Nacional 09/06/2019 - 12:12 a.m. domingo 9 de junio de 2019

‘En mí nació la autoestima para luchar contra el machismo'

Petita Ayarza, la primera mujer Guna en ser electa diputada, se siente orgullosa de sus tradiciones. Para lograr sus sueños se armó de valor y enfrentó los osbtáculos dentro y fuera de su Comarca. La principal motivación yacía en su mente: ¿dónde están mis derechos?

  /

Anterior Siguiente

Adelita Coriat
acoriat@laestrella.com.pa

Petita Ayarza ha roto todos los moldes que retratan su cultura. Es la primera mujer de la etnia guna que logra una diputación en la Asamblea Nacional en representación del circuito 10-1 de la comarca Guan Yala. Desde joven se preguntó a sí misma por qué los hombres podían hacer algo que a ella le estaba vedado como mujer. Así que infló su autoestima y luchó por esas oportunidades. En su juventud inició por inscribirse en el Partido Revolucionario Democrático (PRD) para sanar esa curiosidad. Hoy se ve a sí misma como un ejemplo para el resto de las mujeres que busca salir adelante en un ambiente machista, especialmente en su comarca. Y lo mejor de todo es que a través de la autogestión logra un sustento para ella y su familia. Esta es Petita Ayarza, la mujer que desde bebé le impusieron un nombre con el que estuvo incómoda hasta el sexto año de primaria. Y no fue por antojo de su madre, sino por una insistencia del funcionario del Registro Civil que propuso el nombre en honor a la primera dama que acompañaba al entonces presidente Marco Aurelio Robles. Aunque la madre manifestó que la nombraría Lida, la bebé fue registrada bajo el nombre de Petita Ayarza.

¿Qué va a ser diferente para la Comarca con usted como diputada?

Volviendo a su pregunta de por qué me animé a ser diputada, yo veo que en el transcurrir de la parte gubernamental, por ejemplo, los representantes pueden hacer los proyectos en las comunidades, pero muchos proyectos se quedan como archivados. Entonces cuando uno llega a la Asamblea con los planes internos de la planificación y parte económica (del presupuesto) ahí es donde yo creo que se deben abrir las puertas para ver que puedo ser una persona para proyectar en ese sentido los programas para mi pueblo. No solo el mío, sino a las siete etnias que hemos estado en el mismo sistema de abandono.

Su nombre es en honor a la exprimera dama, esposa del presidente Marco Aurelio Robles, ¿por qué sus padres quisieron darle ese nombre?

Al dar a luz en la Comarca, el Tribunal Electoral tiene representantes que apuntan los nombres (al inscribirlos). Pero ¿qué resulta? mi mamá no me dio ese nombre. Ella me dio el nombre de Lida, cuando me fue a registrar el funcionario le dijo: pongámosle Petita, ese es un nombre bonito y además así se llama la esposa del Presidente. Pero mi mamá le dijo que no. Pero cuando fue mi bautizo ella se dio cuenta que ese nombre aparecía en mi certificado, el de Petita. Como toda persona que no sabe mucho, comenzó a borrar y pensó que así se acabaría ese nombre. Cuando llego a primer grado aparece nuevamente el nombre Petita, mi mamá volvió a hacer lo mismo. Al graduarme de sexto grado, nuevamente mi nombre era ese, así que yo le dije que lo dejara así y seguimos con el nombre. Ese nombre no fue el que me dio mi madre.

¿A usted le incomodaba?

Me incomodaba porque me sentía chiquita, como abandonada. En primer año estando en el colegio, la directora nos daba la clase de matemáticas y decía la profesora: Petita tu eres algo especial, eres como una perla. Y comencé a sentirme diferente. Me recordó a la biblia, aquel pasaje que dice que pones piedra sobre piedra, bueno son cosas que tú puedes hacer, así me decía la profesora. Eso me fue motivando por mi nombre y como yo era.

¿A qué edad se casó?

Como le mencioné antes la parte cultural es muy importante para nosotros, porque ahí se da la vida de la familia, el dote familiar y los que trabajan en la agricultura. Pero resulta que cuando migramos a la ciudad para buscar porvenir apareció una alianza de matrimonio. Yo tenía 14 años, pero mi matrimonio no se realiza en Panamá sino en la comarca. Se hace la parte cultural donde se prepara el matrimonio. Eso fue en el 79 cuando nace mi primer hijo. La cosmovisión guna tiene como costumbre que cuando nacen los hijos tienen que hacerlo mirando una choza de paja.

¿Qué significado tiene?

Que nuestro creador divino abre la luz y que es por naturaleza que nosotros llegamos a este mundo.

¿Usted conocía a su prometido cuando sus padres arreglaron el matrimonio?

No, no lo conocía. De repente lo arreglaron cuando yo tenía como unos 7 ú 8 años porque él estaba estudiando en la ciudad, cuando crecí ya mi mamá tenía eso planeado. Esperaron que me desarrollara y realizaron la parte cultural y llegando los 15 ya tenía mi primer hijo.

