Nacional 15/03/2019 - 12:00 a.m. viernes 15 de marzo de 2019

Luis Correa, memorias de una casta de educadores chorreranos

Cuando se escriba la historia de la generación de educadores que ejercieron un rol determinante en la formación de estudiantes en la Escuela Secundaria Pedro Pablo Sánchez, en La Chorrera, el nombre de Luis Correa deberá ser enmarcado en molde de oro

  /

Anterior Siguiente

Alexis Sánchez
a2twin@msn.com

Siempre he tenido una admiración para aquellos educadores que participaron en la formación educativa de una generación de estudiantes, que pasamos por las aulas del glorioso Colegio Secundario Pedro Pablo Sánchez en La Chorrera, y adicionalmente por aquellos educadores que, fuera del recinto escolar, contaron con tiempo para dedicárselo a su amado distrito.

Y hay facetas que conjugan dos aspectos: ‘el estudiante que admira a su profesor y el profesor que, al abandonar el colegio el estudiante, guarda una admiración especial'.

Este es el caso de Luis Correa Velázquez, educador por excelencia, paladín de La Chorrera.

LA HORA INFINITA

Aún recuerdo su entrada el primer día de clases en la materia de Cívica, en 1977. En la mano derecha, su libreta de asistencia de los distintos salones, y su libro de Cívica. Siempre con su sonrisa, y su maestría para dictar las clases. Tanto era así que muchos no queríamos que se terminara la hora.

Antes de eso, llegaría a verlo en el año 1974, durante la celebración del XIV campeonato nacional de fútbol en la categoría mayor, celebrado en el distrito de La Chorrera, donde la sede fue el Estadio Matuna, y donde fue el alma y motor de ese campeonato, junto a Osvaldo Jordán, Virgilio Landecho, Benigno Rangel, Marcelino Ramos y Gilberto Valdés.

En ese momento nunca lo había tratado, pero al verlo en esos ajetreos se me antojó que era uno de esos personajes que son una verdadera inyección para la vida diaria.

Y es que el fútbol es su vida. Ese día Luis Correa pronunció, durante la inauguración, las siguientes palabras de antología: ‘Nuestra comunidad pretende, al realizar este campeonato, reforzar los lazos tan fraternos que siempre nos han unido en el desarrollo deportivo. Y, sinceramente, no esperamos conquistar el título de campeones, sino único y exclusivamente, ser los campeones de la amistad como anfitriones'.

TESTIMONIOS

Andrés A. Díaz, mejor conocido como ‘Camarón', jugador de fútbol que hoy cuenta con 72 años, evoca sus recuerdos de Lucho Correa: ‘Tendría siete años, recuerdo la imagen de Lucho Correa, ya que su hermano Meco Correa era mi padrino. Jugábamos en el parque de la Iglesia San Francisco de Paula y ahí hacíamos ‘machi' de fútbol, como gallada, y fuimos selección juvenil y mayor de La Chorrera. Nunca vi al profesor Correa jugar fútbol, pero tenía un entusiasmo único... Recuerdo verlo como educador. Cada vez que se inauguraba una liga de fútbol; salíamos del parque Feuillet, y como era un hombre al que le gustaba el fútbol, siempre estaba allí. Una persona respetuosa, muy tratable, cariñoso, buen conversador, y siempre metía el fútbol, muy respetado en La Chorrera, hombre muy honrado y correcto. Cada vez que había campeonatos, estaba anuente al deporte'.

Por su parte, Juan De Dios Ávila, soldador profesional, se limitó a decir: ‘hombre honrado y excelente ser humano'.

FICHA BIOGRÁFICA

El profesor Correa hoy cuenta con 86 años. Nació el 7 de febrero de 1933, de padres panameños, cursaría su educación primaria en la Escuela República de Costa Rica; luego cursó sus estudios secundarios en el Instituto Nacional. De ahí seguiría sus estudios en la Universidad de Panamá, donde obtuvo el título de profesor de Geografía e Historia.

Cuentan los que lo conocen que desde muy joven se inclinó por la cultura chorrerana. Era muy dado a participar de las danzas folclóricas de La Chorrera. También fue dirigente deportivo.

Participó activamente para dotar a La Chorrera de una biblioteca, siendo parte del comité para dicha construcción, que hoy lleva el nombre de Hortencio de Icaza. Asimismo, estuvo involucrado en la gestión de las gradas del estadio de fútbol Muquita Sánchez, las nomenclaturas de las calles de La Chorrera, y la organización de seminarios para educadores sobre el folclore chorrerano.

Su anhelo cumbre sería la construcción de un gimnasio auditorio para el distrito, que fue eliminado por un tecnicismo legal en el Municipio de La Chorrera.

AUDITORIO FRUSTRADO

Aún recuerdo la angustia aquella mañana en que se presentó el profesor al programa de radio ‘Punto de Encuentro', que dirige el exlegislador Raúl Ossa.

Al terminar, nos abordaría Luis Correa: ‘Raúl, me han informado que hay un jugarreta para quitarnos el terreno del auditorio en el Municipio de La Chorrera'. ‘Lucho, no puedo ir allá, pero Alexis te va a acompañar y él revisara el expediente', respondió Raúl.

Ambos salimos hacia el Municipio, ya que Lucho estaba citado a una reunión con el representante de Barrio Colon, Pedro Montero.

Posteriormente, el nombre de Pedro Montero saldría en un reportaje de La Estrella de Panamá , por ser uno de los adquirientes de la venta de una finca donde se construyó el Mall Anclas, y el hoy gobernador de Panamá Oeste, Temístocles Herrera, en su condición de alcalde, vendió el terreno a Valerio Gutiérrez, un funcionario del Idaan; a los días Valerio vende al representante Pedro Montero y a Marisín Herrera, hija de Temístocles Herrera y funcionaria de Bienes Patrimoniales del Ministerio de Economía y Finanzas. A su vez, estos vendieron al Mall Anclas.

Al verme el señor Montero, llamaría aparte a Lucho. ‘Si ese señor entra, no hay reunión', sentenció.

Posteriormente, Lucho regresaría para informar de lo acaecido. Al día siguiente, Ossa y el suscrito acudimos, entrando solamente Ossa a la reunión con Montero.

¿Cuál fue el resultado? Curiosamente aparecerían como los nuevos dueños de los terrenos despojados Pedro Montero, Gaspar Arosemena y otros. La visión para una obra de avanzada para la posteridad de los residentes en La Chorrera se perdió.

Recientemente fue postulado al premio Narciso Garay, donde recibió mención de honor. Se hace necesario que el Municipio de La Chorrera y el pueblo le rindan un homenaje.

Cuando se escriba la historia de la generación de educadores que ejercieron un rol determinante en la formación de estudiantes en el Colegio Secundario Pedro Pablo Sánchez, , el nombre de Luis Correa deberá ser enmarcado en oro.

comments powered by Disqus