Nacional 22/05/2019 - 12:00 a.m. miércoles 22 de mayo de 2019

Patrimonio histórico de Taboga se enfrenta a la mano del hombre

La rampa de un embarcadero y las ruinas de la mansión del sacerdote Hernado De Luque, fundador de la isla de Taboga, están en peligro

Las ruinas de la mansión del español Hernando De Luque, construida para instalar un monasterio en la isla de Taboga. / Erick Marciscano | La Estrella de Panamá
Erick Marciscano | La Estrella de Panamá

Las ruinas de la mansión del español Hernando De Luque, construida para instalar un monasterio en la isla de Taboga.

Anterior Siguiente

Marlene Testa
mtesta@laestrella.com.pa

‘El pueblo que no conoce su historia es condenado a irrevocable muerte', dijo Marcelino Menéndez Pelayo, escritor, filósofo, historiador y crítico literario español, una sentencia que encierra la importancia del pasado para la sociedad actual, y que hoy las autoridades de Taboga parecen ignorar.

El paso de los españoles por las tierras taboganas en la época de la colonia española dejó un legado histórico que actualmente está en riesgo como consecuencia de una decisión de la alcaldía de la isla.

El Municipio de Taboga concedió una pequeña porción de terreno a orillas del mar —donde sobreviven las huellas del pasado colonial—, donde podría construirse un comedor para turistas y comensales de paso. El mismo punto donde los españoles idearon la conquista del Perú terminaría por convertirse en un restaurante.

El nuevo local, según un informante que se comunicó con La Estrella de Panamá , quedaría en manos de amigos del todavía alcalde de Taboga, Ramón Ramos.

El restaurante se construiría, según pudo constatar este diario, a pocos metros de donde reposan las ruinas de la mansión del sacerdote español Hernando De Luque, construida en el siglo XVI para instalar un monasterio, informó Paul Novey, residente de la isla.

El alcalde de Taboga confirmó que era un ‘pedacito de terreno que no afectaría la ruina, porque estaba en una esquina'.

Al conocer sobre la existencia de la obra, sin embargo, la decisión de Patrimonio Histórico del Instituto Nacional de Cultura (INAC) fue categórica: suspender la obra hasta que se hagan las evaluaciones correspondientes.

VERSIÓN DEL ALCALDE

Después de varios intentos, Ramos contestó las llamadas de ‘La Decana' e hizo responsable al Consejo Municipal por la decisión de otorgar la concesión para la construcción del local en un sitio histórico.

‘Yo creo que tiene que llamar a los concejales que están pasando agachados', enfatizó el alcalde tabogano.

Reconoció, no obstante, que fue él quien otorgó el permiso para la construcción del local y cree en el proyecto.

DATOS HISTÓRICOS

Taboga es un pueblo pequeño que apenas llega a los 1,629 habitantes.

UBICACIÓN

La isla está situada a la entrada del Canal de Panamá, en el Océano Pacífico, más que una isla de pescadores y con tierra fértil para el desarrollo de especies florales, fue utilizada como punto estratégico de expediciones durante la conquista hacia el sur de América.

Ramos considera que la isla tiene que impulsar el desarrollo turístico y se requiere de este tipo de negocios para dar servicio a los visitantes. Incluso él mismo sugirió a la concesionaria utilizar las ruinas como una ‘veredita' para que los turistas pasen por lo que parece ser lo que queda del marco de la puerta del monasterio de De Luque. ‘Eso va a ser bien agradable para los turistas', matizó.

Ramos admitió a este diario que él y la concesionaria ‘se conocen de toda la vida', pues dice que ‘en un pueblo tan chiquito' se conocen todos.

Durante sus declaraciones, el alcalde confesó además que sugirió a la concesionaria tener cuidado y buscar otro sitio para el restaurante. Aun así, recibió la aprobación de los concejales. ‘La concesionaria tiene abogados y van a pelear por su derecho', destacó el alcalde Ramos.

Según la máxima autoridad del distrito de Taboga, los que están cuestionado la concesión son los ‘rabiblancos' que muy poco van a la isla, que tienen casas a la orilla de la playa y están ‘cogiéndole' terrenos al mar.

TRABAJOS EN EL ÁREA

El área concesionada ha sido objeto de movimientos de tierra y tala de cinco palmas con el fin de preparar el terreno para la construcción. También se han hecho las primeras mediciones. ‘Esta es una destrucción del patrimonio histórico. Es una ilegalidad lo que se está cometiendo', agregó el informante. El tránsito de personas en el área de las ruinas se ha convertido en una amenaza para lo que queda, reclamó.

La Ley 6 del 13 de marzo de 2012 considera como Conjunto Monumental Histórico de Taboga la zona de La Restinga, El Morro, el área de la casa que ocupó Francisco Pizarro, la casa de monasterio de Hernando Luque, la casa de Santa Rosa de Lima, Las Pozas del Obispo, la Cochera de Barlovento, el monasterio de San Pedro, la casa del escritor Rogelio Sinán, entre otros sitios.

La Constitución Política de la República de Panamá, en su Capítulo 4, artículo 85, establece que constituyen el patrimonio histórico de la Nación los sitios y objetos arqueológicos, los documentos, monumentos u otros bienes muebles e inmuebles que sean testimonio del pasado panameño.

La Carta Magna señala que le Ley reglamentará lo concerniente a su custodia establecida la primacía histórica de los mismos.

Celestino Araúz, historiador panameño, aseguró que en este sitio no debe construirse nada que altere o destruya el patrimonio; de lo contrario, se ‘atentaría contra el patrimonio histórico'.

La Dirección de Patrimonio Histórico realizó una inspección en el área a raíz de las denuncias que circulan en redes sociales. ‘Afortunadamente, se actuó a tiempo y no se registró la pérdida de ningún elemento de valor patrimonial', aseguró la institución.

Sin embargo, residentes del área afirmaron que después de que se retiraron las autoridades de Patrimonio Histórico, se continuó con los movimientos de tierra y los trabajos en la zona.

comments powered by Disqus