Nacional 14/06/2014 - 12:00 a.m. sábado 14 de junio de 2014

¿Qué pasará con los legalizados del Crisol?

Desde julio de 2010 a abril de 2014, Panamá regularizó a 48 mil 632 extranjeros, de los cuales solo 15 mil 470 se legalizaron por 10 años

Los costos que paga un inmigrante van desde $767 hasta $2,602, dependiendo de la nacionalidad. / Joselevy Velásquez | La Estrella de Panamá
Joselevy Velásquez | La Estrella de Panamá

Los costos que paga un inmigrante van desde $767 hasta $2,602, dependiendo de la nacionalidad.

Deivis Cerrud
periodistas@laestrella.com.pa

¿Qué pasará con todos los extranjeros legalizados en Panamá del programa de regularización migratoria denominado ‘Crisol de Razas’?

La primera vez obtuvieron un carné de trámite migratorio que les permite una legalidad en el país por dos años y, posteriormente, deben solicitar una extensión de 10 años más.

El primer proceso migratorio se inició en julio de 2010 y no fue hasta el undécimo, que comprendió del 27 de mayo al 3 de junio de 2013, cuando comenzaron las renovaciones del carné migratorio.

La cantidad es sustanciosa. En los 14 procesos extraordinarios del Crisol de Razas realizados, 48 mil 632 extranjeros se legalizaron, desde 2010 a 2014, según estadísticas del Servicio Nacional de Migración (SNM).

De ese total, 23 mil 912 son colombianos, 9 mil 667 son nicaragüenses y 4 mil 851 son dominicanos.

Además, 4 mil 86 legalizados son venezolanos; peruanos (916), chinos (800), salvadoreños (537), ecuatorianos (482), hindostanes (420) y costarricenses (397).

Estas personas han optado por el permiso temporal de dos años, que luego deben renovar por otro permiso de 10 años de duración.

En ese sentido, las cifras del SNM indican que 15 mil 470 renovaron su carné por 10 años. La mayoría son venezolanos, colombianos y nicaragüenses.

MOVIMIENTO DE CIFRAS

En el séptimo proceso, en 2011, se expidieron 4 mil 256 carnés migratorios.

Al noveno proceso de regularización totalizaban 23 mil 425 personas, de las cuales 12 mil 326 son ciudadanos colombianos.

Esa estadística creció en el décimo proceso a 30 mil 513 extranjeros. Así subió a 16 mil 321 la cantidad de colombianos; nicaragüenses (6,708), dominicanos (1,574), venezolanos (1,562) y el resto, de otras nacionalidades.

Otra gran cantidad de ilegales fue captada en el duodécimo proceso, que duró 17 días, del 25 de septiembre al 11 de octubre de 2013. Fueron 11 mil 91 extranjeros de unas 54 nacionalidades, de los cuales 3 mil 843, en ese segundo proceso, renovaban por 10 años su carné.

En los doce procesos se tenía un registro global de 40 mil 578 extranjeros legalizados.

En la decimotercera actividad, del 8 al 20 de enero de 2014, entraron 6 mil 884 extranjeros; unas 4 mil 104 personas regularizaron su estatus dentro del territorio nacional por dos años, mientras que 2 mil 779 renovaron por 10 años.

En el décimo cuarto proceso, en abril pasado, entraron 3 mil 948 extranjeros.

CRÍTICAS

La abogada Irma Silka Araúz, presidenta de la Comisión de Derecho Migratorio del Colegio Nacional de Abogados, les pregunta a los legalizados: ¿Y al final de los 10 años, qué?

Dijo que han contabilizado el pago del carné de tramité migratorio y el permiso de trabajo, y haciendo los trámites por el SNM les sale más económico y obtienen un permiso provisional de residencia.

Los costos que paga un inmigrante van desde $767 los oriundos de países a los que Panamá no les exige visa –Colombia, Venezuela y los de Centroamérica– hasta $2,602, dependiendo de la nacionalidad.

El permiso de trabajo cuesta $500 por dos años, más el pago de los honorarios del abogado, unos $300.

Insistió que se discrimina una nacionalidad frente a otra y a ninguna le dan residencia permanente en Panamá.

Araúz deploró que las autoridades del Ministerio de Trabajo no están cumpliendo su papel, porque el 70% o más de los legalizados no ha sacado el permiso de trabajo y están desplazando a los panameños.

En este sentido, concluyó que, al no sacar el permiso de trabajo, no pagan impuestos ni otros requisitos legales.

MIGRACIÓN Y VARELA

El director de Migración, Javier Carrillo, explicó que cada uno de los legalizados tiene que ver su futuro.

‘Ya dependerá de todos ellos qué van a hacer, pero ahora mismo están legales cuando antes estaban ilegales’.

‘¿Qué va a pasar con ellos en el futuro? Yo no soy astrólogo para saberlo’, acotó.

Carrillo, al preguntarle si los procesos eran un negocio, respondió que ‘esa plata entró al fisco nacional’.

‘Esa plata entró al fisco nacional, así que no puede ser un negociado porque eso entró al presupuesto de la Nación’, argumentó el director de Migración.

El presidente electo, Juan Carlos Varela, al ser consultado, el pasado jueves, durante una visita realizada al diario La Estrella de Panamá sobre si continuará los procesos de regularización migratoria en su gobierno dijo: ‘Tocará seguirlos, pero hay que regularlos. Creo que habrá más regulaciones y una evaluación, pero tocará seguirlos. No puede quedar gente desatendida’.

Los procesos se realizan en apego al Decreto Ejecutivo No. 547 de 25 de julio de 2012, firmado por el presidente Ricardo Martinelli.

comments powered by Disqus