Nacional 06/10/2013 - 12:00 a.m. domingo 6 de octubre de 2013

Panamá oculta intereses del presidente de Azerbaiyán

Novruz Allahverdiyev, de 40 años, vive en una casa de barro en Chovdar, un pequeño pueblo minero de la era soviética en la zona rural de...

Redacción Digital La Estrella
online@laestrella.com.pa

Novruz Allahverdiyev, de 40 años, vive en una casa de barro en Chovdar, un pequeño pueblo minero de la era soviética en la zona rural de Azerbaiyán. Es uno de los 800,000 desplazados de la guerra con Armenia que azotó su región natal Nagorno Karabaj en los años noventa. Él y otras 60 familias encontraron refugio y un lugar para cultivar en la región montañosa occidental de Dashkesan. Al igual que muchos de los desplazados, Allahverdiyev es un patriota y las paredes de su pobre casa están cubiertas con las páginas de un viejo calendario con retratos de Ilham Aliyev, el presidente de Azerbaiyán, y su difunto padre.

LA NUEVA MINA

Allahverdiyev tiene fe en que el presidente va a resolver el último problema que su familia y su comunidad enfrentan: una empresa minera británica se ha hecho cargo de una parte de su tierra, bloqueando una de las dos corrientes de agua que utiliza el pueblo. Él cree que el presidente se asegurará de que le paguen por las pérdidas ocasionadas.

Lo que Allahverdiyev no sabe es que el presidente y su familia poseen una cuota de la nueva mina de oro que amenaza con tragarse la ciudad. Una empresa del Reino Unido es en realidad una fachada para la familia presidencial que se prepara para añadir más dinero a su ya enorme riqueza, que se estima en miles de millones de dólares, a través de la operación minera.

¿Qué papel juega Panamá en esta historia? Las sociedades anónimas que manejan las dos hijas del presidente se encuentran inscritas aquí.

REJUEGO DE SOCIEDADES

De acuerdo con un comunicado de prensa de octubre de 2011, el Ministerio de Medio Ambiente de Azerbaiyán considera que existen 44 toneladas de oro y 164 toneladas de plata debajo de Chovdar, por valor de más de $2.5 mil millones.

AIMROC (Azerbaiyan International Operating Company Recursos Minerales Ltd), un consorcio de Reino Unido y tres sociedades panameñas, ha comenzado la construcción de la infraestructura necesaria para explotar la riqueza mineral y la minería a gran escala está programada para comenzar a finales de este año. Chovdar es uno de los seis yacimientos de oro que el gobierno otorgó a AIMROC y el primero en comenzar las operaciones mineras.

Pero mientras que la población local culpa a ingilis, ingleses en el idioma de Azerbaiyán, la verdad sobre la causa de sus problemas es muy diferente. AIMROC posee una participación del 70% en las seis minas y el gobierno de Azerbayján el 30% restante.

AIMROC es una empresa conjunta de cuatro empresas: Londex Resources, S.A., Willy y Meyris. S.A., Fargate Mining Corporation y Globex International LLP. Todas son empresas ficticias y no está claro si tienen el respaldo de las empresas mineras. De acuerdo con funcionarios de Azerbaiyán, todas fueron creadas específicamente para el acuerdo. Una quinta parte de la empresa, MINDECO, es el supervisor oficial del proyecto, pero no tiene la propiedad. MINDECO (Mitsui Mineral Development Engineering Co Ltd) es una empresa de ingeniería de minas propiedad del gigante japonés de Mitsui Mining and Smelting Co. según su sitio web.

De los cuatro propietarios, la única compañía británica es Globex International LLP, que tiene una participación del 11% en AIMROC, un valor de $200 millones.

Las reporteras de The Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP) encontraron que Globex es actualmente propiedad de tres empresas en Panamá: Hising Management, S.A., Lynden Management Group, Inc., y Arblos Management Corp. Las tres están registradas por la firma de abogados Morgan y Morgan entre el 17 de julio y el 17 de agosto de 2006. Y, de acuerdo con los registros del Registro Público, todas son manejadas por las dos hijas del presidente de Azerbayján, Leyla y Arzu Aliyeva, y la sociedad Exmont Resources, S.A.

La Estrella se comunicó con Morgan y Morgan para conocer su versión. Al cierre de esta edición aún no había pronunciamiento oficial.

Inicialmente figuraba en la firma Olivier Mestelan, un hombre de negocios suizo cercano a la familia gobernante. Mestelan, que ha organizado eventos artísticos con la familia, y las dos hijas, también aparecía en los registros de otras empresas panameñas que se utilizan como fachada para los negocios en Azerbaiyán. Uno de ellos es Azerfon, una empresa de telefonía móvil que tiene un monopolio en el servicio telefónico de alta velocidad. Mestelan se negó a dar declaraciones para esta historia.

FUENTE DE POLÉMICAS

AIMROC ha sido polémico desde sus inicios. El consorcio se formó por un decreto presidencial de 2006 que identificó específicamente a Globex como parte del consorcio. AIMROC se adjudicó un contrato de arrendamiento de 30 años en los campos de minerales, de acuerdo a dos decretos gubernamentales emitidos en 2007.

El contrato de los seis campos de oro fue entregado rápidamente a AIMROC a pesar de las objeciones planteadas por varios miembros del parlamento en las audiencias en junio de 2007.

Los diputados se quejaron de que la propiedad del consorcio no era transparente, de que el contrato no había seguido el procedimiento de licitación, que ninguna de las empresas tenía experiencia en la minería, y que el acuerdo se opuso a los intereses nacionales.

