Nacional 08/03/2018 - 12:00 a.m. jueves 8 de marzo de 2018

Querube de Carles, luchadora, líder y abnegada compañera

Doña Querube fue parte de un grupo de mujeres líderes que se unieron a la Cruzada Civilista para luchar contra la dictadura y por el retorno de la democracia en el país

Querube Solís de Carles, viuda de Rubén Darío Carles, falleció a los 93 años. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Querube Solís de Carles, viuda de Rubén Darío Carles, falleció a los 93 años.

Gustavo A. Aparicio O.
gustavo.aparicio@laestrella.com.pa

Su elegancia, sus valores, sus principios y su espíritu de lucha incansable la describen; así es recordada, como una de las mujeres que contribuyó a encender el clamor de la población panameña en su lucha contra la dictadura.

CEREMONIA RELIGIOSA

La honras fúnebres de Doña Querube Solís de Carles se realizarán hoy en la iglesia San Francisco de la Caleta.

Hora 3:00 p.m.

Una buena compañera, una guerrera, defensora de la justicia y la democracia... una tigresa.

Así es recordada doña Querube Solís de Carles viuda del excontralor Rubén Darío Carles, quien falleció el martes en su residencia a los 93 años de edad.

Esposa abnegada e inseparable del conocido excontralor ‘Chinchorro' Carles, doña Querube deja un legado y un mensaje claro de que cada quien debe luchar fuertemente por sus convicciones.

ABNEGADA ESPOSA

Aurelio Barría, entonces presidente de la Cruzada Civilista, la recuerda como aquella mujer que estuvo al lado de su esposo, a quien acompañó siempre en todos los momentos difíciles de su vida política, especialmente después del golpe de Estado del 11 de octubre de 1968, cuando ‘Chinchorro' era parte del Gobierno del derrocado presidente Arnulfo Arias Madrid.

Forzados al exilio, tuvieron que trasladarse a Nueva York y Brasil, y en el segundo exilio en 1976, llevados a Guayaquil, Ecuador, y finalmente fueron a vivir a Honduras.

Querube y Chinchorro, recuerda Barría, regresaron a su patria después de la muerte del General Torrijos, donde ella ayudó a formar el movimiento de las Damas de Unidad que iniciaron reuniones y protestas contra los militares y la dictadura, siendo más adelante de gran apoyo a la Cruzada Civilista desde su formación en junio de 1987.

‘Tía Querube, como cariñosamente la llamábamos, se distinguió por su sencillez, su educación, su nivel cultural y disposición para apoyar las causas en defensa de principios y valores de libertad y democracia', indica Barría.

‘UNA TIGRESA'

Para el empresario Roberto Eisenmann, fundador del diario La Prensa , en vida doña Querube era una mujer extraordinariamente fina y elegante; pero cuando se trataba de sus principios, se podía convertir en una tigresa.

‘Era una líder natural, firme en sus convicciones y cuando un gobierno hacía cualquier cosa para irrumpir lo que ella consideraba justo y democrático, era una luchadora incansable, con una capacidad de liderazgo, sobre todo entre las mujeres', señala Eisenmann.

‘Unos esposos con los mismos principios y espíritu de lucha; se complementaban tremendamente el uno con el otro', relata Eisenmann.

Doña Querube-‘Chinchorro' Carles es, sin dudas, una pareja inseparable hasta la eternidad.

comments powered by Disqus