Nacional 06/06/2017 - 12:00 a.m. martes 6 de junio de 2017

México solicita extradición de exgobernador Borge

El proceso se concretará una vez se realice una audiencia para que un juez valide que la detención es legal

El exgobernador de Quintana Roo, trasladado a las instalaciones de la Dirección de Investigación Judicial. / Adriano Duff | La Estrella de Panamá
Adriano Duff | La Estrella de Panamá

El exgobernador de Quintana Roo, trasladado a las instalaciones de la Dirección de Investigación Judicial.

Anterior Siguiente

Adelita Coriat
acoriat@laestrella.com.pa

Detenido sorpresivamente en Panamá, el exgobernador del estado de Quintana Roo (México) Roberto Borge, será extraditado a su país natal en los próximos días.

La Cancillería panameña ya recibió la solicitud de las autoridades mexicanas para efectuar el trámite que podría tratarse de una extradición simplificada, lo que reducirá el tiempo en que el procesado podrá retornar a su país para rendir cuentas ante la justicia.

Borge, solicitado por presunto delito de lavado de dinero, deberá cumplir antes con los trámites propios de estas aprehensiones. Uno de ellos es pasar por Medicatura Forense, donde se establece su condición de salud.

Posteriormente, permanecerá en la Dirección de Investigación Judicial de la Policía Nacional en una celda transitoria hasta que se concrete su extradición.

Según una fuente de la Dirección Nacional de Migración, la orden de detención o alerta contra Borge ingresó al sistema local el domingo y el exgobernador había llegado a Panamá hace aproximadamente seis días.

Una fuente judicial indicó que se hospedó en el hotel Trump, donde pagaba $1,700 la noche. La fuente agregó que se movilizaba en Uber cuando requería desplazarse por la ciudad.

El domingo, cuando pretendía viajar a París, para después continuar su viaje a Madrid, España, Borge fue abordado por agentes de la Interpol antes de que ingresara al avión. ‘El hombre no puso resistencia, viajaba solo', apuntó una fuente judicial que conversó con La Estrella de Panamá.

El exgobernador fue detenido el domingo en horas de la noche en el Aeropuerto Internacional Tocumen. La Procuraduría General de la República de México (PGR) requiere a Borge por probable operación con dineros de procedencia ilícita.

Tras su captura, Carlos Joaquín González, actual gobernador del estado Quintana Roo, aplaudió la labor de la PRG y de la Policía Internacional.

EL PROCESO

Para lograr la extradición, el país requirente debe formalizar la petición en un tiempo perentorio máximo de 60 días. El país solicitante también puede optar por una extradición simplificada. Una vez cumplido este paso, se realiza una audiencia cuyo propósito es declarar legal la detención con fines de extradición, proceso que puede tomar un día.

Una vez que el juzgado valide la extradición, la Cancillería panameña revisa que la información esté acorde al origen de la petición y procede a autorizar el trámite.

Un comunicado de la PGR relató que la localización y detención de Borge fue resultado del trabajo conjunto de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales y de la Agencia de Investigación Criminal y la Procuraduría General de la Nación y de Interpol Panamá.

Por medio de investigaciones de gabinete y campo de la Agencia de Investigación Criminal y de Interpol Panamá, se tuvo conocimiento de que el detenido se hospedaba en un hotel de la capital panameña y que abordaría en la fecha señalada un vuelo con destino a París, Francia, por lo que se implementó un operativo lográndose su captura en el Aeropuerto Internacional de Tocumen.

SEIS DÍAS EN PANAMÁ

El exfuncionario mexicano estaba hospedado en un lujoso hotel de Punta Pacífica

Borge se disponía este domingo a salir del istmo con destino a Francia, para luego dirigirse a España.

México también puede solicitar a Panamá una extradición simplificada.

El exgobernador es señalado por enriquecimiento injustificado y desvío de fondos públicos, específicamente mientras ejerció la gobernación de Quintana Roo.