En las audiencias, Valeh Aleskerov, presidente del Comité de Recursos Naturales del Milli Majlis (el parlamento de Azerbaiyán), el organismo que propuso y aprobó el contrato AIMROC, defendió el acuerdo.

‘Estas empresas fueron creadas para un propósito específico. Esta es una práctica en todo el mundo’, dijo Aleskerov. ‘Estas empresas están registradas, ya sea en las Islas Caimán o en Panamá... Todo el mundo sabe que las zonas de alta mar tienen una buena legislación’.

Aleskerov, que trabajó con el presidente Aliyev cuando eran vicepresidentes de la compañía petrolera estatal, dijo que los candidatos para los campos mineros eran escasos, pero OCCRP no pudo encontrar ninguna evidencia de que la licitación pública fuera emitida.

NEGOCIACIONES

Comenzaban las obras de una planta de refinación de minerales y sólo tres de ellos se interesaron en ellas. El resto exigió derechos exclusivos y no ofrecía garantías. Dijeron que van a hacer la exploración y sólo comenzarán otro trabajo si lo consideran necesario.

‘Estas otras empresas aceptaron nuestras condiciones. Además de 2 millones de dólares de bonificación, que va a invertir en la exploración y esto se va a tomar por lo menos 110 millones de dólares’, dijo Aleskerov en las audiencias.

Aleskerov dijo en 2007 que la minería de oro era arriesgada, y que el gobierno no tenía ninguna idea acerca de la cantidad de oro que había: ‘Sólo se puede tener una oferta si está 100% seguro de que hay, por ejemplo, 100 toneladas de oro. Sin esto, es arriesgado llevar a cabo una licitación’, explicó.

Sin embargo, en octubre de 2011, el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Huseyngulu Bagirov, anunció que las reservas recuperables en los campos Chovdar minerales se estiman en apenas 44 toneladas de oro y 164 toneladas de plata.

OCCRP preguntó al geólogo jefe del ministerio, Agamahmud Samedov, sobre las estimaciones de las reservas en los otros campos, pero él señaló que tales datos eran secretos. Se negó a comentar sobre la propiedad del consorcio o de su falta de experiencia en minería.

Para este reportaje, las periodistas también trataron de obtener información sobre los propietarios de las empresas extranjeras. ‘¿Crees que el gobierno de Azerbaiyán contrataría a un desconocido, a alguien de la calle?’, respondió Aleskerov.

Preguntado por si la familia presidencial tenía una participación en la propiedad, Aleskerov replicó, ‘¡Qué vergüenza!’, y colgó.

Londex Recursos y Fargate Minería están registrados en Panamá, de acuerdo con documentos obtenidos del Registro Público. Los documentos indican que las empresas se relacionan entre sí a través de una compleja cadena de consejos de empresa. Las tres son, o fueron, alguna vez propiedad de dos empresas registradas en la misma dirección en la pequeña isla caribeña de Nevis: Casal de Gestión y Administración Tagiva.

Casal y Tagiva actúa, o actuó, como director por lo menos de 20 empresas en Reino Unido, Estados Unidos y Panamá. Es probable que las empresas son los proxies profesionales utilizados para ocultar la propiedad real.

De acuerdo con un documento del registro fiscal de Azerbaiyán, Willy y Meyris, S.A. (que aparece en algunos documentos como Will & Meyris SA) está representado por un geólogo checo, Mirko Vanecek, el editor ejecutivo de la revista de Ciencias de la Tierra en Praga, pero OCCRP no pudo encontrar más información.

Azeri MPs también expresaba su preocupación por el daño ambiental que podría resultar de un plan de minería a cielo abierto que utiliza cianuro y sobre el plan para compensar a los pueblos, a precios por debajo del mercado de la tierra tomada en el acuerdo.

Según el testimonio que ofreció, el contrato sólo requiere que las empresas mineras desarrollen ‘procedimientos razonables’ para proteger el medio ambiente.

BUSCANDO UNA SOLUCIÓN

‘El problema potencialmente peligroso en este proyecto es el ambiental... ¿Qué significa ‘lo razonable’?, ¿quién causaría un daño deliberado? Estas cláusulas permiten que el contratista pueda evitar consecuencias legales si hay problemas ambientales. Creo que deben ser fortalecidas’, dijo el diputado Ali Masimli en las audiencias. Pero las leyes no se fortalecieron.

Masimli dijo que la legislación previa sobre minería en Azerbaiyán ha dado lugar a un daño significativo, como una operación minera cerca Filizchay, que dio como resultado arroyos contaminados y el agua con olor a huevos podridos.

‘Esto no sólo afecta a la flora y fauna, sino que también tiene un impacto negativo en la gente. ¿Qué se hará para evitar dicho peligro? Pues bien, el contrato tendría que tener en cuenta las sanciones no sólo si el peligro es deliberado’, dijo Masimli.

Los pueblos de alrededor de la mina de oro mostraron su preocupación: ‘Si se produce la extracción del oro, el agua puede quedar envenenada, y el ganado también’, dijo Shamistan Mikayilov, que vive en el pueblo vecino Gushchu. ‘Nos dijeron que incluso los pájaros pueden intoxicarse y morir. Estoy preocupado’.

Los lugareños dijeron que han aprendido de los problemas ambientales de la minería enfrentados por las personas que viven en Gedabey, otro distrito de Azerbayján con campos de oro activos.

Texto coordinado por Paul Radu, director del OCCRP (www.occrp.org), y traducido por Hugo Stocker. Con la colaboración de Radio Free Europe/Radio Liberty .

comments powered by Disqus