Nacional 01/06/2015 - 12:00 a.m. lunes 1 de junio de 2015

Pueblo Nuevo, la estación del Metro que menos se utiliza

Por las paradas de Pan de Azúcar y 12 de Octubre pasan 34 mil personas al día. En la de Pueblo Nuevo solo 1,600 en el mismo periodo

Cada vagón puede transportar 250 personas. Los trenes tienen tres vagones. / Aris Martínez | La Estrella de Panamá
Aris Martínez | La Estrella de Panamá

Cada vagón puede transportar 250 personas. Los trenes tienen tres vagones.

Isaías Cedeño
periodistas@laestrella.com.pa

Viernes, a las seis de la tarde. Estación Pueblo Nuevo, línea 1 del Metro. El tren se detuvo, como lo hace religiosamente y abrió sus puertas, pero nadie bajó ni entró, a pesar de que en sus vagones no cabía un alma más. Tal vez, por coincidencia o casualidad, este no era el destino de las cerca de 750 personas que puede transportar un tren en esta línea.

Para disipar la duda, un segundo y tercer viaje por esa estación fue indispensable. No obstante, en los siguientes trayectos la duda creció y una pregunta nació: ¿Quién utiliza esta estación?

La parada de Pueblo Nuevo del Metro de Panamá costó igual que las otras 15 estaciones, sin embargo, es la que en promedio es utilizada por la menor cantidad de usuarios al día.

Las estadísticas de la empresa Metro de Panamá indican que esta estación mueve un total de 1,679 personas al día. En las que están antes y después (12 de Octubre y Pan de Azúcar), el movimiento supera las 34 mil personas cada 24 horas.

Esta estación, la de Pueblo Nuevo, está ubicada en uno de los centro industriales más importantes de la ciudad. Empresas Lácteas y manufactureras se imponen a su alrededor. A la izquierda de esta estación, que forma parte del grupo de las seis elevadas, está el centro poblado.

Según el Censo de Población y Vivienda del 2010 allí habitan 18,984 personas, de las cuales apenas el 8% utiliza esta estación.

‘Se construyó pensando en futuro', explicó el arquitecto y urbanista Álvaro Uribe.

‘En todos los metros del mundo, las estaciones son un referente de qué sitio se quiere explotar o qué visión de desarrollo se le quiere dar al sitio', agregó el urbanista.

La opinión de este especialista coincide con la idea de algunos de los proyectos que tiene en mente la alcaldía del Municipio capital y que tratan, esencialmente, de atraer a las personas que viven a las afueras de la ciudad hacia poblados más cercanos al centro económico. Pueblo Nuevo es el ejemplo claro de uno de esos poblados imán.

‘ Se está invirtiendo en nuevas líneas del metro, pero el Metro nunca va a ser suficiente si cada vez extendemos la huella urbana hacia las afueras de la ciudad. Entonces, tenemos que traer a la población a los centros urbanos y conectarlos con los servicios del metro para que la ciudad sea más eficiente', señaló la vicealcaldesa, Raisa Banfield.

Un estudio del Banco Mundial reveló, precisamente, que el crecimiento de la Ciudad de Panamá ha sido a la inversa; es decir, su crecimiento físico ha sido mayor que el demográfico, siendo este la génesis de sus problemas de ordenamiento.

CRECER HACIA LA PERIFERIA

Expandir la ciudad hacia las afueras, en lugar de robustecer su corazón, ha traído más problemas que soluciones a las autoridades locales.

En el distrito capital viven unas 800 mil personas, según el Censo de Población de la Contraloría. De toda esta gente, solo el 20% reside en los barrios periféricos de la ciudad.

‘La huella urbana se ha expandido a sitios que no le corresponde y hace que los servicios básicos sean más costosos, además de todas las consecuencias de ordenamiento que generan fenómenos como estos', atribuye la especialista en desarrollo urbano del Banco Mundial, Ana Aguilera.

De acuerdo con Aguilera, crecer hacia las afueras ha traído consecuencias económicas no favorables para Panamá.

‘El gobierno tiene que invertir más para cubrir las necesidades de la gente. El transporte es la principal de las necesidades', recomendó la especialista.

Este análisis se comprueba en la recuperación que el Estado intenta concentrar en el sistema metrobús, que nació como una solución para la movilidad urbana y que nunca ha podido conjugarse con el servicio del Metro de Panamá.

La recuperación de este sistema todavía no tiene un precio definido y ha sido la pugna entre la empresa, el Gobierno y conductores que se ha traducido en huelgas.

Unir esta recuperación con la construcción de la segunda línea del Metro ($ 1,857 millones y la planificación de la tercera línea, que incluye un cuarto puente sobre el Canal de Panamá ($4,000 millones), representan una inversión que supera los $5,857 millones, que serán necesarios para mover a un millón de personas diariamente hacia el centro de la ciudad capital.

==========

RAISA BANFIELD

‘ El metro nunca será suficiente si cada vez extendemos la huella urbana',

VICEALCALDESA

==========

LAS MENOS UTILIZADAS

La línea 1 del Metro de Panamá transporta unas 205,505 personas al día.

3,779

personas utilizan la estación ‘Ingenio', inaugurada el pasado 8 de mayo, un año después del inicio del funcionamiento de la línea 1.

5,000

pasajeros diarios pasan por la estación ‘Pan de Azúcar', ubicada a 1.8 kilómetros de la estación del metro ‘San Miguelito'.

comments powered by Disqus