Nacional 24/06/2019 - 12:00 a.m. lunes 24 de junio de 2019

Una mancuerna para hacer negocios

Dos oficinas del MEF terminaron ubicadas en Soho Mall, luego de que Ricardo Zubieta llegara a la gerencia de la nueva administración

El ‘mall' fue vendido en junio de 2017. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

El ‘mall' fue vendido en junio de 2017.

Anterior Siguiente

Marlene Testa
mtesta@laestrella.com.pa

Los cálculos no fallaron. Mucho antes del triunfo electoral del presidente, Juan Carlos Varela, Dulcidio De La Guardia se perfilaba como su ministro de Economía y Finanzas. Tras la victoria del panameñismo en 2014, De La Guardia se convirtió en el estratega de la política económica de la nación y de un Gobierno cuya consigna de campaña fue ‘cero tolerancia a la corrupción'.

De La Guardia era uno de los hombres de confianza del presidente. Una de sus primeras acciones estuvo encaminada a derrumbar una estructura de corrupción montada por el exdirector de ingresos Luis Cucalón: la recaudación tercerizada de impuestos morosos a través de la empresa privada Cobranzas del Istmo, S.A.

‘Todo lo que hizo Cucalón fue ilegal, porque no recibió la autorización', denunció en aquel momento el ministro. Cucalón terminó condenado a ocho años de prisión, debido a que se demostró su vínculo con una trama de comisiones ilegales.

En medio de estas denuncias de corrupción, De La Guardia pagó $7 millones en comisiones a la misma recaudadora de impuestos, involucrada en el caso.

La contribución se concretó un día después de que el mismo ministro interpusiera una querella contra el exdirector de ingresos por incurrir en el delito de falsedad ideológica por el contrato otorgado a la recaudaora y meses después de que se declaró la nulidad del contrato.

La polémica saltó a la luz. ¿Por qué pagó?, se preguntaba la gente. El entonces ministro respondió a una de las televisoras locales: ‘Los documentos estaban refrendados y pendientes de pagos'. Por ello, aseveró él, ‘no hubo otra opción que pagar a la misma empresa' que había cobrado comisiones irregulares y cuya gestión había sido calificada por De La Guardia como ‘ilegal'.

En mayo de 2016, dos años después de que los panameñistas alcanzaran el poder, el consorcio Grupo Waked fue incluido en la ‘Lista Clinton'. Uno de los bienes que sufrió los latigazos de la inclusión de su propietario en la lista discriminatoria fue el complejo Soho Mall, un imponente centro comercial, el más lujoso de Centroamérica, cuya inversión superaba los $400 millones.

El Grupo Waked se vio obligado a ceder el control del complejo a un fideicomiso del cual el Banco Nacional de Panamá era el fiduciario y en el que participaron los bancos acreedores.

De La Guardia era uno de los ministros de enlace entre los afectados y el gobierno, en la supuesta búsqueda de una solución que castigara lo menos posible a los empleados. Así, el complejo comercial fue vendido a Inmobiliaria Citelis Panamá.

Zubieta, jefe de gabinete del MEF

En noviembre de 2014, cinco meses después de que De La Guardia asumiera como ministro del MEF, Ricardo Zubieta se convirtió en su jefe de gabinete.

Ocurrió tras la renuncia de que su primer jefe, Francisco Bustamante. De La Guardia buscaba un reemplazo y le recomendaron varios nombres, entre ellos el de Zubieta. Lo entrevistó y lo contrató súbitamente. Antes, lo había visto algunas veces. Según él, no tenía una relación directa con su nuevo colaborador.

Ese hombre se convirtió en uno de sus más cercanos ayudantes. Era considerado más que la mano derecha del entonces ministro. Zubieta se encargaba de asesorar sus acciones en la institución, lo que le permitía conocer cada uno de sus pasos, incluso antes de que De La Guardia los diera. Más que ‘un hombre de confianza, era una figura con mando y poder', explicó una fuente cercana al caso, que pidió reserva de su identidad.

De La Guardia delegó en Zubieta misiones importantes. El jefe de gabinete atendía reuniones en las que se buscaba una solución para salvar Soho Mall y, al concluirlas, informaba a su jefe de los detalles. ‘Al dedillo, conocía cada de una de las negociaciones que se barajaban para sacar al Soho Mall de la Lista Clinton', puntualizó la fuente. Una afirmación respaldada por De La Guardia. ‘Zubieta era el jefe de gabinete y estaba al tanto de todo el proceso con Soho Mall'. Sin embargo, aclaró que no participaba directamente de las negociaciones entre los bancos y los dueños.

Seis meses antes de que De La Guardia renunciara a su cargo, Zubieta se convirtió en el gerente país del Grupo Caabsa, en enero de 2018, cuando adquirió activos de Soho Mall, representada legalmente por Morgan & Morgan.

Zubieta despachaba y era localizable en las oficinas de Soho City Center, que administró el complejo comercial hasta febrero de 2019.

¿Cómo ocurrió? De La Guardia contó que su jefe de gabinete le había comunicado que estaba buscando oportunidades en el sector privado porque la compensación del ministerio ($6,000 al mes ) no le alcanzaba para mantener su estilo de vida. Un buen día le dijo que había conseguido una oportunidad y, sin más palabras, renunció. Al parecer no dijo a dónde se iría y el entonces ministro parece que tampoco le preguntó. Fue después que se enteró de que ‘su antiguo colaborador se había ido a trabajar con uno de los nuevos accionistas del complejo comercial', manifestó De La Guardia.

Antes de renunciar a su cargo en el MEF, De La Guardia contrató por $855 mil a un consorcio de arquitectos para hacer los estudios para la adecuación de 34,362 metros cuadrados en el complejo comercial Soho Mall, donde Zubieta era gerente.

La intención del contrato era evaluar la posibilidad de fusionar dos de las oficinas del ministerio (la de Vía España y la del antiguo Ifarhu) en un mismo sitio.

El edificio que cumplía con las condiciones que pedía el ministerio terminó siendo Soho Mall. Y, por ello se empezaron a elaborar planos para evaluar la viabilidad de instalarse en el centro comercial.

Incluso se dieron conversaciones ‘informales' con los administrativos del centro comercial antes y después de la llegada de Zubieta a la gerencia administrativa del exclusivo mall. De La Guardia asegura a La Estrella de Panamá que Zubieta ‘nunca participó de las conversaciones'

Pese a estos hechos, ¿cómo Dulcidio de La Guardia, siendo actual presidente de la Junta Directiva de Tocumen S.A., le otorga un contrato a Zubieta? Todo parece indicar que es una mancuerna para hacer negocios.

comments powered by Disqus