Nacional 21/07/2018 - 12:00 a.m. sábado 21 de julio de 2018

‘Los presidentes no deben convocar consultas ciudadanas', Yanina Welp

Los politólogos panameños realizan hoy su VII encuentro, que inicia con la conferencia ‘Innovación democrática y su efecto en las élites', la cual será dictada por la politóloga argentina Yanina Welp

Anterior Siguiente

José Arcia
jarcia@laestrella.com.pa

La politóloga argentina Yanina Welp está convencida de la necesidad de fortalecer los mecanismos de participación ciudadana como fórmula infalible para mejorar la democracia. Estos mecanismos pueden ser directos e indirectos, pero a juicio de Welp deben ser obligatorios y activados por los ciudadanos. ‘Los presidentes no deben convocar consultas, debe ser la ciudadanía siguiendo una serie de requisitos obligatorios para situaciones determinadas', sentencia la especialista.

Welp, quien es además directora para América Latina del Centro de Estudios de la Democracia, con sede en Suiza, abrirá hoy sábado el VII encuentro de politólogos de Panamá con la conferencia ‘Innovación democrática y su efecto en la innovación de las élites'.

La experta conversa con La Estrella de Panamá , además de participación ciudadana, sobre procesos electorales, constituyente, fake news y veda electoral. Eso sí, cuando se refiere al caso específico de Panamá prefiere hacerlo con paralelismo en la región, al no conocer a profundidad los temas locales.

INNOVACIÓN EN LA DEMOCRACIA

Al mencionar la innovación democrática —tema sobre el que gira su conferencia de hoy— hace énfasis en los mecanismos de participación ciudadana, que varían mucho entre países y regiones, así como entre países de las misma región, específicamente entre Europa y América Latina.

En Suiza, detalla, existen a nivel cantonal o local muchas iniciativas y referéndums cada año; en cambio, en otros países como Francia, no hay muchos procesos de participación ciudadana más allá del presupuesto participativo a nivel local.

En América Latina la realidad es otra. No hay ningún país que tenga participación activada con la intensidad de Suiza, mientras que hay otros que, a pesar de que tienen regulado el mecanismo, lo han utilizado muy poco.

No solo se trata de fortalecer los mecanismos tradicionales de participación ciudadana, advierte Welp, sino también de mirar nuevas experiencias como la de Irlanda, que estableció el mecanismo de ‘sorteo': se sortea o consigue una muestra de ciudadanos que sea lo más representativa de la sociedad en términos de población, tanto hombres como mujeres, edades y perfiles educativos; para ponerla a discutir un tema con una selección de expertos, que luego emiten un informe para que sea atendido, ya sea por el parlamento o sometido a un referéndum.

Irlanda la utilizó para despenalizar el aborto.

EN TORNEO ELECTORAL

Al referirse a la convocatoria del presidente Juan Carlos Varela sobre la quinta papeleta, la politóloga aclara que no puede hacer apreciaciones contundentes porque, no conoce el tema lo suficiente y reitera la necesidad de que estos procesos vengan de parte de la ciudadanía. Los dos casos más recientes de la región, dijo, han sido en Chile y Colombia, y ambos procesos fueron activados por la ciudadanía.

‘No sé que tan necesario sea una quinta papeleta en un torneo electoral', cuestiona. Sin embargo, Welp asegura que todo proceso de reformas constitucionales siempre está rodeado de mitos que favorecen a las élites.

En los procesos constituyentes siempre quieren dar a entender que todo ‘volará por los aires' y eso es fantasía porque, en el caso de Panamá por ejemplo, no hay una proliferación de actores desconocidos o programas que implica un cambio radical.

‘Más bien hay sectores que están muy cómodos en su condición de poder y que son reacios al cuestionamiento y ceder espacio. Se alimenta una fantasía de cambio radical que está muy alejada de la realidad', alega.

Welp afirma que no hay porqué tener miedo a estos cambios, incluso a una constituyente originaria porque Panamá está inserta en el esquema de países en el contexto internacional. En una nueva constitución, por mencionar un ejemplo, no se podría aprobar la tortura porque eso implica sanciones que tendrían repercusiones internacionales.

Los cambios constitucionales buscan atacar intereses específicos, pero no de manera radical, sino para equilibrar el sistema.

Welp se muestra a favor de establecer periodo para las campañas políticas, sin embargo, considera innecesaria incluir en la veda electoral las encuestas de opinión pública.

A su juicio, las regulaciones a las encuestas deben ser en cuanto a su metodología para evitar consultas no científicas, pero no establecer un periodo, excepto los días antes de las elecciones y debe ser relativamente corto. Es decir, prohibir la divulgación de encuestas unos días antes de la fecha del sufragio.

‘Las encuestas son información pública y entran en otro circuito distinto al torneo electoral', indica.

Por último, consideró que la educación cívica es, por ahora, la herramienta más eficaz para contrarrestar las fake news o noticias falsas. No es fácil regular los medios digitales porque pasa por un tema de territorialidad, pero en la medida que la ciudadanía esté mejor informada es más fácil contrarrestar el fenómeno, sostiene.

Welp apunta que existe una sobrevaloración de los efectos de las fake news en la decisión del electorado. Pero, matiza, si no existe una pluralidad de información, el efecto de este fenómeno puede ser más efectivo. Por eso, insiste, se debe fortalecer el tejido social y el debate ciudadano.

comments powered by Disqus