Nacional 12/10/2018 - 12:01 a.m. viernes 12 de octubre de 2018

En Panamá exhumaron los restos del inventor del submarino moderno

Se excavaron cinco metros de profundidad hasta llegar al ataúd con los restos de Julius Kroehl, quien murió el 9 de septiembre de 1867, hace 151 años

Los restos de Kroehl serán sepultados nuevamente en 2019, en Corozal. / Daniel González | La Estrella de Panamá
Daniel González | La Estrella de Panamá

Los restos de Kroehl serán sepultados nuevamente en 2019, en Corozal.

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

Un equipo de la Embajada de Estados Unidos con la colaboración de la Alcaldía de Panamá inició, a las 9:00 de la mañana de este jueves 11 de octubre, la exhumación de los restos del ingeniero e inventor del submarino moderno Julius Hermann Kroehl, enterrado en el Cementerio Municipal Amador, antiguamente llamado Cementerio de Extranjeros, ubicado en El Chorrillo.

Kroehl, un estadounidense de origen alemán, fue quien inventó el Sub Marine Explorer, el cual se convirtió en el primer submarino del mundo que se sumergió a profundidad y emergió exitosamente.

Este invento de Kroehl está estrechamente ligado con el istmo porque parte de la misión del ‘Explorer' era recolectar perlas en el archipiélago de Las Perlas, hasta 1869.

Luego de publicarse en La Estrella de Panamá el reportaje ‘El secreto centenario de Las Perlas', de la periodista Leila Nilipour, la Embajada de Estados Unidos, familiares e investigadores se interesaron por buscar los restos del inventor, quien murió en Panamá a los 47 años, según se cree, de fiebre amarilla, de lo que se tendrá certeza después de que le realicen las pruebas de ADN a sus restos, los cuales serán enterrados el próximo año en el Cementerio de Corozal.

El consejero de Asuntos Públicos de la Embajada de Estados Unidos en Panamá, Francisco Pérez, admitió que para su país, como para Panamá, ayer fue un día histórico porque Kroehl forma parte de la historia que hay en conjunto.

LA EXHUMACIÓN

No fue hasta las 2:30 de la tarde de ayer, luego de cavar alrededor de cinco metros de profundidad la tumba de Kroehl , que los excavadores de la embajada y el arqueólogo subacuático James Delgado lograron llegar hasta el ataúd con los restos de Kroehl, quien cumplió el 9 de septiembre 151 años de muerto.

Pérez admitió que gracias al artículo que se publicó en La Estrella de Panamá sobre la existencia de los restos de Kroehl en el Cementerio Amador decidieron hacer la exhumación, puesto que nadie tenía conocimiento del hecho hasta ese momento. ‘Gracias al buen periodismo que se hace en Panamá, nos dimos cuenta de que los restos estaban en este país y a partir de ese momento fuimos haciendo una serie de investigaciones hasta lograr los permisos para desenterrarlo y llevarlo al cementerio de Corozal', dijo Pérez.

SU LLEGADA A PANAMÁ

En marzo de 1967 el submarino y su tripulación viajaron a Panamá.

Reportes indican que el submarino se sumergió 11 días seguidos, durante cuatro horas diarias y logró recolectar más de 10 toneladas de ostras de perlas, con un valor de dos mil délares en aquel entonces.

‘El señor James Delgado, luego de estas investigaciones, se ha dedicado a estudiar la vida de Julius Kroehl: ¿por qué inventó el submarino?, ¿cuáles fueron las condiciones en las cuales lo hizo?, ¿cómo fue que vivió y murió? y es por eso que hoy lo encontramos aquí en esta excavación', detalla Pérez, quien además resalta que en el Cementerio Amador ‘la memoria de Kroehl no tiene la importancia que debe tener; sin embargo, lo más importante es que sus restos se quedarán en Panamá, solo que cambiarán de sitio'.

Delgado aclara que los restos del inventor, luego de que se le practiquen las pruebas de ADN con los familiares, serán vueltos a enterrar, en 2019, con todos los implementos hallados en dicha lápida, nada será quitado. ‘Además se hará una ceremonia para ese día como él se lo merece', explica.

‘Aunque ya se han realizado varios programas sobre este invento, esperamos que se hagan más películas, más libros y más programas como los que realiza National Geographic', expresa Pérez.

Nilipour dice que su noticia se basó en un documental que realizaría National Geographic sobre un submarino que estaba en Panamá y se le ocurrió escribir un artículo al respecto para que las personas pudieran ver el documental, ya que era algo muy relevante.

‘Lo que se me ocurrió fue contactar al arqueólogo subacuático James Delgado, que fue quien vio el submarino en una de sus visitas vacacionales en el país y se dio cuenta de que era el submarino funcional más antiguo que existía y que estaba en el archipiélago Las Perlas', explicó.

Lo más curioso fue que Nilipour y el fotógrafo Daniel González, también de la Estrella de Panamá, se tomaron la labor de investigar si realmente la tumba de Kroehl, existía y definitivamente la ubicaron en el Cementerio Amador. "Daniel y yo nos tomamos esa tarea de buscarlo en el cementerio hasta que dimos con la tumba, gracias a uno de los trabajadores, ya que el nombre del inventor se veía borroso en la tumba", detalla la periodista.

LA HISTORIA

En 1864, Kroehl se convirtió en ingeniero y accionista de Pacific Pearl Company, empresa estadounidense que se dedicaba a la recolección de perlas en el Océano Pacífico. La misión del inventor era crear un submarino con dos propósitos: como un instrumento militar durante la Guerra Civil de Estados Unidos y llegar a las perlas que los buzos no podían alcanzar en el Pacífico de Panamá y México.

El Sub Marine Explorer aún se encuentra en la costa de la isla de San Telmo, del archipiélago de Las Perlas, donde se puede apreciar cuando la marea baja y es uno de los cinco submarinos que aún existen del siglo XIX. Su existencia era desconocida hasta 2001, por lo que se le considera un objeto arqueológico marítimo único. Su identificación y análisis fueron realizados por el arqueólogo Delgado, hoy vicepresidente sénior de Search Inc., una de las mayores compañías de arqueología de Estados Unidos.

comments powered by Disqus