que los pagos de esta pirámide se está dando a través de los depósitos en cuentas bancarias personales', por lo que señala que su supervisión corresponde al ente regulador de la banca y no a la entidad que ella dirige.

Gustavo Villa, secretario general de la Superintendencia de Bancos, advirtió que existe una alta probabilidad de que una gran parte de los participantes de las pirámides puedan resultar perjudicadas.

Por ello, el ente regulador panameño, en un comunicado público, recomendó desestimar esta modalidad de negocios.

‘Advertimos, además, que esquemas informales de aportación de dinero que no garantizan la seguridad de la inversión son estructuras piramidales susceptibles a fraudes", añade la nota.

El caso de Murcia Guzmán empezó con una advertencia de la SBP, y posteriormente se abrió una investigación que terminó con la imputación de delitos financieros. Murcia usó una esquema piramidal para hacer dinero y posteriormente comercializó bienes y artículos con los fondos captados del público, explicó Ortíz.

El ente regulador fue alertado por distintos bancos de la localidad que detectaron un patrón irregular en los depósitos de las cuentas bancarias de varios usuarios. Así fue como quedó al descubierto la estructura de ‘El telar de los sueños'.

Tras la alerta emitida por el ente regulador panameño, algunas de las participantes del grupo han empezado a mostrar inquietud, pero no se ha presentado ninguna denuncia.

La Estrella de Panamá conoció que entre la red circuló un comunicado que anunciaba la suspensión, por un término de dos semanas, del ingreso de nuevas integrantes. A pesar de las advertencias formales, la fuente interna del grupo indicó que el malestar general obedece a que con estas restricciones, se reducen sus oportunidades para recibir el dinero prometido. "Los bancos no van darnos lo que nos ofrece el telar de los sueños', agregó.

A pesar de toda la información que circula en la internet, cientos de mujeres aceptan ingresar a esta modalidad de supuestos negocios. Una herramienta eficaz y rápida para captar adeptos son las redes sociales. Usan el sistema de mensajería telefónica WhatsApp para ingresar en "círculos de confianza".

Con este chat se mantienen comunicadas de forma permanente sobre el avance de la red.

La Estrella de Panamá pudo conocer que la mayoría de las reclutadas tienen estudios universitarios y pertenecen a una clase socioeconómica media. Es responsabilidad de las recién llegadas alimentar la cadena entre sus amistades y allegados, con lo que el "perfil" se mantiene.

Las interesadas aceptan el esquema bajo la creencia de formarán parte de un "círculo de prosperidad", basado en cuatro elementos: fuego, aire, tierra y agua.

"La gente en el fondo sabe que no va a ganar, pero no pierde esa última esperanza. Uno se engaña a sí mismo', dice Marcos Gandásegui, como sociólogo.

El especialista explica que esta conducta es el producto de la inseguridad y la frustración que genera una sociedad muy exigente. "Es una situación que no solo es propia de los panameños sino de la gente en todas partes del mundo y esto no es nuevo", apuntó.

"Cuando la gente se siente frustada e insegura sobre su futuro, es presa fácil del engaño de aquellos que se expresan bien y los embaucan haciéndoles pensar que van a resolver sus problemas con una varita mágica y a convertirnos en ricos, de la noche a la mañana", concluye Gandásegui.


comments powered by Disqus