La petición de detención se sustenta en una orden de aprehensión librada el 31 de mayo de 2017, por juzgado de Distrito Especializado en el Nuevo Sistema en el Estado de México, con sede en Netzahualcóyotl, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, previsto en el Artículo 400, fracción ll del Código Penal Federal.

El artículo 521 del Código Procesal Penal describe que la solicitud de extradición debe formularse ante el Ministerio de Relaciones Exteriores por conducto del respectivo agente diplomático o por su agente consular. Debe presentarse copia de la orden de arresto cuando se trate de un imputado, como es el caso del exgobernador, y del auto de enjuiciamiento o prisión preventiva, y los elementos que prueban la detención.

Además de una relación precisa de los hechos que prueban el delito imputado y los datos que permitan establecer la idoneidad de la persona, entre otras informaciones.

SOBRE EL CASO

En mayo pasado, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, otorgó una entrevista a un medio radial mexicano en la que afirmó que su gobierno sabía que el exgobernador se encontraba en Estados Unidos y descartó que existiera alguna orden de detención en contra del copartidario del presidente Enrique Peña Nieto.

Borge es señalado por el desvío de recursos y enriquecimiento ilícito, así como de haber dejado en quiebra al estado que gobernaba de 2011 a 2016.

A principios de mayo, el Congreso de Quintana Roo pidió que se congelara las cuentas bancarias y se aseguraran los bienes y recursos del exgobernador, así como de sus posibles cómplices para evitar que evadieran la acción de la justicia.

Medios mexicanos reflejan que el exgobernador se llevó todo el dinero del turístico estado dejando en paupérrimas condiciones las arcas gubernamentales que deben atender las necesidades de la población.

El portal de Proceso señala la falta de transparencia en el manejo de los recursos, pues se desconoce el destino que se le dio al dinero de un fideicomiso para atender una eventual emergencia en las playas,

Se calcula que Borge pudo haberse apropiado en forma indebida de 70 millones de pesos (aproximadamente 4 millones de dólares).

El exgobernador solía estar acompañado de 44 escoltas, cantidad que se fue reduciendo a diez hasta quedar sin ninguno.

En febrero, la PGR confiscó 25 propiedades de Borge con un valor de 5 mil millones de pesos que supuestamente fueron vendidos de forma irregular en el mandato del gobernador.

En un comunicado previo, la PGR informó que el Ministerio Público Investigador ordenó se realizaran todas y cada una de las diligencias necesarias para la correcta investigación de los hechos, con lo que se pudo concluir, de manera provisional, la existencia de irregularidades en el proceso de enajenación de los inmuebles, además de que se logró corroborar que, en su totalidad, se vendieron, en promedio y aproximadamente al 6 por ciento de su valor comercial.

Añadió que ‘con la finalidad de evitar la destrucción de elementos de convicción y de salvaguardar la eficacia patrimonial del estado de Quintana Roo, la PGR decretó el aseguramiento precautorio de 25 inmuebles, cuyo valor comercial rebasa los 5 mil millones de pesos'.

En total, se han presentado siete denuncias contra el exgobernador mexicano, algunas por rentas confusas a maquinaria que carece de la documentación de soporte, según Carlos Joaquín González, quien sucedió a Borge en el cargo.

Borge está implicado en la venta de terrenos del estado, a través de prestanombres, a precios inferiores a los del mercado y la adquisición irregular de una empresa de embarcaciones turísticas.

Su captura, según González, es el resultado de ocho meses de trabajo con la autoridad judicial federal denunciando y aportando pruebas.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece el presidente Enrique Peña Nieto, acordó en diciembre pasado suspender los derechos como militante de Borge, una decisión que supone el paso previo a la expulsión. Borge es uno de los numerosos exgobernadores mexicanos involucrados en problemas con la justicia. Uno de los casos más mediáticos es el de Javier Duarte, gobernador de Veracruz de 2010 a 2016, quien fue detenido en Guatemala en abril tras estar seis meses prófugo. Duarte, expulsado del PRI en octubre del año pasado, está acusado de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada', según recogen medios mexicanos.

comments powered by Disqus