Nacional 17/10/2016 - 12:00 a.m. lunes 17 de octubre de 2016

Saneamiento y agua potable: las tareas pendientes del país

Campos estuvo la semana pasada en el país supervisando los proyectos que financian la entidad bancaria

El saneamiento de la bahía de Panamá mejora el tratamiento de aguas servidas. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

El saneamiento de la bahía de Panamá mejora el tratamiento de aguas servidas.

Anterior Siguiente

José Arcia
jarcia@laestrella.com.pa

Cuando el servicio de agua potable es interrumpido se pierde la calidad. Bajo esta premisa, Sergio Campos, jefe de la División de Agua y Saneamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), considera que una de los principales retos que enfrenta Panamá es mejorar el servicio de agua potable.

‘LA DISCONTINUIDAD DEL SERVICIO DE AGUA POTABLE PROVOCA UTILIZAR TANQUES, QUE A VECES NO SE LIMPIAN Y CONTAMINAN EL AGUA QUE CONSUME LAS PERSONAS',

SERGIO CAMPOS

BID

‘El tema de mejorar la calidad del servicio pasa por la continuidad y el acceso universal, es decir que todas las personas tengan agua potable las 24 horas del día. No todo los barrios de Panamá tiene una continuidad en el servicio', indicó Campos, quien estuvo la semana pasada en Panamá supervisando los proyectos en saneamiento y agua potable que financian.

Cuando no se tiene una continuidad por red es probable que el agua que consume las personas no sea de calidad. Por la discontinuidad del servicio, el agua se almacena en tanque que, a veces, no se limpian adecuadamente y esto provoca que el agua se contamine, señala.

‘Entonces para tener calidad del agua es fundamental la continuidad del servicio', recalca.

Campos reconoce que Panamá ha avanzado ‘mucho' en cobertura del servicio de agua potable, incluso, cumplió con los Objetivos del Milenios en este tema, sin embargo, eran metas ‘bastantes generosas'.

Ahora la Organización de las Naciones Unidas estableció nuevas metas conocidas como Desarrollo Sostenible que son para el 2030 y uno de los componentes es agua potable y saneamiento. Campos considera que Panamá esta cerca de lograrlo y lo puede lograr, pero implica dar acceso a una gran parte del país que no cuentan con el servicio de agua potable y que no es ‘tan fácil' porque son poblaciones que viven más lejos o están ubicadas en zonas periféricas de la urbe.

Campos ve con positivismo el programa Sanidad Básica 100/0, que impulsa el Gobierno porque, a su juicio, ayudará a cumplir con la meta. En las zonas, donde no se puede construir una red de alcantarillado para aguas residuales por el alto costo comparado con el beneficio que se recibe por la cantidad de población, las letrinas deben ser reemplazadas por el sistema de tanques sépticos, dijo.

Otro de los desafíos que enfrenta el país, dijo Campos, es bajar el índice de desperdicios de agua potable en la red y hacer más eficiente la gestión comercial. Panamá tiene el índice de consumo de litro de agua por persona más alto de Latinoamérica.

Esto implica, dijo, reemplazar infraestructuras importantes y construir nuevas. Estas inversiones, añade, deben ir acompañada de buenas políticas, las cuales son un poco más complicada de implementar, recalcó.

El BID financia varios proyectos que desarrolla el Instituto de Acueducto y Alcantarillado Nacional y el Ministerio de Salud, que en total suman $467 millones. Adicional , el banco está formulando la operación de Saneamiento de los distritos de La Chorrera y Arraiján, con un aporte $ 150 millones.

Campos dijo desconocer cuánto es la inversión que debe realizar el país para mejorar el acceso universal de agua potable y saneamiento, pero en América Latina asciende a $107 billones, de los cuales $49 billones es en saneamiento.

comments powered by Disqus