Nacional 11/01/2019 - 12:01 a.m. viernes 11 de enero de 2019

Panamá no reconoce el Gobierno de Maduro

La canciller condenó la ruptura del orden constitucional en Venezuela luego de que Nicolás Maduro asumiera el poder por segunda ocasión consecutiva. Pensará muy bien las próximas decisiones diplomáticas

Luis Miguel Hincapié (izq), Isabel de Saint Malo, canciller; Amira Barsallo, secretaria General. / Larish Julio | La Estrella de Panamá
Larish Julio | La Estrella de Panamá

Luis Miguel Hincapié (izq), Isabel de Saint Malo, canciller; Amira Barsallo, secretaria General.

Adelita Coriat
acoriat@laestrella.com.pa

Panamá reafirmó este jueves su condena a lo que considera la ruptura del orden constitucional y del Estado de Derecho en Venezuela, luego de que Nicolás Maduro asumiera el poder para un segundo periodo presidencial.

La vicepresidenta y canciller panameña, Isabel de Saint Malo, no descartó que el país pueda adoptar nuevas medidas en contra del gobierno de Maduro, siempre y cuando convengan con el interés de los ciudadanos panameños y venezolanos.

Lo anterior lo dijo ayer durante la conferencia de rendición de cuentas del ministerio que preside, tarea en la que le acompañaron el viceministro de la cartera, Luis Miguel Hincapié; y la secretaria general, Amira Barsallo.

Panamá, al igual que 19 países del continente americano, no reconoce el mandato de Maduro que ayer marcó un hito en las relaciones internacionales de ese país con la región. Sin embargo, Panamá aún no ha tomado la decisión de romper relaciones diplomáticas con el país sudamericano. Un paso que afectaría los intereses económicos, migratorios y comerciales del Istmo.

México, no obstante, que formaba una pieza fundamental del Grupo de Lima, se ha distanciado de las decisiones de la mayoría, se abstuvo de votar en cuanto al reconocimiento del mandato de Maduro, envió un representante a la toma de posesión y no suscribió la última declaración del Grupo de Lima.

‘Todo está sobre la mesa pero no puedo anticiparme' a la decisión, subrayó De Saint Malo.

RENDICIÓN DE CUENTAS

Entre los principales logros enumerados por los funcionarios de la Cancillería, destacaron el inicio de las relaciones diplomáticas entre Panamá y la República Popular China, país con el que se han firmado 47 acuerdos de diferentes tópicos: económico, turístico, comercial, de cooperación.

INVESTIDURA BAJO TENSIÓN

La Cancillería rindió informe de gestión y habló sobre Venezuela.

19 países del continente no reconocen al gobierno de Nicolás Maduro.

Panamá es uno de ellos. Por el momento no ha tomado la decisión de romper relaciones diplomáticas.

Se mencionó, como una de las tareas pendientes, valorar el estudio de factibilidad del tren Panamá-David.

La vicepresidenta informó que hace dos meses se le hizo una propuesta a la República Popular China sobre el sitio donde se podría ubicar su sede diplomática en Panamá. Esto, luego de que el terreno en Amador, ubicado en la boca del Canal, que el Gobierno había contemplado para la embajada asiática, fuera descartado después de una crítica masiva. La canciller no quiso compartir el nuevo sitio que ofreció a la contraparte hasta no recibir respuesta de los chinos, quienes analizan la sugerencia.

Hincapié resaltó la diversificación de la política exterior panameña con la política Halcón, que dio como fruto la apertura de embajadas panameñas en Australia, Jordania y se tramita en Etiopía.

El vicecanciller dijo que Panamá cumplió con la Organización para la Prohibición de Armas Químicas luego de haber destruido ocho municiones químicas en la isla San José, en el Pacífico.

Las autoridades reconocieron que a pesar de las misiones al extranjero, aún hace falta recuperar el nombre del país en el exterior luego de los Papeles de Panamá. ‘Los ajustes han permitido salir de varias listas grises y evitar que los bancos pierdan corresponsalías', dijo Hincapié, al tiempo que admitió que Panamá dejó pasar mucho tiempo para adecuar las normas fiscales que exigían las organizaciones financieras internacionales.

De Saint Malo resaltó que Panamá juega un nuevo rol en la agenda global al adoptar iniciativas como el índice de la Pobreza Multidimensional con el que es posible realizar monitoreos de la situación sobre derechos humanos.

Por su parte, Barsallo habló sobre la modernización de la cancillería. Indicó que existe una iniciativa para hacer una oferta de museo del Palacio Bolívar. La oferta incluye la sala conmemorativa al rol que jugó Panamá como anfitrión en la VII Cumbre de las Américas, además de una biblioteca del acerbo histórico diplomático de Panamá que contiene documentos recién restaurados.

Agregó que se logró la automatización de 10 servicios y procesos internos como autentificaciones, privilegios e inmunidades diplomáticas, servicios consulares, adquisiciones, correspondencia, y otros.

La vicepresidenta resaltó que en Panamá se inauguró el primer Centro Logístico Regional de Asistencia Humanitaria, con el que se fortalece el rol logístico del país.

Igualmente, dijo que se impulsaron esfuerzos para posicionar a panameños en cargos internacionales. En este sentido, enumeró el de la magistrada Esmeralda Arosemena en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que planea reelegirse en julio próximo; el de Farah Urrutia, en la Organización de Estados Americanos; y Laura Flores, quien labora en el Departamento de Política Exterior de Naciones Unidas.

También dijo que Panamá lanzó el Plan Nacional de Cooperación Internacional ‘Panamá Coopera', que registra 386 proyectos de cooperación en ejecución, con más de 30 países y 5 organizaciones gubernamentales.

Finalmente De Saint Malo afirmó que la institución se fortaleció con la formación de profesionales en la carrera diplomática.

comments powered by Disqus