Nacional 09/11/2018 - 12:00 a.m. viernes 9 de noviembre de 2018

Piden a Contraloría frenar la mudanza acelerada de Etesa

A cinco meses de las elecciones, la actual administración de la empresa estatal pretende negociar por cinco años un contrato para arrendar un nuevo local. La transacción sería por contratación directa

Gilberto Ferrari, gerente de Etesa, defendió ante la Asamblea Nacional la mudanza. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Gilberto Ferrari, gerente de Etesa, defendió ante la Asamblea Nacional la mudanza.

Carlos Anel Cordero
ccordero@laestrella.com.pa

Ante la posibilidad de que se concrete la transacción que culminaría con la mudanza de las actuales instalaciones de la Empresa de Transmisión Eléctrica (SA), la compañía que arrienda el local donde está ubicada la empresa estatal desde hace años remitió una carta al contralor de la República, Federico Humbert, en la que solicita que se evalúe si es lo más conveniente para los intereses de la nación.

En la misiva se solicitó que de manera oficial se evite este gasto multimillonario para el Estado, al considerar que se podría incurrir en un gasto excesivo.

En la carta remitida a Humbert y que firma Juan Sabat, representante legal de la empresa Rosas, S.A., se destaca que el nuevo contrato, además de incrementar el gasto público, incumpliría los procedimientos legales que exige la Ley de Contrataciones Públicas.

Según Sabat, se estaría negociando con una nueva empresa sin que exista competencia, pues habría una contratación directa. Esta vía limita el derecho de participación de otras empresas que podrían estar interesadas en ser oferentes para la prestación del servicio y se genera una contratación directa que viola las normas de transparencia.

GASTOS DE ADECUACIÓN

Durante la última comparecencia de Gilberto Ferrari, actual gerente de Etesa, a la Asamblea Nacional, salió a relucir que previo a la mudanza la empresa estatal tendría que invertir una cifra cercana a los $5 millones para adecuar el local, ya que las instalaciones se entregarían en la que se conoce como etapa de ‘obra gris'; es decir, sin acabados.

Ante esta circunstancia, Etesa estaría obligada a colocar detalles como cielo raso, baldosas, sistema eléctrico y otras adecuaciones, antes del traslado.

Diputados de diversas bancadas cuestionaron la pretendida mudanza alegando que no era conveniente la transacción, sobre todo por el poco tiempo que queda para concluir el actual periodo de gobierno.

Se preguntó entonces por qué no se dejaba la decisión a las nuevas autoridades que debe empezar a regir en el mes de julio del próximo año.

En la carta a la que tuvo acceso La Estrella de Panamá , Sabat cuestiona el hecho de que se esté tramitando una mudanza acelerada a cinco meses del proceso electoral.

En la nota se destaca que los argumentos que en su momento fueron esgrimidos para la realización de esta mudanza giran en torno a que luego de ella, Etesa piensa ejercer un derecho de compra sobre un inmueble entregado en obra gris, en circunstancias que no se justifican, dado el costo que ello supone para el Estado.

FISCALIZACIÓN ESTATAL

Según menciona Sabat en la nota, una adecuada política en el manejo del gasto público no permite sustentar la construcción por parte de empresa del Estado en una propiedad ajena para luego pretender el ejercicio de un derecho de compra.

ADECUACIÓN

El traslado de la empresa requiere un gasto multimillonario

Antes de concretar la mudanza, la empresa tendría que invertir cerca de $5 millones para adecuar el local.

Se queja de que hacer esto con fondos del Estado sería un verdadero atentado al patrimonio público y, de aprobarse, podría traducirse en un grave perjuicio para los fondos del Estado y, por ende, a los millones de panameños que aportan con sus impuestos al Estado.

El empresario Sabat pide al contralor Humbert, como fiscalizador del uso de los fondos del Estado, no acceder a refrendar el contrato porque podría constituirse en ‘lesivo para los intereses de la nación panameña'.

El nuevo edificio está a unos metros de la actual sede de Etesa.

comments powered by Disqus