¿Cómo le impactó eso en la vida?

Me incomodó bastante. Ellos hablan mucho del derecho y derecho pero, ¿dónde estaban los míos? Sin embargo, con los años me di cuenta que eran muy importantes nuestras costumbres porque nuestros ancestros sobrevivieron en base a eso. Eso viene de nuestros ancestros, prepararnos, tener una dote, una familia sólida, y eso es increíble en la parte cultural. Eso me hizo sentir mejor. Al principio como toda niña era difícil, pero hoy en día viéndolo bien, si vemos tanta cosa que está pasando con los jóvenes y en la parte occidental (que no es indígena) todo es libertad y todas estas cosas, hay un choque cultural.

¿A qué edad tuvo su último hijo?

Mi último hijo, el quinto, lo tuve a los 35 años.

Esta idea de tratar de ser visibilizada por el partido, ¿no chocaba con el ambiente machista que había en la Comarca?

Si vamos a los ancestros, la creación para nosotros es matriarcal, pero en 1925 hubo una revolución Guna influenciada por los problemas que se vivían en la ciudad de Panamá, había cambios internos, y Guna Yala no se escapó de eso. En ese sentido, el gobierno intentó despojarnos de nuestras costumbres de la parte de las prendas. En ese encuentro, pusimos a los hombres al frente porque tenían fuerza. Eso hizo que nosotras quedáramos sumisas y rezagadas dentro del hogar. El tiempo pasó y la influencia del mundo exterior también trascendió a las Comarcas con la exigencia de los derechos de la mujer y nos damos cuenta que tenemos derecho a participar.

Me enteré que usted posee una isla, ¿cuál es? ¿cómo la adquirió?

Nuestros antepasados siempre migraban a las islas huyendo de las enfermedades que se vivían en tierra firme. Mis ancestros estaban en islas y heredaban las islas a sus hijos. Pero cuando comencé a estudiar en Panamá, nos llaman para decirnos que había una isla en venta pero se la podían vender solo a los gunas. Yo le dije a mi mamá y ella me recomendó comprarla. Después de los 6 ó 7 años que viví con mis abuelos, me gustó tanto el agua que decidí comprarla.

¿Cuánto le costó?

La isla se llama Guanidub. En ese tiempo la vendían en $500. Pero me la llegaron a dar en mil, porque no era familiar del dueño anterior.

En esta lucha que ha emprendido, ¿ha sentido manifestaciones racistas en su contra?

Déjeme decirle que en mí nació la autoestima. Hace cinco años volví a usar mi atuendo distintivo de nosotros, y muchos me reclamaron que había echado para atrás, decían que no era posible que yo estuviera haciendo eso cuando ya soy una mujer preparada. Pero yo les respondía que no, que me sentía más cómoda.

¿Cuál ha sido el momento más difícil de su vida?

Para mí fue tratar con los hombres. En realidad como ellos piensan que no puedes hacer lo que ellos hacen, a veces usan la psicología en nuestra contra. Pero con el tiempo me di cuenta que ellos están en la misma condición que una mujer para aspirar a un poder y eso es a lo que las mujeres nos debemos enfrentar. Si ellos pueden hacerlo, nosotras también.

¿Cómo va a combinar las leyes de los occidentales a su estilo de vida?

Nosotros venimos a buscar nuestros derechos. Queremos vivir como estamos pero adaptados a lo que tenemos. Es decir, en agricultura por ejemplo hay muchos métodos que se usan fuera de la Comarca, pero nosotros tenemos una costumbre de sembrar distinta. Entonces ese es el método que queremos que nos apoyen y que no nos cambien la forma en que nosotros sembramos.

¿Le imponen otros métodos de cultivo?

Estamos hablando de cultura de los gunas y nos quieren imponer la forma.

La Comarca ha salido adelante en el sector turístico, ¿qué otras cosas podría llevar a la comunidad?

Lo que pasa es que por ejemplo, en turismo, cuando llegan los turistas y hacen fotos sin permiso de nosotros. Por eso es que nosotros cobramos aunque sea un dólar para nosotros. Ellos cobran más que nosotros, y nuestra gente se dio cuenta de eso. Yo soy actualmente integrante de la asociación de turismo de la Comarca y estamos viendo que necesitamos robustecer parte de administración. En comparación a otros lados, nuestra Comarca tiene precios competitivos.

Esos dineros que cobran por turismo, se destinan al bien colectivo, ¿cómo funciona eso?

Nosotros tenemos un congreso general y uno cultural. Cuando se realiza el congreso general se llama a los 49 pueblos para saber cómo pueden apoyar socialmente, ya sea en la construcción de bancas o dar a la escuela un aporte.

¿Cómo escogen a los Sailas?

El Saila se escoge por la comunidad que ha seguido su trayectoria. Una de las formas es verlo desde joven cantar, como a los 19 o 20 años, le llamamos Sualibe, que significa persona que guía a la gente cuando hay cultura. Estas personas pasan como si fuera una primaria, una secundaria, y de ahí tienen otros conocimientos como botánica, etc. Cuando llegan a ser Sailas deben ser comprensivos con la gente, amar al pueblo y tener decisión. Es como una clase de líder. Puede escogerse como el mayor de los ancianos.

