Nacional 06/10/2017 - 12:03 a.m. viernes 6 de octubre de 2017

Isla San José, libre de residuos de armas químicas

La destrucción de ocho municiones químicas que quedaban fue parte de una operación que costó $13 millones.

La ministra de Relaciones Exteriores, Isabel Saint Malo (c), informó de la culminación de la limpieza. / Ed Grimaldo | La Estrella de Panamá
Ed Grimaldo | La Estrella de Panamá

La ministra de Relaciones Exteriores, Isabel Saint Malo (c), informó de la culminación de la limpieza.

Ismael Gordón Guerrel
igordon@laestrella.com.pa

La isla de San José, en el archipiélago de Las Perlas, está libre de las armas químicas que fueron dejadas por los Estados Unido, tras la Segunda Guerra Mundial

La destrucción de ocho municiones químicas que quedaban fue parte de una operación que costó $13 millones.

La limpieza de la isla se realizó entre el 13 de septiembre y el pasado 3 de octubre, como resultado de un ‘acuerdo' entre Panamá y Estados Unidos.

La ministra de Relaciones Exteriores, Isabel Saint Malo, recordó que la negociación del convenio, en el que Estados Unidos se comprometió a financiar y ejecutar la destrucción de las armas químicas, se extendió durante dos décadas y encalló en varias ocasiones por la falta de consenso sobre quién tenía la ‘responsabilidad de acometer la limpieza'.

El plan de destrucción de las municiones químicas y su posterior verificación fue presentado ante el 85 Consejo Ejecutivo de la OPAQ (Organización para la Prohibición de Armas Químicas), por el representante de Panamá ante La Haya, Países Bajos, Willys Delvalle, y tuvo el reconocimiento público de Argentina, Chile, México y Guatemala.

En el proceso de limpieza a la isla participaron 150 miembros del Comando Sur de Estados Unidos y la Policía Nacional. Además, funcionarios del Ministerio de Ambiente panameño. ‘No se registró ningún daño a la salud, ni a la seguridad humana, ni ningún impacto significativo al medio ambiente', enfatizó la ministra Saint Malo en rueda de prensa. Las armas químicas se detonaron en el sitio y se aprovechó la lluvia para disipar las sustancias.

En una visita al lugar en 2012, la OPAQ identificó ocho municiones químicas de fosgeno y cloruro de cianógeno, que fueron probadas por el ejército estadounidense y abandonadas tras la guerra.

En rueda de prensa, las autoridades panameñas aseguraron no tener constancia de la existencia de otras municiones químicas en la isla ni en otra parte del país. Añadieron que en el caso de que se descubran nuevas municiones se negociará otra vez con los Estados Unidos su destrucción basándose en el acuerdo que ha permitido la limpieza de la isla San José.

Estados Unidos mantuvo bases militares en Panamá hasta el año 1999. Durante su estadía en territorio nacional, aprovecharon para ensayar con armas que fueron utilizadas en los conflictos en que participó ese país.

comments powered by Disqus