Nacional 08/03/2018 - 3:42 p.m. jueves 8 de marzo de 2018

De secretaria a plomera, un ejemplo de mujer luchadora

Kira Richar, siempre trabajó como secretaria bilingüe, pero al quedar sin trabajo a sus 50 años empezó a laborar en plomería, tras inscribirse en un curso

Kira Richar, es colonenses que a sus 50 años tuvo un cambio radical en su vida. Siempre ha laborado como secretaria bilingüe, pero al quedar desempleada tuvo que buscar trabajo ahora se dedica a la plomería. / Cedida
Cedida

Kira Richar, es colonenses que a sus 50 años tuvo un cambio radical en su vida. Siempre ha laborado como secretaria bilingüe, pero al quedar desempleada tuvo que buscar trabajo ahora se dedica a la plomería.

Guadalupe León Barría
gleon@laestrella.com.pa

Kira Richar, es el vivo ejemplo que cuando una mujer se propone una meta de superación lo consigue, todo depende de la perseverancia que tenga la persona.

Esta mujer colonense de 52 año, se graduó de secretaria Bilingüe y desde muy joven inició a trabajar en esta carrera, tras quedar desempleada por dos años, se inscribió en un curso de plomería. Aunque parezca que esta área es solo para hombres, Kira demostró que las mujeres también pueden ejercer estas labores.

Tras culminar el curso, le llegó la oportunidad de entrar a trabajar en el Consorcio Nuevo Colón como formaletera, oficio que inició a sus 50 años. De ahí pasó a tomar un puesto en el área de plomería donde actualmente labora.

Su trabajo no es sencillo, pues le corresponde limpiar las líneas potables de todos los edificios y clorar el agua para que sea 100% potable, apta para el consumo humano, también está encargada de probar la llave de cada medidor de los apartamentos.

Con sus compañeros de trabajo mantiene una relación excelente, apoyándose siempre unos a otros en las labores diarias.

Kira se siente orgullosa de trabajar en el sector de la construcción y más que nada porque a pesar de su edad y que sus compañeros en su mayoría hombres,  la vean como un ejemplo.

Su edad no es impedimento para aprender y realizar las labores que se le asignan, ella lo ve como un reto diario en el cual ya lleva 2 años.

Cuando finalice el proyecto Kira tiene como objetivo, ofrecer clases de inglés a niños y adultos, pues domina este idioma y le gusta enseñar.

comments powered by Disqus