¿Por cuánto tiempo es el cargo?

Bueno, si hace bien el trabajo es hasta la muerte, pero si no le dicen que tiene que esperar un turno futuro y eligen a otro.

¿Cómo fiscalizará usted al gobierno desde la Asamblea?

Bueno como a penas estoy entrando vamos a ver qué es lo que va a pasar ahí. Además como se que hay comisiones...

¿Qué Comisión le gustaría ingresar?

A la de asuntos indígenas y medio ambiente.

La función de los diputados en la Asamblea Nacional está siendo muy cuestionada. La fiscalización al Ejecutivo no ha sido la más adecuada. ¿Qué miraría de cerca a usted?

Yo tengo la parte de recursos humanos y el turismo, lo combinaría con ver las planillas para dar trabajo a las personas.

Se busca lograr mayor transparencia en la ejecución de los diputados, qué va aportar Petita en este sentido?

Llegará el momento. Quiero servir a mi pueblo y a lo que pueda trabajar haciendo las leyes.

Cómo puede estar seguro su electorado que no los va a defraudar?

Yo siento que he venido surgiendo del trabajo, viendo la parte interna de la vida pública y siento que ahí tengo el apoyo, y no puede ser que a esta hora, siendo madre y abuela, no voy a ver tantas cosas difíciles que vendrán. Yo se que eso viene de arrastre, así que voy a dar el poquito que yo conozco.

¿Fue más difícil recorrer este camino como viuda?

No, porque cuando nosotros hablamos de matriarcado hablamos de equidad. Cuando mi marido vivía, yo lo acompañaba y él a mí hasta que llegué a un cargo importante en el partido. Cuando él fallece yo decidí apartarme del partido y comenzar a trabajar los trabajos de auto gestión que tenemos en la isla. En eso comienzo a trabajar con mi familia y eso me hizo enseñar a todos que no era mi marido solo, sino que yo también podía hacer las cosas.

¿A qué edad quedó viuda?

A los 42.

No se volvió a casar…

No, porque tuve más visión por mis hijos y mi familia.

Pero podría...

Si, si consigo uno bueno (risas)

El narcotráfico ha penetrado la Comarca, ya sea cuidando los cargamentos que tiran los narcos en huidas, o trasladando la droga. Qué pasa en ese sentido?

Nosotros les llamamos mulas porque el pueblo no sabe cómo viene, pero cuando les cae del cielo la droga es una millonada. Pienso que ahí ellos utilizan a nuestra gente mientras los narcos están tranquilos esperándolos en otro lugar.

¿Qué trabajo preventivo hacen en la comunidad al respecto?

Dentro del congreso hay autoridades que hacen esa docencia. Como se trata de dinero fácil para muchos, es ir por ese camino y para otros es educar porque hasta en las escuelas tienen ese problema.

¿Es muy frecuente?

Si.

¿Cómo llega la droga a la Comarca?

Por la frontera, o por lanchas o las tiran de los aviones.

¿Y después qué sucede cuando tienen la droga los indígenas?

No se cómo se comunican, la cosa es que siempre utilizan al indígena para traslado, eso sí.

¿Usted seguirá la línea del partido al momento de aprobar leyes o impondrá su propio criterio?

De repente como venga, si en la línea del partido hay cosas bien para nosotros sí. Sino estudiaremos bien cómo será. Nos dijeron que dependía de nosotros, que es para un buen gobierno que se va a trabajar. Nosotros estamos llegando a penas.

‘El tiempo pasó y la influencia del mundo exterior también trascendió a las Comarcas con la exigencia de los derechos de la mujer, y nos damos cuenta que tenemos derecho a participar'.
 
‘Con el tiempo me di cuenta que los hombres están en la misma condición que una mujer para aspirar a un poder, y eso es a lo que las mujeres nos debemos enfrentar'.
 
PRIMERA DIPUTADA GUNA

La mujer Guna que desafió sus propias barreras y confió en la auto gestión

Nombre completo: Petita Ayarza Perez

Nacimiento: 10 de enero de 1965 Guna Yala, Corregimiento de Narganá, San Blas.

Ocupación: diputada, activista social, empresaria del sector turístico

Resumen de su carrera: es una activista social feminista por los derechos de las mujeres de la etnia Guna y política panameña.? Es actualmente diputada electa por el circuito 10-1 y además, la primera mujer Guna en ser diputada a la Asamblea Nacional de Panamá. Ha sido delegada del Partido Revolucionario Democrático y además de presidenta del colectivo en la comarca. Obtuvo una licenciatura en Recursos Humanos en la Universidad de Panamá. Dirección Regional del Ministerio de Desarrollo Social - Comarca Guna Yala 2005. Presidenta de la Asociación de Cabañas en Guna Yala 2015. Administradora y gerente en la Cabañas Guanidub.

comments powered by Disqus