Nacional 15/04/2016 - 12:01 a.m. viernes 15 de abril de 2016

Policía de Costa Rica bloquea su frontera con Panamá

Los cubanos alegan que continuarán con las medidas de fuerza para lograr que el país vecino abra su frontera

Policías costarricense impusieron este jueves, un cordón policial en la frontera. / Ivan Saldaña | La Estrella de Panamá
Ivan Saldaña | La Estrella de Panamá

Policías costarricense impusieron este jueves, un cordón policial en la frontera.

Iván Saldaña

La Policía de Costa Rica estableció este jueves un cordón fronterizo de seguridad para evitar la entrada de los migrantes cubanos que se encuentran en albergues en Paso Canoas del lado panameño. La medida del país centroamericano, surge un día después que miles de cubanos irrumpieron en suelo 'tico' para exigir que el gobierno del país vecino abriera su frontera para que los caribeños puedan continuar su recorrido terrestre hacía los Estados Unidos.

La Presidencia de Costa Rica emitió un comunicado en el que señala que hizo un ‘llamado al Ministerio de Seguridad para que proceda con el cumplimiento de la ley, pero con el más absoluto apego a la protección de la vida y los derechos humanos de todas las personas en el lugar.

‘A los países, especialmente a Nicaragua, les pido que reconsideren el cierre de la frontera'--JUAN CARLOS VARELAPRESIDENTE

Además se informó que devolverá a todo migrante que ingrese de manera irregular a su territorio. Los cubanos se mantienen en el lado panameño y cruzaron la frontera para protestar en contra del gobierno tico.

En el comunicado, el gobierno costarricense recordó que desde el pasado 18 de diciembre puso fin a la entrega de visas de tránsito extraordinarias a la población migrante cubana.

‘Costa Rica no tiene capacidad económica ni logística para atender nuevos grupos de migrantes. El pueblo costarricense ha dado más de lo que nuestra capacidad tiene para sostener estos grupos de personas', recalca el comunicado. Al mismo tiempo denuncia las diversas normativas de Estados Unidos que ‘promueven y dan privilegios' para el ingreso al país norteamericano, lo que constituye un incentivo perverso a la migración y favorecen las condiciones para el tráfico de seres humanos.

De acuerdo a cifras del Servicio Nacional de Migración entre los cuatro albergues en Paso Canoas y uno en Los Planes, en Gualaca, hay 2,450 cubanos. Sin embargo, cada vez la cifra aumenta porque llegan otros que lograron ingresar a Panamá por la frontera con Colombia.

Un poco más de mil cubanos son los que mantienen la medida de protesta y desde el miércoles se declararon en huelga de hambre. Anoche se reunieron para decidir las próximas acciones y alegan que su lucha es contra el gobierno de Costa Rica y Nicaragua, que fue el primer país en cerrar su frontera a los cubanos.

‘A los países de Centro América, especialmente a Nicaragua, le pido que reconsidere la medida de cerrar su frontera', dijo el presidente Juan Carlos Varela. Indicó que utilizará toda la vía diplomática para buscar una solución al problema de los cubanos y pidió a los panameños tolerancia.

Costa Rica, por su parte, señaló que se debe ‘continuar los esfuerzos diplomáticos y migratorios regionales para atender esta situación en un marco de solidaridad y de responsabilidad compartida'. Sin embargo, no se vislumbra una solución, en vista de que el pasado martes hubo una reunión de cancilleres en Costa Rica, pero no se logró un acuerdo.

Varela dijo que no cerrará su frontera en el lado colombiano a los cubanos.

 

comments powered by Disqus