Nacional 13/03/2015 - 12:00 a.m. viernes 13 de marzo de 2015

Mosquitos "alterados" disminuyen índice de infestación

Los 4.2 millones mosquitos alterados genéticamente liberados en Nuevo Chorrillo, lograron reducir en un 93% la incidencia del dengue

Los mosquitos fueron liberados entre los meses de abril y octubre de 2014. / Aris Martinez | La Estrella de Panamá
Aris Martinez | La Estrella de Panamá

Los mosquitos fueron liberados entre los meses de abril y octubre de 2014.

Isaías Cedeño
periodistas@laestrella.com.pa

Las pruebas finales del experimento llamado ‘Mosquito transgénico’ dieron resultados positivos, de acuerdo con fuentes del Instituto Conmemoratativo Gorgas de Estudios de Salud (ICGES), a cargo del proyecto.

El experimento, que costó al estado $620 mil, consistió en liberar a unos 4,2 millones de insectos alterados en la comunidad de Nuevo Chorrilo, distrito de Arraiján.

Los mosquitos mostraron tener la capacidad para reducir en un 93% la incidencia de la enfermedades de dengue y chikunguña en una muestra de 200 familias, más de mil personas.

No obstante, los resultados no son conclusivos. Para determinar si los mosquitos genéticamente alterados pueden ser utilizados a gran escala para el combate de las enfermeddes del dengue y chikunguña, sería necesario utilizar una muestra mayor en un poblado más grande, donde el impacto de la enfermedad sea más fuerte, señaló Lorenzo Cáceres, científico panameño a cargo de la investigación.

El tamaño de la muestra no es el único obstáculo para el Gorgas. La decisión de usar o no el mosquito para combatir el dengue dependerá de que el Ministerio de Salud (Minsa), cuente con el presupuesto necesario.

‘El siguiente paso es conversar con las autoridades del Minsa y analizar la relación costo beneficio’, señaló Néstor Sosa, director general del ICGES.

LA EPIDEMIA

El Minsa destina anualmente unos $10 millones a la atención de víctimas del dengue e impulsar campañas para la reducción de criaderos del mosquito transmisor; sin embargo, los resultados de esas inversiones millonarias no han mostrado los resultados esperados.

En los dos últimos años, no se ha registrado una disminución de los casos de dengue o chikunguña.

En el año 2013, se registraron 4,781 personas afectadas y ocho defunciones, como resultado de estos dos males.

Al año siguiente, el número de enfermos aumentó hasta 5,339 personas y hubo nueve defunciones.

En lo que va del año 2015, la cifra de contagios roza el medio centenar.

De acuerdo con los científicos, si el Minsa decidiera proceder con el experimento, este debería tener como escenario los barrios de Río Abajo, Juan Díaz, San Miguelito y Nuevo Arraiján, sitios donde se registra el mayor número de infecciones por dengue y chikungunña.

comments powered by Disqus